Inicio / Blog / Especialidad en “pruritología” (picor vulvovaginal)

Especialidad en “pruritología” (picor vulvovaginal)

play Especialidad en “pruritología” (picor vulvovaginal)

La doctora Carmen Sala Salmerón, especialista en calidad de vida de la mujer de la Clínica Gine-3, indica los dos motivos principales por los que se debe pedir una cita urgente en ginecología cuando se siente picor y escozor vulvovaginal: “ni la paciente ni el farmacéutico conocen el origen de la picazón y la única manera de resolver el problema será con un diagnóstico certero basado en la experiencia clínica y en el resultado de las pruebas analíticas”.

Este tipo de prurito, que provoca la necesidad imperiosa de rascarse, es una sensación molesta y desagradable, de ardor, que puede ir acompañado de un aumento del flujo vaginal, de ulceritas, de ampollas o de lesiones vesiculares en toda la zona; incluso la mujer puede padecer fiebre.

“Muy frecuentemente, las pacientes llegan automedicadas a la consulta, ya sea porque ellas mismas han usado un remedio que emplearon en otra ocasión o porque se han aplicado óvulos o cremas recomendadas en la farmacia… y cuando las exploro con el espéculo -aparato para examinar cavidades del cuerpo- me encuentro una especie de fluido pastoso que impide hacer un buen diagnóstico”, argumenta.

El tratamiento médico del picor vulvovaginal siempre será consecuencia de la causa que lo origina

  • La sequedad que ocasiona el uso diario de compresas.
  • Infecciones por el hongo Cándida albicans.
  • Falta de higiene personal.
  • Escocedura por incontinencia urinaria.
  • Irritación por cercanía de una fisura o hemorroide.
  • Alergias por productos químicos contenidos en jabones, antisépticos, toallitas, preservativos o cremas lubrificantes.
  • Lesiones en la piel por psoriasis, herpes o foliculitis.
  • Posmenopausia, origen de la atrofia epitelial -tejido que recubre la zona-.
  • Diabetes descontrolada.
  • Hipertiroidismo.
  • Estados psíquicos de depresión o de estrés.

El diagnóstico tendrá en cuenta el historial clínico de la paciente, su modus vivendi actual, la exploración in situ y, si fuera pertinente, la toma de muestras, que pueden ser analizadas por la propia ginecóloga o remitidas a un laboratorio para su cultivo.

Además, la mujer tendrá que observar una serie medidas profilácticas: evitar el papel higiénico y toallitas perfumadas; no realizar duchas vaginales sin recomendación expresa; mantener limpia y seca el área genital; usar ropa de algodón; y limpiarse correctamente, de delante hacia detrás, después de orinar y defecar.

La ginecóloga y obstetra barcelonesa, experta en suelo pélvico, “no” da recetas telefónicas para curar el prurito vulvovaginal. Tienes que ir a verla para que te vea… algo insustituible en estos tiempos de machacona realidad virtual. EFE / GRB

Otro problema con este prurito tan desesperante suele sobresalir durante la primera consulta de esta patología.

“La paciente se sienta en la silla y deja sobre la mesa su historial, en algún caso hasta tres años documentados de ires y venires a múltiples consultas. Luego me dice… tengo picores desde entonces y creo que son hongos, pero no se me curan…”, relata con sensibilidad la doctora Carmen Sala para dar a entender la angustia vital que genera esta dolencia.

En ocasiones, puede que no se llegue a un diagnóstico preciso, y algún expediente, incluso, se convierta en un misterio de la biología; pero lo que sí está meridianamente claro es el mensaje de la doctora Sala:

“Sin conocer la causa que origina el prurito vulvovaginal no se puede recetar un medicamento. Si así se procede, lo único que se conseguirá es enmascarar el cuadro clínico y complicar el diagnóstico y su tratamiento”.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies