Inicio / Empresas / Enrique Ordieres: “Los genéricos actúan como reguladores de los precios”

Enrique Ordieres: “Los genéricos actúan como reguladores de los precios”

Cinfa ha apostado por la calidad y la reinversión de beneficios y por ello es el laboratorio más presente en los hogares españoles, con 700 millones de medicamentos. Uno de sus secretos, los genéricos de alta calidad, campo en el que es líder

Enrique Ordieres: “Los genéricos actúan como reguladores de los precios”
Enrique Ordieres Sagarmínaga, presidente de Cinfa
La expansión internacional es otro de los pilares del plan estratégico del laboratorio, que ha inaugurado oficinas en Corea del Sur y acaba de lanzar la marca en el Golfo Pérsico. Planes, situación, retos y valores que analizamos con Enrique Ordieres Sagarmínaga, presidente de Cinfa.
  • La situación del sector farmacéutico es complicada ¿cómo consiguen ustedes crecer a pesar de la crisis?

Hay algunas empresas del sector que están sufriendo muchísimo. Nosotros en nuestro caso particular llevamos 44 años con un estilo de compañía peculiar. Un modelo de trabajo de esfuerzo, de austeridad, de ilusión y eso ligado con una reinversión continua.

Reinvertimos más del 90% de nuestros resultados anualmente y eso nos hace que estos años tengamos una base financiera sólida y podamos afrontar la crisis de manera más saludable.

Al final, lo que tenemos que ver es cómo el fruto de esa inversión continua se va consiguiendo. Tenemos una empresa muy bien posicionada, una marca Cinfa muy reconocida por todos los pacientes españoles, creación de empleo, proyectos de futuro, inversiones importantes, y eso se percibe y se palpa; dos fábricas francamente innovadoras, este es el secreto.

Enrique Ordieres Sagarmínaga
Imagen cedida por CINFA
  • ¿Qué problemas tiene el sector?

La situación no es buena, porque las medidas que se están ejerciendo dentro de un sector tan regulado para la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud son fuertes y esto le afecta, fundamentalmente en el precio de los medicamentos.

Se están produciendo medidas muy agresivas de reducción de precios para hacer el sistema sostenible, pero al final dentro de los gastos sanitarios, el gasto en medicamentos para el sector ambulatorio, ronda solo el 15%, la misma cifra que los países de nuestro entorno. Creemos que no debe haber muchas más medidas en cuestión de precios.

Con todo, la situación de Cinfa ha sido de un crecimiento importante en estos años; unido a la crisis se ha producido una mayor concienciación de los ciudadanos y de los profesionales sanitarios sobre la utilización de medicamentos genéricos.

Es cierto que, sobre todo, nuestro volumen de fabricación y de preparación de este tipo de medicamentos ha crecido pero, por otro lado, los precios han caído mucho y esta es la parte negativa.

  • Gran parte de su facturación de su empresa es debido a los genéricos. Su apuesta por ellos ha sido y es firme.

A mediados de los 90 nos lanzamos al mundo de los genéricos porque vimos qué estaba ocurriendo en Europa. Nos llevan mucho tiempo de ventaja y de calidad en cuanto a la utilización de dicha ventaja.

Queremos que haya nuevos medicamentos para nuevas patologías y que sean más eficaces pero para financiar esos medicamentos nuevos también necesitamos los genéricos que actúan como reguladores de precios y permiten que el sistema sea sostenible. Este equilibrio es el que hay que balancear y tiene que ser adecuado.

  • La apuesta por los genéricos es fuerte pero están comenzando también en el campo de la nutrición. En España todavía no existe un uso habitual de complementos nutricionales pero todo apunta a que vamos hacia ello ¿cuál es su opinión?

Lógicamente, la crisis afecta mucho a este tipo de productos que quizá no son tan esenciales; no están ligados a la enfermedad sino a la prevención.

Enrique Ordieres
Imagen cedida por CINFA

Estamos convencidos de que este consumo va en aumento y hablamos no solo de complementos nutricionales sino de otro tipo de complementos que pueden ayudar a prevenir algunas enfermedades o a conseguir que la evolución de las mismas no sea tan inminente.

Podemos hablar de medicamentos para prevenir problemas cardiovasculares, para temas de la salud femenina como la menopausia…

Acabamos de desarrollar un complemento nutricional para trastornos del sueño. Toda esta cultura todavía no está implantada en España y en momentos de crisis difícil es que así sea.

  • ¿Qué productos ofrecen en el campo de la nutricosmética?

Tenemos algunos nutricosméticos específicos para el cuidado de la piel por dentro. Pueden actuar como complementarios de nuestra linea de cuidado de la piel Be+. Todos los productos desarrollados en los últimos años para el cuidado de la piel y ahora con la nutricosmética se complementan adecuadamente.

  • Puede que sea necesario un cierto cambio cultural para aceptar este tipo de productos…

Ya es una necesidad; todo el mundo sabe que vamos a vivir muchos más años; cuando somos relativamente jóvenes tenemos que hacer cosas para que la calidad en esos años posteriores sea mejor. Lo mismo que hacer ejercicio y tener hábitos de vida saludable existen opciones dentro de la nutrición o la nutricosmética que pueden encaminarnos hacia esa línea.

  • ¿Cuál es su objetivo para este año en este campo?

El año pasado lanzamos nuestra primera línea dirigida a este tipo de productos a la que dedicamos tres millones de euros. Nuestra idea es ir posicionando en el mercado todos nuestros productos y siempre con una base científica importante y bajo una calidad demostrada, esta es nuestra filosofía.

  • Dentro del sector de la dermocosmética existe mucha competencia ¿cómo se combate esto en el sector farmacéutico sin hacer una publicidad tradicional?

Nuestros productos de cosmética, la línea Be+, está concebida bajo un paraguas de alta calidad y tolerancia, con todos los respectivos ensayos, test de eficacia, etc… Va dirigida al público final a través del mundo de la farmacia.

No es una línea médica, pero tiene un componente de salud importante, no solo de belleza y va bajo el auspicio de los profesionales farmacéuticos, es a través de quien queremos comercializarlo.

  • En 2012, Cinfa ha lanzado 61 productos nuevos, 15 en el mercado internacional ¿qué está previsto a este respecto para 2013?

Para este año las cifras se invierten y aumentamos el número en lanzamientos fuera de España. Los datos para el mercado internacional son 76 nuevos productos y para el nacional, 37.

  • Teniendo en cuenta esta tendencia ¿cuáles son sus planes de expansión internacional?

Quizá es uno de los retos pendientes. Aunque estamos en 52 países todavía el volumen de facturación que viene de fuera de España es relativamente bajo y más cuando estamos entrando con medicamentos cada vez más complejos que exigen mercados más grandes, no solo el mercado español.

Enrique Ordieres
Imagen cedida por Cinfa

Tenemos un gran reto, estamos reorganizando toda nuestras posiciones internacionales, acabamos de crear una filial en Corea del Sur, acabamos de presentar la compañía en la zona del Golfo Pérsico, en Emiratos Árabes.

Queremos consolidar todas estas posiciones que nos permitan crecer un poco en países que están en ciclos de crecimiento no en decrecimiento como la mayoría de los europeos, y nos permita tener mayor estabilidad. Es uno de los deseos que tenemos para los próximos años.

  • Las diferencias de mercados, legislaciones y de culturas son clave para la expansión.

Sin duda, y hasta las necesidades de los pacientes son distintas. Acabamos de lanzar nuestra línea de cosmética Be+ en Corea del Sur. El tipo de piel de una persona de Corea no tiene nada que ver con el tipo de piel de un español.

Es parte de la complejidad de la internacionalización: modelos que funcionan aquí no tienen por qué valer para otros países y si los exportas de la misma manera estos modelos puedes fracasar. Esta es la complejidad del mercado internacional.

  • Corea del sur ¿por qué han empezado allí?

Porque es un país con unas medidas regulatorias serias, estables. El mundo del medicamento exige fuertes inversiones; nosotros queremos entrar en países que nos pueden dar cierta estabilidad y no en los que tengan normativas cambiantes cada seis meses que puedan poner en peligro un proyecto.

  • En Panamá, Cinfa es proveedor en exclusiva de determinados productos del equivalente allí a nuestra Seguridad Social, ¿es posible extender esta posibilidad a otros países?

Tenemos que ver con qué capacidades de expansión contamos; tampoco podemos estresar la compañía de una manera muy grande; siempre con cierta prudencia y cierta austeridad. Iremos abriéndonos a otros países que apuesten por medicamentos de calidad y por eso, nuestra presencia en los países del Golfo Pérsico que aspiran y miden mucho la calidad europea.

Allí gusta mucho la calidad europea y es donde creemos que tenemos una oportunidad; otros países que tiene otras problemáticas no están en nuestros objetivos a corto o medio plazo.

En África, llevamos mucho años, en Argelia nuestro Respibien es un medicamento líder.

Calidad y sostenibilidad; creemos que hacemos medicamentos de muy alta calidad a un precio asumible tanto para los sistemas públicos como para los ciudadanos y ese mix es el que queremos ofrecer: los más altos estándares de calidad europea a precios sostenibles.

Estamos reorganizando nuestra presencia, creemos que podemos tener oportunidad en países emergentes en los que el concepto de “genérico” no está establecido y puede haber oportunidades allí.

  • El contacto con algunos de estos países ya lo realizan ustedes a través de obra social ¿qué compromisos tiene Cinfa a este respecto? ¿Qué valores promueve la empresa?

Por un lado cuidar a las más de 900 personas que trabajan en Cinfa; muchas acciones de conciliación de la vida familiar y laboral; somos una empresa que cuida el medioambiente, nos han dotado de la máxima eficiencia energética a las oficinas y por supuesto, tenemos colaboraciones del sector farmacéutico.

Enrique Ordieres
Imagen cedida por CINFA

En temas más concretos, me gusta resaltar varios: uno, una empresa navarra que se llama Tasubinsa; más del 80% de los 1300 empleados que tiene son discapacitados; 159 personas discapacitadas de Tasubinsa trabajan en exclusiva para Cinfa, nos hacen el estuchado y preparación de pedidos de muestra línea de Farmalastic.

Es una colaboración de hace 21 años con ellos, no es una colaboración nueva. Para nosotros es muy importante y estamos muy orgullosos del papel que hacen y del servicio que nos dan.

Por otro lado, llevamos a cabo una idea que surgió dentro de unos talleres que establecimos para crear una cultura de innovación en la empresa: el “Teaming”. Los trabajadores donan un euro de su sueldo al mes, y la empresa dobla el capital recaudado y se destina a proyectos sociales que proponen y deciden los empleados de la empresa. Queremos colaborar socialmente y crear un ambiente de ilusión y orgullo de pertenecer a esta empresa.

(No Ratings Yet)
Cargando…