Inicio / Sanidad / Entra en vigor el pago de medicamentos para dolencias menores

Entra en vigor el pago de medicamentos para dolencias menores

El uno de septiembre se convierte así en una fecha emblemática para los españoles y para el Sistema Nacional de Salud (SNS).

fármacos
Un ciudadano compra un medicamento en una farmacia de Barcelona. Julián Martín/ EFE

CONSULTE EL LISTADO DE MEDICAMENTOS

Los pacientes deberán abonar íntegramente el precio de algunos fármacos indicados para dolencias menores, tales como irritación de la piel, tos, acidez, diarrea o estreñimiento, lo que permitirá un ahorro que el Ministerio de Sanidad ha cifrado en más de 450 millones de euros.

En total son 417 medicamentos los que dejarán de ser financiados por la Seguridad Social, la inmensa mayoría para síntomas leves, aunque 97 de ellos mantendrán la financiación para tratar enfermedades graves o crónicas.

La medida se engloba en la política del Ministerio de Sanidad para salvaguardar al Sistema Nacional de Salud (SNS), sobre el que pesa una deuda de más de 16.000 millones de euros.

La ministra se explica

Con esta revisión, según la ministra de Sanidad, Ana Mato, “se deja de financiar medicamentos no esenciales y así se asegura el acceso a todos los fármacos necesarios para las enfermedades que ponen en peligro la vida de los ciudadanos, sin importar su coste”.

Este departamento señala que España se mantiene como uno de los países europeos con más fármacos financiados y que, junto con Francia e Italia, es el único que supera los 10.000 productos con cargo a fondos públicos, en concreto, más de 18.000.

Algunos de estos productos son tan populares como Almax (antiácido), Emportal, Duphalac o Plantago (laxantes), Fortasec (antidiarreico) y pomadas para aliviar el dolor causado por la artritis como Fastum, Calmatel, Movilisin, o para el tratamiento de afecciones inflamatorias como Zenavan.

Los ciudadanos también deberán pagar por medicamentos para la tos como Mucosan o Pectox, y por fármacos para el tratamiento de los síntomas de la rinitis alérgica, como Rinomax, además de por la acetilcisteína para patologías neumológicas, entre otros.

No obstante, algunos de los tratamientos incluidos en la lista seguirán teniendo financiación pública cuando sean indicados para patologías concretas como, por ejemplo, el cáncer, enfermedad inflamatoria intestinal o paraplejia, entre otras.

Pero a pesar de esta exclusión de la financiación de más de 400 fármacos, todos los que están incluidos en la lista se pueden y se deben seguir recetando cuando el médico lo considere apropiado, aunque el paciente tendrá que abonar su coste íntegro.

(No Ratings Yet)
Cargando…