Inicio / Sanidad / El rey seguirá con las sesiones de fisioterapia en el Palacio de la Zarzuela

El rey seguirá con las sesiones de fisioterapia en el Palacio de la Zarzuela

Tras salir ayer del hospital Quirón San José, donde fue intervenido hace nueve días de la cadera, don Juan Carlos dice que se encuentra bien y se tomará con calma la recuperación

El rey seguirá con las sesiones de fisioterapia en el Palacio de la Zarzuela
El rey saluda al salir del hospital Quirón San José/EFE/Ballesteros

El rey ha explicado que le ha venido bien para su rehabilitación permanecer unos días más ingresado en el centro sanitario; deberá continuar en las próximas semanas con el protocolo de recuperación intensiva.

Don Juan Carlos recibió ayer el alta hospitalaria tras completar de forma “muy satisfactoria” la primera fase de rehabilitación y conseguir “prácticamente plena autonomía para los movimientos cotidianos”, según el parte médico leído por el traumatólogo Ángel Villamor, que dirigió la operación en la cadera izquierda a que se sometió el rey en la noche del 23 de noviembre..

Las sesiones de fisioterapia tendrán lugar a partir de ahora en la Zarzuela, de acuerdo con un programa de rehabilitación que incluye revisiones postoperatorias y que prevé la recuperación total en un mes de su actividad, sin limitación alguna de movimientos.

En todo caso, el rey podrá reanudar inmediatamente sus tareas de despacho.

Aunque la prótesis modular de última generación implantada en la parte izquierda de la cadera le permite apoyar el peso del cuerpo indistintamente en uno u otro pie,  el doctor Villamor ha aconsejado al rey que mantenga el uso de muletas dos o tres semanas para favorecer la seguridad y el equilibrio en los movimientos.

La primera actividad pública prevista fuera de la Zarzuela será la celebración de la Pascua Militar en el Palacio Real, el 6 de enero, al día siguiente de su 75 cumpleaños.

El programa de “recuperación avanzada” que ha seguido Villamor con el rey incluía pequeños paseos con muletas fuera de la habitación, así como ejercicios de fisioterapia que se extendían también a la pierna no afectada por la intervención, a la espalda y a ambos brazos, para favorecer la normalidad de los movimientos y la comodidad al caminar con muletas.

Se trataba además de evitar riesgos de luxación como la que sufrió dos semanas después de la intervención quirúrgica del pasado abril, cuando un mal movimiento durante una audiencia con el ministro emiratí de Asuntos Exteriores hizo que se desajustara la prótesis implantada en la cadera derecha.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…