Inicio / Psicología y bienestar / El reto de conciliar el sueño en una regata transoceánica

El reto de conciliar el sueño en una regata transoceánica

El golpe de las olas contra el barco, el ritmo de la competición, la fuerza del viento… ante las condiciones extremas de una regata transoceánica, una investigación de expertos del sueño plantea las normas a seguir para que las alteraciones del descanso no mermen las funciones físicas y psicológicas de los regatistas

El reto de conciliar el sueño en una regata transoceánica

Entre junio de 2013 y noviembre de 2014, los doctores especialistas en el sueño Eduard Estivill y Carla Estivill-Domènech, han trabajado en una investigación para determinar una serie de pautas que ayuden a una navegación descansada y efectiva.

Este estudio pionero, por ser el primero que ha investigado las características del descanso durante una regata, ha sido posible gracias a la tecnología Kronowise, desarrollada por el catedrático de Cronobiología Juan Antonio Madrid.

“Son dos sensores que se colocan en la muñeca para determinar los circos circadianos, es decir, los ritmos de la temperatura corporal, la melatonina, la vigilia y sueño”, explica el doctor Estivill.

El control de los regatistas de la embarcación GAES Anna Corbella y Gerard Martin, ha permitido obtener un programa de reposo individualizado, que les permitirá mejorar su recuperación física y mental en la próxima edición de la Barcelona World Race, este 31 de diciembre.

El sueño de cada navegante

La investigación ha supuesto el estudio del descanso de cada regatista, tanto en estado basal, es decir, cuando no está navegando, como durante sus entrenamientos en dos regatas desde Barcelona hasta Menorca y Malta.

“Antes de este trabajo dormían cuando podían: un día tres horas, otro día cinco, al no tener normas hacían lo que podían”, indica el experto.

El doctor Estivvil en el habitáculo donde duermen los regatistas. Efesalud.com
El doctor Estivill en el habitáculo donde duermen los regatistas. EFE-Foto cedida por Fundación Estivill

No respetar los ciclos del sueño profundo, donde se produce la recuperación física, y del sueño REM, que supone el descanso intelectual, puede generar:

  • Consecuencias físicas, el cansancio puede dar lugar a la toma de decisiones erróneas.
  • Consecuencias psicológicas, con la aparición de alucinaciones.

Para limitar estos daños, el estudio ha desarrollado un programa individualizado según la tendencia matutina o vespertina de cada navegante, que supone una mayor actividad y capacidad cognitiva por la mañana o por la noche, respectivamente. De tal manera que, como en el caso de Anna Corbella, su carácter matutino aconseja desarrollar el descanso nocturno antes que su compañero.

Todo ello ha permitido determinar que, en una regata transoceánica, es recomendable un sueño polifásico, con un ciclo principal de reposo nocturno de tres horas, que es completado por siestas diurnas de entre una hora y hora y media.

Cómo dormir en una regata

A pesar de ser un sueño fraccionado, el promedio de horas de descanso entre seis y siete, permite un reposo efectivo y un buen comportamiento cognitivo, según el estudio.

“Trabajos previos muestran la efectividad de dormir en turnos de dos horas, ya fuera de noche o de día, pero nosotros hemos visto que se descansa mejor de noche”, señala.

Tan importante como las horas de descanso es la forma en la que se duerme, por lo que la investigación ha completado el programa de cada navegante con una serie de recomendaciones:

Navegante en la cubierta del barco. Efesalud.com
El regatista Gerard Martín en la cubierta del barco. EFE-Foto cedida por Fundación Estivill
  • Debido a los cambios horarios, se aconseja empezar el día cuando sale el sol.
  • Es necesario que en las literas se coloque un colchón.
  • Dormir con almohada y antifaz.
  • Utilizar tapones para los oídos.

La ausencia de luz y ruido, sumado a una mayor comodidad, permite que el regatista duerma con mayor profundidad, lo que repercute en su estado físico y mental.

Cómo afecta la competición a cada participante se ha observado mediante un test de rendimiento cognitivo antes de salir al mar, momento en que se completa en unos 25 segundos, y al llegar a puerto, “donde un navegante llegó a tardar más 3 minutos, debido a su deterioro”.

“Cuando un test sale mal, hemos visto que solamente durmiendo veinte minutos los regatistas recuperan el 80% de rapidez a la hora de realizarlo”, señala.

Aunque se trata de un estudio individualizado, destinado a observar el descanso en una regata transoceánica, el doctor Estivill añade la posibilidad de que estas recomendaciones puedan llegar más allá de los eventos deportivos y ser aplicadas a trabajadores con sueño interrumpido o turnos de noche, como bomberos o policías.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies