Inicio / Empresas / El sector de las clínicas de reproducción asistida crece un 10%

El sector de las clínicas de reproducción asistida crece un 10%

Las clínicas privadas de reproducción asistida han evitado la crisis con un crecimiento del 10% en 2012, periodo en el que el valor de los tratamientos alcanzó los 460 millones de euros, incluyendo los realizados en hospitales públicos, según la consultora DBK. Además, los avances no cesan: la compañía GenoClinics presenta un nuevo test para detectar 43 enfermedades genéticas

El sector de las clínicas de reproducción asistida crece un 10%
Foto cedida por GenoClinics.

Las cifras también son positivas con relación al número de pacientes mayores de 35 años, que ha pasado del 48% en 2007 al 62% en 2012.

También se destaca el hecho de que los centros especializados privados registran el 71,8% de la actividad, en tratamientos como la inducción de óvulos, la inseminación artificial y la fecundación in vitro.

Otro hecho que sobresale es que para los tratamientos vinculados con donantes de óvulos o espermatozoides, las clínicas realizan convencionalmente tres pruebas básicas a los donantes para descartar posibles enfermedades genéticas: cariotipo, X frágil y fibrosis quística.

No obstante, GenoClinics presenta un nuevo test que amplía notablemente el espectro de patologías genéticas detectadas, como informa en una nota de prensa.

El nuevo test

Esta compañía biotecnológica española, que se especializa en el diagnóstico genético, el diagnóstico preventivo y la farmacogenética, practica el GenoFIV40+3, un test para la detección de más de 170 mutaciones recurrentes en personas de origen caucásico y ascendencia europea.

La prueba analiza el ADN de los futuros padres y determina si el sujeto porta alguna de las 170 mutaciones más comunes en la población española, causantes de 43 enfermedades genéticas graves, señala la empresa en el mismo comunicado.

El test GenoFIV está indicado para cualquier persona que esté planeando un embarazo y puede beneficiar a donantes de óvulos y espermatozoides, mujeres en programas de reproducción in vitro, personas con antecedentes familiares de trastornos genéticos e individuos en riesgo de estos problemas en función de su raza o grupo étnico.

La empresa destaca que el GenoFIV, que se denomina 40+3 porque además de las tres pruebas básicas que se hacen en todos los centros detecta otras 40 enfermedades hereditarias de alta recurrencia, “estudia también seis factores de coagulación asociados a trombofilias hereditarias causantes de abortos de repetición”.

Además, el panel de mutaciones estudiadas con este es un análisis corresponde a aquellas con una mayor incidencia y está específicamente diseñado sobre la población europea, con un especial hincapié en la población española, por lo cual “posee una mayor potencia de detección”.

GenoClinics, que se dedica a la medicina personalizada, explica que la mayoría de las pruebas que ofrecen muchas compañías en el sector se basan en el estudio de mutaciones de poblaciones heterogéneas, como es la americana, lo que disminuye las posibilidades de detección sobre la población de interés que es, en este caso, la europea.

 

 

(No Ratings Yet)
Cargando…