Inicio / Nutrición / El sedentarismo es más culpable de la obesidad de los españoles que la dieta

El sedentarismo es más culpable de la obesidad de los españoles que la dieta

El sedentarismo y la falta de actividad física son más culpables del sobrepeso y la obesidad de los españoles que las calorías que ingieren en su dieta, que se compone de más grasas y proteínas de las recomendadas por la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA), pero de menos hidratos de carbono

Es la conclusión del estudio de Antropometría, Ingesta y Balance Energético en España (ANIBES), elaborado por la Fundación Española de la Nutrición (FEN) en colaboración con cinco expertos científicos para conocer los patrones alimentarios de los españoles y su gasto de energía.

El estudio, en el que han participado 2.009 personas, indica que los españoles consumen de media cerca de 800 calorías menos que en 2010, al pasar a una ingesta diaria de 2.609 a 1.820, muy inferior también a la que reflejan los datos disponibles del año 1964 cuando era de 3.008.

Los expertos indican, no obstante, que los estudios de 2010 y 1964 se hicieron con una metodología diferente y “de menor precisión” que este análisis.

En esta investigación liderada por la FEN, han participado la Academia Española de Nutrición (AEN), la Sociedad Española de Nutrición (SEN), la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), la Fundación para la Investigación Nutricional (FIN), la Asociación de Estudios Nutricionales, y el Grupo de Investigación en Nutrición, Ejercicio y Estilo de Vida Saludable, con la colaboración de Coca Cola.

Los datos de los ciudadanos españoles por franjas de edad muestran que solo los niños de entre 9 y 12 años ingieren el número de calorías al día recomendadas por la EFSA (2.078 en niños y 1.973 en niñas). El resto se encuentra por debajo de la media recomendada.

Aumento del sobrepeso y la obesidad

Los responsables del estudio ANIBES de nutrición posan juntos en la presentación del informe. Efesalud.com
Los responsables del informe ANIBES en la presentación de esta investigación sobre ingesta y balance energético/Foto facilitada por los autores del estudio

En este sentido, el presidente de la FEN, Gregorio Varela-Moreira, aseguró en la presentación de esta investigación que a pesar de que la ingesta de calorías es menor año tras año, cada vez hay más niños y adultos con problemas de sobrepeso y obesidad y si bien ha insistido en que hay que ser “muy cuidadosos” con la dieta, ha dicho que se trata “aún más” de un problema del gasto energético.

Según la última Encuesta Nacional de Salud del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2013, el 41,3 por ciento de la población no desarrolla ningún tipo de actividad física.

“Si comprendemos el concepto de balance energético, es decir, la importancia de ingerir la misma cantidad de energía que la que se gasta a través de la actividad física, el metabolismo basal en reposo y el efecto térmico de los alimentos, contamos ya con uno de los factores más importantes para controlar el sobrepeso y obesidad”, ha señalado Varela-Moreira.

Por sexos, los chicos solo alcanzan el 85 por ciento de la recomendación media de calorías, fijada en 2.256, los adultos, el 89,6 por ciento de 1.978 y los hombres de edad avanzada, el 88,1 por ciento de 1.758.

En el caso de las mujeres, las adolescentes cumplen las recomendaciones en un 85 por ciento (deberían ingerir 1.887), las adultas en un 92,3 por ciento de 1.657 y las de mayor edad consumen el 90,1 por ciento de las aconsejadas, que son 1.466.

Perfil calórico desequilibrado

Los expertos que han participado en el estudio estiman que el “perfil calórico” de los españoles está “desequilibrado”, ya que hay un exceso en el consumo de grasas y proteínas, pero al mismo tiempo una ingesta de hidratos de carbono menor a la recomendada.

Cereales, carne y aceite de oliva son tres de los grupos y subgrupos de alimentos que más contribuyen a la ingesta calórica de los españoles, seguidos de productos de pastelería, embutidos o leche.

La EFSA propone que entre el 45 por ciento y el 60 por ciento de la ingesta total de nutrientes se componga de hidratos de carbono y el estudio ANIBES muestra que el consumo medio es de 41,5 por ciento.

Las grasas constituyen el 38 por ciento de las calorías, cuando deberían ser menos del 35 por ciento, y las proteínas el 17 por ciento, aunque no deberían suponer más del 12 por ciento.

El presidente de la FEN ha advertido de que los niveles actuales de ingesta de energía no se pueden reducir más sin poner en riesgo el consumo en cantidad suficiente de algunos nutrientes, como minerales y vitaminas, por lo que ha insistido en la necesidad de modificar el estilo de vida para aumentar el gasto energético.

La siguiente infografía permite visualizar algunos datos del informe.

 

Infografia cedida por los autores del informe ANIBES
(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies