Inicio / Sanidad / El virus del Ébola: trabajar contrarreloj

El virus del Ébola: trabajar contrarreloj

El virus del Ébola, cuyo último brote ha causado más de un millar de muertos en África Occidental, no tiene tratamiento específico ni vacuna, por eso institutos nacionales de salud pública, universidades y farmacéuticas, sobre todo de EEUU y Canadá, trabajan sobre el ébola para tratar de dar con la solución.

El virus del Ébola: trabajar contrarreloj
Investigaciones sobre el ébola/EPA/Christian Charisius

La eficacia y los efectos secundarios de lo que aún se está diseñando en los laboratorios no se ha testado en humanos, está en fases preliminares, sin embargo la virulencia del ébola ha hecho que la OMS (Organización Mundial de la Salud) apruebe el uso de tratamientos experimentales en las víctimas del actual brote que ya ha causado más de mil muertes y más de 2.000 contagios en Liberia, Sierra Leona, Guinea Conakry y Nigeria. Se ha hecho un gran esfuerzo en el trabajo sobre el ébola.

ZMapp, el primero en la lista para luchar contra el ébola

El primero de estos fármacos que se ha administrado a humanos ha sido el denominado ZMapp, de la compañía Mapp Pharmaceuticals (EEUU), que ahora se encuentra ante el reto de comprobar el impacto del medicamento experimental, producir grandes cantidades y encontrar un comprador.

Este suero fue aplicado por primera vez a un médico y misionera estadounidenses que ahora se encuentran en Atlanta (Hospital Universitario Emory) y al religioso español Miguel Pajares, de 75 años, quien falleció el pasado 12 de agosto.

Además, varias dosis del mismo han llegado a Liberia para tratar a dos doctores infectados.

TKM-Ébola, la alternativa al ZMapp

El siguiente medicamento con más posibilidades de ser usado en humanos es TKM-Ébola, de la compañía Tekmira (Canadá), que recibió financiación del Departamento de Defensa de EEUU para su desarrollo.

Con sede en Vancouver, esta farmacéutica dijo esta semana que está en conversaciones con gobiernos y la OMS para el uso de su tratamiento en pacientes, del que ha completado una primera fase de pruebas clínicas “con éxito”, según un comunicado de la compañía.

VSV-EBOV, el tercero en la lista

VSV-EBOV es otro de los preparados candidatos a ser administrado a pacientes.

Se trata de una vacuna experimental desarrollada por la Agencia de Salud Pública de Canadá, que nunca ha sido probada en humanos pero ha mostrado resultados “prometedores” en animales, según el Gobierno canadiense, que ha donado a la OMS entre 800 y 1.000 dosis.

Aunque la propiedad intelectual la tiene el Ejecutivo de ese país, éste ha autorizado a BioProtection Systems (unidad de la compañía Newlink) a que siga su desarrollo para probar en humanos.

Para erradicar la epidemia, la mejor vía son las vacunas, señala Matthias Schnell, director del Centro Jefferson de Vacunación y profesor de inmunología y microbiología de la Universidad Thomas Jefferson, pero para esos pacientes que ya tienen la enfermedad las terapias basadas en anticuerpos pueden ser el mejor tratamiento.

“Es una manera de darle al cuerpo tiempo para reforzar sus defensas”, indica este profesor en la web de su universidad.

Según diversas estimaciones, la vacuna para el ébola podría estar en 2015 (si se cumplen los plazos más optimistas).

Otros tratamientos investigados

Además de la canadiense, hay otro trabajo sobre el ébola. Existen varias vacunas en desarrollo, como una basada en la vacuna de la rabia, en la que están inmiscuidos los Institutos Nacionales de Salud estadounidenses (NIH) y la Universidad Thomas Jefferson, -se ha probado con “eficacia” en animales-.

Esta vacuna no es la única en la que participan estos institutos, informa el departamento de Salud del Gobierno de EEUU. El Centro de Investigación en Vacunas del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas ha desarrollado un candidato a vacuna en colaboración con Okairos, adquirida recientemente por GSK.

Los trabajos se han acelerado y se está tratando de que empiece la I fase de los ensayos clínicos en otoño.

Según Jean-Marie Okwo Bélé, director de vacunas de la OMS, se pueden aplicar “procesos de urgencia” para que en 2015 se disponga de una vacuna y GSK (británica) es la que tiene más avanzado su prototipo que ha probado en animales con “resultados excelentes”.

Los NIH (Natural Institutes of Health) están apoyando también a la biofarmacéutica Crucell en el progreso de una vacuna para ébola y marburg, una fiebre hemorrágica viral muy grave y altamente mortífera provocada por un virus de la misma familia que el causante de la fiebre hemorrágica del Ébola. La fase I (un medicamento pasa por cuatro fases para su definitiva comercialización) está planteada para finales de 2015.

Estos institutos trabajan asimismo en varios tratamientos experimentales, como en el de BioCryst Pharmaceuticals. Un estudio de Nature demuestra en ratones que este fármaco -BCX4430- protege del ébola y marburg.

Asimismo, en la revista Antiviral Research, investigadores alemanes sugieren la eficacia del tratamiento con el antiviral T-705 o favipiravir -diseñado para gripe- en animales con ébola.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies