Inicio / Mujer e infancia / La endometriosis, en el microscopio ginecológico de IVI

La endometriosis, en el microscopio ginecológico de IVI

El grupo IVI, líder europeo en medicina reproductiva con 28 clínicas, ha puesto en marcha unidades especiales de diagnóstico y tratamiento de la endometriosis en todos sus centros ginecológicos de España con el objetivo de mitigar el dolor y los problemas de infertilidad derivados de una patología que afecta a más de 150 millones de mujeres en todo el mundo

La endometriosis, que reduce de forma significativa la calidad de vida de hasta un 10% de la población femenina española, se caracteriza por el crecimiento de tejido endometrial fuera del útero, sobre todo en los ovarios, detrás del útero, en los ligamentos uterinos, en la vejiga o en el intestino, incluso en el recto; aunque también puede aparecer fuera del abdomen, como en los pulmones.

Este tipo de células “libres”, procedentes del revestimiento interior del útero, causan fuertes dolores menstruales, con sangrados irregulares y abundantes. También quistes en los ovarios, dolor pélvico inespecífico y problemas serios de infertilidad: una de cada tres mujeres tiene dificultades para quedarse embarazada y un 25% es infértil.

La endometriosis está emparentada directamente con la disminución de la reserva de ovocitos y con una peor calidad de los mismos.

Además, y a pesar de estar considerada una patología benigna, influye negativamente en las relaciones familiares, sociales, laborales y de pareja, ya que el dolor se persona durante las relaciones sexuales.

Especialización endometrial

Una ginecóloga explora el útero y la cavidad pélvica para diagnosticar una posible endometriosis.
Exploración ginecológica. Fotografía cedida por IVI.

Su diagnóstico suele ser demasiado tardío. Normalmente se demora entre cinco y diez años desde que se detectan los primeros síntomas, siempre con base en el dolor en la zona abdominal. Se detecta entre los 25 y los 35 años de edad de la mujer, pero se inicia con la menarquia.

El desconocimiento de los síntomas por parte de la población femenina y la falta de especialistas en este campo contribuyen al detrimento de la calidad de vida de las mujeres, conocedoras o no de su dolencia al confundirse con otras patologías gastrointestinales o con el acostumbrado dolor de regla.

A pesar de los avances médicos alcanzados en los tratamientos para el dolor y la infertilidad, la endometriosis, que podría ser hereditaria, no tiene cura a día de hoy.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies