Inicio / Enfermedades / Enfermedades crónicas: el 70 por ciento de la actividad sanitaria

Enfermedades crónicas: el 70 por ciento de la actividad sanitaria

Las enfermedades crónicas aumentarán hasta representar el 70% de la actividad sanitaria global y generarán una sobrecarga económica significativa para los sistemas de salud, por lo que todos coinciden es urgente buscar soluciones

Enfermedades crónicas: el 70 por ciento de la actividad sanitaria
EFE/Jorge Luis Plata

Con el objetivo de afrontar esta carga y dar respuesta a los principales retos sanitarios del futuro, responsables de todo el sector se han dado cita en el XVII encuentro de la Industria farmacéutica en Santander, en el marco de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

En el panorama demográfico dibujado en el citado encuentro por el presidente de Farmaindustria, Jesús Acebillo, se estima que la población mundial crecerá en los próximos 15 años en 1.000 millones de personas, llegando a los 7.000 millones.

Al mismo tiempo se incrementará en 500 millones el segmento de edad superior a los 60 años y como consecuencia “las patologías crónicas aumentaran hasta representar el 70% de la actividad sanitaria global”.

Todo ello generará una sobrecarga económica significativa para los sistemas de salud de todo el mundo, tanto en los países desarrollados como en los emergentes, y tanto en términos de actividad asistencial como de coste.

Este escenario, según Acebillo, requerirá cambios estructurales a todos los niveles: en la industria, en los sistemas sanitarios, en la relación de estos con los distintos proveedores, y en general en toda la cadena de valor sanitaria.

Farmaindustria ha iniciado una reflexión estratégica sobre la mejor forma de contribuir a la sostenibilidad y modernización del sistema, “en el actual entorno de transformación global y en medio de la cuarta revolución industrial en la que estamos inmersos”.

Innovación y digitalización

Para la industria farmacéutica, explicó, hay dos dimensiones transformadoras que serán claves en la sostenibilidad y la modernización del sistema sanitario:

“Una es la innovación biomédica disruptiva, como motor de transformación de enfermedades y otra es la digitalización del sistema sanitario como motor para mejorar la eficiencia y simplificación”.

(De izq. a dcha.) Félix Lobo, director del Encuentro; Encarna Cruz, directora general de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia; María Luisa Real, consejera de Sanidad de Cantabria; Miguel Ángel Casermeiro, secretario general de la UIMP; Humberto Arnés, director general de Farmaindustria; Nathalie Moll, directora general de EFPIA, y Jesús Acebillo, presidente de Farmaindustria/Foto facilitada por Farmaindustria

La innovación disruptiva son los avances terapéuticos logrados en los últimos años, fruto del nuevo conocimiento en biología celular.

Estos progresos han cristalizado en productos biológicos “altamente específicos así como en procedimientos de terapia celular, terapia génica y medicina regenerativa, capaces de transformar radicalmente el tratamiento de las enfermedades”.

En cuanto a la digitalizacion, recordó que está transformando sectores tan dispares como el manufacturero, el financiero, el de la comunicación o el del consumo.

A su juicio la transformación digital también redefinirá y afectará a los sistemas de salud en el futuro inmediato, y se convertirá en el “motor más potente” del cambio de dichos sistemas.

Pero advirtió que los actuales sistemas públicos suelen ser poco flexibles y están enfocados principalmente al análisis presupuestario “y poco o nada al análisis cualitativo del coste en todas sus dimensiones, por paciente, por enfermedades o por intervenciones terapéuticas”.

Por todo ello el presidente de Farmaindustria consideró que es fundamental ir de la evaluación presupuestaria a la analítica para conocer el nivel de eficiencia del sistema en la gestión de las distintas patologías.

Avanzar al mismo tiempo en la digitalización “será avanzar en la eficacia y modernización del sistema”, añadió Acebillo.

Con estas premisas, la industria farmacéutica española se ha ofrecido a colaborar con las distintas administraciones sanitarias para llevar a cabo estudios piloto que midan los resultados en salud en distintas patologías.

Resultados en salud

Según el presidente de Farmaindustria se trata de consolidar la cultura de la medición de resultados en salud, otra cuestión clave para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario español.

Los resultados en salud, apuntó, no son otra cosa que medir, de la forma más eficaz posible, los resultados reales de los tratamientos que se aplican al paciente y que costes conllevan.

HIFU
Imagen del HIFU/Foto facilitada por HM Hospitales

En el encuentro de Santander, también la directora de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, Encarnación Cruz, coincidió en señalar que lo que debe “preocupar y ocupar” en este momento es el envejecimiento de la población.

La representante del Ministerio de Sanidad consideró que es responsabilidad de todo el sector impulsar iniciativas que promuevan la modificación de las actuales estructuras sanitarias para la sostenibilidad del sistema.

La consejera de Sanidad de Cantabria, María Luisa Real González, apostó, asimismo, por la reorientación del sistema sanitario para garantizar la sostenibilidad, pero indicó que en cualquier cambio e innovación no hay que olvidar que lo importante es el paciente y su seguridad.

A esta apuesta por la reorientación y medición de los resultados en salud de las iniciativas asistenciales, tecnológicas o farmacéuticas también se sumaron los médicos que asistieron al encuentro de Farmaindustria.

Todos coincidieron en que es fundamental, en primer lugar, determinar cuales serán las herramientas para medir los resultados en salud.

Tratamiento del cáncer

Incorporar herramientas de gestión para saber lo que se está haciendo y recoger esos datos, es lo prioritario según el jefe de Oncología del Hospital Clínico San Carlos, el doctor Eduardo Díaz-Rubio, quien señaló además que lo primero es preguntarse que datos se tienen y como hay que medirlos.

cáncer de mama
Centro de convenciones McCormick de Chicago, sede de la 53 reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO). EFE/Adaya González

Para este especialista, la innovación será clave en el tratamiento del cáncer, donde el progreso que se ha realizado en los últimos 30/40 años ha sido enorme y “eso ha hecho que hayamos aumentado notablemente la supervivencia actual: el 70% de los pacientes pueden tener una supervivencia de mas de cinco años”

En España, refirió, tenemos hoy alrededor de 215.000 casos de cáncer al año y se producen más de 100.000 muertes anuales y “eso significa que el 25% de todas las muertes están producidas por un tumor maligno”.

El tratamiento para algunos tumores han tenido “un progreso espectacular, pero en otros como el cáncer de páncreas el progreso ha sido muy mediocre”.

“Quiere decir esto que necesitamos de manera imperativa mejorar nuestros resultados, y la forma de hacerlo es incorporar innovación en lo que se refiere tanto a nuevos medicamentos como a tecnología”

Asimismo consideró que el costo en farmacia ha aumentado notablemente: “En oncología aproximadamente en los hospitales corresponde al 19 por ciento en farmacia y todo eso son debilidades que tenemos en el sistema”.

Además “no todos los fármacos valen lo que cuestan”, agregó este oncólogo.

Transparencia y resultados

La importancia de la transparencia fue introducida en el debate por el doctor Juan Ramón González Juanatey, jefe de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela.

Juanatey señaló que la “baja transparencia” del sistema sanitario es un problema a la hora de “mejorar la recogida y uso de los resultados en salud”.

Así defendió la apertura de espacios de transparencia de resultados.

No sirve de nada tener datos “si no tenemos la obligación de hacerlos transparentes, discutirlos y compararlos”, y si en un centro hay más mortalidad que en otro, “los datos no se pueden esconder, sino suponer una oportunidad de mejora para establecer estándares”.

Según Juanatey, en tres décadas en España la expectativa de vida ha crecido 6 años, y en ese tiempo la mayoría de los avances se han producido en el terreno de la cardiología.

Pero la mitad de esa ganancia en años de vida se debe al estilo de vida, a prevención, y aquí “ha jugado un papel importante la educación y la legislación, la ley antitabaco”.

angina de pecho
Logo del Congreso Europeo de Cardiología de Barcelona.

Y la otra mitad se ha debido a la incorporación de la innovación para tratar las enfermedades.

Señaló además que la sanidad española se enfrenta a retos organizativos importantes, la escasa coordinación entre administración y niveles asistenciales, la financiación, la poca transparencia y quizás qué hacer para mejorar los resultados en salud.

Sobre este último aspecto defendió que es un elemento central la eliminación del sistema de consultas, pruebas, diagnósticos y terapias que no aportan valor, “porque siempre se habla de incorporar al sistema, pero casi nunca de eliminar procesos que no aportan valor”.

Y en la perspectiva de los retos para intentar sostener la calidad de los resultados en salud, el cardiólogo apuntó a la transparencia, hacer que los resultados en salud puedan pertenecer al debate general de la sociedad.

“Creo que las sociedades científicas no pueden ser clubs de profesionales, deben tener un compromiso social, generar conocimiento participar en el debate sobre la innovación y establecer estándares de calidad asistencial; hay que debatir cómo mejorar resultados y reducir las inequidades entre diferentes áreas y centros, porque medir mejora, y hacer público lo que medimos mejora”, subrayó.cardiología

En este sentido la Sociedad Española de Cardiología tomó la decisión de publicar en los medios de comunicación la mortalidad comparada entre comunidades autónomas en el infarto y en la cirugía coronaria.

Había entonces nueve comunidades autónomas sin código de infarto, y en pocos meses lo pusieron en marcha, y “un código infarto cuando se aplica salva vidas al día siguiente por lo tanto la transparencia en resultados en salud es un elemento central”.

En su opinión, nadie debe tomar la publicación de datos como una amenaza hacia su organización o trabajo, sino que debería verse como una oportunidad de mejora.

“Si veo que en mi centro se mueren un 25% más de infartados que en el hospital vecino no puedo reaccionar escondiendo los resultados habrá que intentar ver donde se falla”,  resaltó.

(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies