Inicio / Nutrición / Equilibrio energético para poner freno a la obesidad

Equilibrio energético para poner freno a la obesidad

Mantener el peso corporal es una cuestión matemática en la que el equilibrio se logra cuando la ingesta iguala al gasto de energía. Un estudio provee tecnología de vanguardia para medir con precisión el balance energético de la población; un factor clave en la prevención de la obesidad y el sobrepeso

La Real Academia Nacional de Medicina (RANM) ha acogido la celebración de la sesión científica ‘Balance energético y encuestas alimentarias’ en la que se ha destacado la precisión de los datos del balance energético a nivel individual y poblacional como elemento fundamental para poner freno al sobrepeso y a la obesidad, considerada la epidemia del siglo XXI.

Tecnología y precisión contra la obesidad

Para lograr que la medición de datos sea más exacta, la Fundación Española de Nutrición (FEN) ha desarrollado el estudio ANIBES (Antropometría, Ingesta y Balance Energético en España), un instrumento eficaz para obtener un mejor conocimiento del balance energético de la población.

En este evento, que ha contado con la colaboración de la Academia Española de Nutrición, y de Coca-Cola, se ha destacado que en la prevención del sobrepeso y la obesidad es esencial contar con datos precisos sobre el balance energético de la población; solo así es posible crear ingestas de referencia y recomendaciones nutricionales y de ejercicio físico con una mayor certeza. 

El doctor Gregorio Varela-Moreiras, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo y presidente de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), indica que hasta ahora la infravaloración de la ingesta y la sobrevaloración del gasto energético ha sido un problema habitual en las encuestas alimentarias. “Esto impacta sobre todo en aquellos grupos de población en los que el control del balance energético es más necesario”, apunta.

El doctor Varela-Moreiras afirma que “el uso de las nuevas tecnologías abre muchas e innovadoras posibilidades para contar con datos precisos en las encuestas de balance energético”; ésta es la meta del estudio ANIBES, una herramienta actualizada y útil que llega de la mano de la FEN.

Un objetivo: alcanzar el equilibrio

El control de la energía ingerida por medio de alimentos y bebidas, así como de la gastada debido al ejercicio físico, el mantenimiento de las funciones vitales y la empleada para poder utilizar los nutrientes contenidos en los alimentos, es esencial para prevenir la obesidad.

El doctor Ángel Gil, presidente de la Sociedad Española de Nutrición (SEN), explica que el mantenimiento del peso corporal se produce con el equilibrio energético, cuando la ingesta iguala al gasto.

Diferentes ingredientes para preparar empanadas de calabaza. Efesalud.com
EFE/LARESSA WATLINGTON

Gil señala que “el peso corporal varía sólo cuando el gasto es desigual a la ingesta en periodos relativamente largos de tiempo y no debemos olvidar que existe una ingesta mínima de energía y por lo tanto lo más adecuado es aumentar el gasto y no seguir reduciendo únicamente la ingesta”.

Proteínas, grasas e hidratos de carbono son los nutrientes que se ingieren a través de los alimentos, que junto con el alcohol, proporcionan la energía que a su vez se gasta con la actividad física, el metabolismo basal en reposo y el efecto térmico de los alimentos.

“Por eso, el conocimiento detallado de los componentes del balance energético y los factores que influyen en él puede ayudar a combatir tanto el sobrepeso como la obesidad”, concluye el presidente de la SEN.

(No Ratings Yet)
Cargando…