Inicio / Enfermedades / En busca de mejores expectativas frente a la Hipertensión Arterial Pulmonar

En busca de mejores expectativas frente a la Hipertensión Arterial Pulmonar

La Hipertensión Arterial Pulmonar (HAP) es una enfermedad crónica, progresiva, devastadora y con altas tasas de mortalidad y morbilidad; el proyecto “Change Perspective” es una iniciativa que busca mejores expectativas para los pacientes

La HAP es una enfermedad crónica que se caracteriza por un aumento progresivo de la presión media de la arteria pulmonar, debido a un estrechamiento de los vasos sanguíneos que se encargan de llevar la sangre del corazón a los pulmones para que se oxigene, que no está relacionado ni con el colesterol ni con la aterosclerosis.

Este aumento de la presión arterial pulmonar genera un sobreesfuerzo en el lado derecho del corazón  que, a la larga, se traduce en una insuficiencia cardíaca progresiva que conduce a la muerte prematura si no se diagnostica y trata a tiempo, informan especialistas en esta enfermedad.

Los enfermos de HAP sufren fatiga, dolor en el pecho, disnea o sensación de falta de aire, mareos y síncopes ante el esfuerzo y ello les incapacita para efectuar con normalidad actividades físicas cotidianas como caminar, subir escaleras, conducir, llevar peso, vestirse, asearse o peinarse.

Enfermedad rara

Se estima que afecta a unos 16 casos por millón de habitantes adultos, lo que supone unos 600 enfermos, motivo por el que se considera una enfermedad rara o poco frecuente, aunque probablemente se subestima su prevalencia.

El diagnóstico de la HAP no es fácil, ya que al principio no presenta síntomas claros y cuando aparecen se confunden con otras enfermedades cardíacas y/o respiratorias más comunes, como asma bronquial, enfisema pulmonar o crisis convulsiva, entre otras.

La progresión de esta enfermedad se mide mediante la capacidad que tiene el paciente para realizar ejercicio; los controles para ver la evolución de esta patología se hacen mediante el Test de la Marcha de 6 minutos.

El pronóstico de la HAP es malo porque la esperanza de vida de los pacientes es de menos de tres años si no se les trata adecuadamente, y la mayoría muere por un fallo ventricular derecho.

Un diagnóstico precoz y el tratamiento adecuado puede retrasar el deterioro del paciente.

En la última década, los principales avances de los tratamientos han supuesto mejoras en la evolución del paciente; pese a esta mejor evolución de la enfermedad, el 43 por ciento de los afectados mueren a los cinco años del diagnóstico.

Change Perspective

Con motivo del Día Mundial de la Hipertensión Arterial Pulmonar, hoy 5 de mayo, los laboratorios Actelion, que trabajan en tratamientos para combatir esta enfermedad, han lanzado la iniciativa “Change Perspective”, que pretende afrontar la HAP desde un nuevo punto de vista y ofrecer a los médicos debates clínicos con objetivos más ambiciosos en el abordaje de la enfermedad.

Se trata de una plataforma donde debatir el manejo de la HAP para ofrecer mejores expectativas a los pacientes.

El objetivo de “Change Perspective” es proporcionar una plataforma a los profesionales de la salud para reforzar los debates sobre esta enfermedad.

Hasta ahora, el manejo de la HAP se ha basado en ensayos a corto plazo y con variables de evaluación no predictivas de la evolución del paciente.

Los expertos piden establecer la introducción de una variable de morbilidad y mortalidad que defina mejor la evolución del paciente  a largo plazo.

La compañía Actelion ha sido la primera en impulsar un estudio (SERAPHIN) para evaluar el efecto de un tratamiento sobre morbilidad y mortalidad de los pacientes con Hipertensión Arterial Pulmonar a largo plazo.

(No Ratings Yet)
Cargando…