Inicio / Sanidad / España, a la cabeza de Europa en donación y uso terapéutico del cordón umbilical

España, a la cabeza de Europa en donación y uso terapéutico del cordón umbilical

España, con más de 57.000 unidades de calidad almacenadas en siete bancos públicos, lidera en Europa la donación y uso terapéutico del cordón umbilical, un tejido rico en células madre que se utiliza cada vez con más frecuencia para tratar enfermedades de la sangre como la leucemia y patologías relacionadas con la inmunodeficiencia

España, a la cabeza de Europa en donación y uso terapéutico del cordón umbilical
El Banco de Tejidos de Andalucía, con sede en Málaga. EFE/Rafael Díaz

España es, según el Foro Internacional de Acreditación (IAF por sus siglas en inglés), el país europeo en lo más alto del podio en materia de sangre de cordón umbilical: las 57.385 unidades que tiene almacenadas en siete bancos públicos (Barcelona, Galicia, Madrid, Málaga, País Vasco, Tenerife y Valencia) representan el 10% del total a nivel mundial.

La IAF reúne a todas las entidades de acreditación del mundo, entre ellas la Fundación CAT, que se encarga de acreditar de forma voluntaria la calidad de los bancos de sangre de cordón en el país.

Por eso, este logro significa que “las unidades de sangre de cordón de los bancos públicos españoles cumplen con unos altos estándares de calidad”, como asegura a EFEsalud Gregorio Garrido, jefe de servicios médicos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

Cantidad y calidad

Los datos de la IAF indican que España no sólo es el primer país europeo y tercero del mundo -después de Estados Unidos y Japón- en número de cordones utilizados, sino que el 87% de las unidades almacenadas son de máxima calidad.

Las unidades de alta calidad, explica Garrido, “son las que tienen más de 1.000 millones de células nucleadas, esto es muy importante porque el éxito de un trasplante depende del número de células que tiene la unidad de sangre de cordón:si la unidad tiene pocas células, entonces el trasplante no tiene tan buenos resultados”.

El Banco de Tejidos de Andalucía, con sede en Málaga. EFE/Rafael Díaz

Para Garrido la clave del liderazgo español surgió en el año 2008 con la aparición del Plan Nacional de Sangre de Cordón Umbilical en el que se planteó “alcanzar las 60.000 unidades de sangre de cordón almacenadas en 2014”, un objetivo que está prácticamente logrado.

No obstante, este plan cuenta con una comisión de seguimiento que, además de seguir trabajando intensamente para superar el récord trazado, ha decidido centrarse en dos vías diferentes en relación a los bancos de sangre de cordón, como señala el doctor Gregorio Garrido:

  1. La renovación del inventario. “En la mayoría de los bancos hay unidades de sangre de cordón muy antiguas y con pocas células, porque cuando se empezaron a recoger no se era tan estricto con el número de células que exige el plan. Se están revisando las unidades antiguas para desechar las que no cumplen con la celularidad y sustituirlas por unidades de cordón nuevas”.
  2. La variedad antigénica. “Nos interesa tomar unidades de cordón de madres y de padres que sean latinoamericanos, asiáticos, etcétera, de las que no tenemos suficientes unidades, con el fin de mejorar la variedad antigénica”.

Sobre los trasplantes

El Plan Nacional de Sangre de Cordón es complementario al Plan Nacional de Donación de Médula Ósea porque, como afirma Garrido, la idea es que los pacientes que necesitan un donante tengan las mayores probabilidades de conseguirlo.

El objetivo de los trasplantes es cambiar una médula ósea enferma por una sana y esto se logra, como precisa Garrido, con unas células llamadas progenitores hematopoyéticos.

“Los trasplantes se pueden hacer por tres tipos de progenitores: de la médula ósea, con las células de la sangre del cordón y con las células madre que circulan por la sangre de los donantes, la sangre periférica”, agrega.

Estos trasplantes, independientemente de la fuente, se llevan a cabo principalmente en pacientes que tienen enfermedades hematológicas, sobre todo las tumorales como la leucemia, y en otras como las inmunodeficiencias, patologías congénitas o hereditarias y algunos tipos de tumores sistémicos o de órganos sólidos.

Salvar vidas

La sangre de cordón umbilical de donantes españolas ha permitido salvar hasta la fecha la vida de 1.934 pacientes que necesitaban un trasplante de células madre sanguíneas: 553 españoles y 1.381 extranjeros.

Según los datos del Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO), el 91% de los pacientes que buscaron el año pasado un trasplante de células madre sanguíneas encontraron un donante adecuado de médula ósea o una unidad de sangre de cordón umbilical compatible.

Quienes se interesen en la donación del cordón umbilical deben hacerlo a través del sistema público de salud, como recomienda la ONT.

“La donación no tiene riesgos ni para la madre ni para el niño. Cuando el bebé ha nacido y antes de que se produzca la expulsión de la placenta, se canaliza el cordón umbilical con una aguja y de ahí se extrae la sangre del cordón umbilical que va a una bolsa, que es la que se almacena en los bancos”, explica Garrido.

Este experto aclara que las familias interesadas en este proceso deben informarse y comunicárselo al especialista de cabecera. Garrido enfatiza que “una donación depende de que la madre o el padre no tengan problemas de salud y de que el hospital esté autorizado para la donación de sangre de cordón”.

No todos los hospitales o clínicas del país pueden hacer este procedimiento, porque deben cumplir unos requisitos que dependen de los medios técnicos con los que cuenten y la formación específica de sus profesionales.

“En el sitio web de la ONT hay un listado de hospitales autorizados para la donación de sangre de cordón”, concluye Garrido.

(No Ratings Yet)
Cargando…