Inicio / Sanidad / El sector farmacéutico rechaza una liberalización que no ahorraría costes

El sector farmacéutico rechaza una liberalización que no ahorraría costes

Los farmacéuticos y los distribuidores de medicamentos han puesto de manifiesto hoy su rechazo a cualquier intento liberalizador del sector, al considerar que no supondría un ahorro para el sistema sanitario y en cambio perjudicaría el servicio que se presta a los ciudadanos

El sector farmacéutico rechaza una liberalización que no ahorraría costes
La presidenta del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, Carmen Peña, en Valladolid donde ha participado en el VIII Foro de la Asociación para la Promoción de la Asistencia Farmacéutica (APROAFA), que analiza el actual modelo de farmacia en España. EFE/Nacho Gallego

El VIII Foro de la Asociación para la Promoción de la Asistencia Farmacéutica (Aproafa), celebrado entre ayer y hoy en Valladolid, ha mostrado su oposición a las medidas liberalizadoras planteadas por el Ministerio de Economía para profesionales como los farmacéuticos.

El foro lo han organizado el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos y la Federación de Empresas de Distribución Mayoristas con el lema “La farmacia, garantía de acceso al medicamento y al servicio profesional”.

La distribución farmacéutica se encuentra “al borde de la viabilidad económica”, según ha advertido el presidente de la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar), Antonio Abril, ya que la situación “es muy delicada” por los recortes en sanidad y por los impagos de algunas comunidades.

Antonio Abril ha manifestado que si los farmacéuticos dejan de ser los titulares de las farmacias, como plantea el ministerio, no supondrá una reducción del déficit en el sector, pero perjudicará a los usuarios, y ha recordado que en España existen 21.427 farmacias, que dan empleo a unas 80.000 personas.

Por su parte, la presidenta del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, Carmen Peña, ha destacado que el modelo español “prima lo profesional por encima de los económico”, al contrario de otros como el británico o el holandés basado en grandes cadenas farmacéuticas.

Carmen Peña ha argumentado que el sistema de grandes cadenas frente al modelo del “farmacéutico independiente” conlleva que fabricante, distribuidor y comercializador sean el mismo, por lo que ha expresado su temor a que “vayamos a peor” si se liberaliza el sector.

Peña ha indicado que en España el 85 por ciento del precio de los medicamentos se paga con fondos públicos, unos 9.700 millones de euros en 2012, y que el 90 por ciento de los empleos en farmacias son fijos, el 70 por ciento de ellos de mujeres, y muchas de ellas jóvenes.

Los consejeros de Salud de Extremadura, Luis Alfonso Hernández, y de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Saez, han recordado que las comunidades autónomas han transmitido al Gobierno su rechazo a un sistema liberalizador.

Al respecto, el consejero de Castilla y León ha comentado que “ese globo sonda se ha pinchado” y “probablemente esa idea se vaya a abandonar por parte del Gobierno”.

“No hay amenazas políticas del modelo o se han modificado”, ha añadido Saez, aunque ha advertido de los problemas financieros que pueden afectar al sector.

En esta línea, Hernández Carrón ha alertado de “la amenaza externa” que pide que se liberalice el sector farmacéutico por intereses financieros, que piden más medidas para reducir el déficit público, ya que el modelo español de farmacia “no es necesario que gane más en competitividad”.

Ambos consejeros han coincidido además en señalar que el copago farmacéutico no ha conllevado una caída significativa de la venta de medicamentos, “pese a la alarma social” generada, en palabras de Antonio María Saez.

(No Ratings Yet)
Cargando…