Inicio / Enfermedades / El estrés y el ritmo de vida propicia las enfermedades mentales

El estrés y el ritmo de vida propicia las enfermedades mentales

En España alrededor de un millón de personas padece una enfermedad mental grave, y se estima que en torno a un 15 por ciento de la población desarrollará en algún momento de su vida algún tipo de trastorno mental, un porcentaje que puede ir en aumento debido al estrés y el ritmo de vida actual.

El estrés y el ritmo de vida propicia las enfermedades mentales
EFE/Kimimasa Mayama

Con motivo del Día Internacional de la Salud Mental que se celebra el próximo 10 de octubre, la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Feafes) ha denunciado que el empleo es uno de los principales ámbitos de estigmatización de estas personas.

Solo el 5 por ciento de las personas con enfermedad mental en España tiene un trabajo estable y el 44 por ciento asegura haber sufrido algún tipo de discriminación laboral, según ha denunciado hoy este colectivo, que cree que los prejuicios y “estigmas infundados” están detrás de esta situación.

En este sentido, una encuesta realizada por la Fundación Adecco pone de manifiesto que quienes tienen una relación más directa con personas con problemas de salud mental presentan una visión más favorable y menos estigmatizada, mientras que los que no han tenido trato con este colectivo cuentan con más prejuicios y estereotipos.

Así, un 45 por ciento de los encuestados que no ha tenido contacto con la enfermedad admite que no se sentiría cómodo si tuviera que trabajar cerca de estas personas.

Escasez de médicos

Un 15 por ciento de la población desarrollará en algún momento de su vida algún tipo de trastorno mental, un porcentaje que puede ir en aumento debido al estrés y el ritmo de vida actual y que se sumará al millón de casos de enfermedad mental grave que existen ya en España.

A este respecto, el presidente de Feafes, José María Sánchez, ha alertado sobre la escasez del número de médicos de atención primaria especializados en enfermedades mentales, que son los que diagnostican las patologías menos graves, que, si se atienden a tiempo, logran que la persona afectada se recupere y reinserte en la sociedad lo más pronto posible.

“Nos preocupan las unidades de salud mental en los centros de salud con médicos de familia que atienden las patologías menos graves”, como las depresiones, que al principio no son complicadas, pero que, si no se tratan correctamente, “pueden convertirse en un grave problema de salud mental”.

Según la estrategia de Salud Mental, por cada 30.000 habitantes debería haber un equipo con 14 especialistas en los centros de atención primaria; sin embargo, esto no sucede en la mayoría de los casos y esa atención se reduce a un psiquiatra y una enfermera.

Estos efectivos “no son adecuados” para atender de manera eficaz a las personas con enfermedad mental porque -según ha explicado Sánchez- es necesaria la atención terapéutica que realizan los psicólogos y trabajadores sociales.

“Si la atención es la adecuada, esas personas van a poder recuperarse e integrarse antes en la sociedad”, ha señalado en la presentación del Día Internacional de la Salud Mental.

Tratamientos

solo el 6% de enfermedades raras tiene fármacos
EFE/Paco Torrente

La Feafes ha denunciado, asimismo, que más de la mitad de las personas con enfermedad mental que necesitan un tratamiento no lo reciben y un porcentaje significativo no recibe el adecuado.

De hecho, para su curación o mejoría estas personas necesitan tratamientos farmacológicos, psicológicos, rehabilitadores y sociales para, de esta manera, conseguir integrarse en la sociedad.

Violencia y tratamiento inadecuado

Bajo el lema “Abriendo mentes y cerrando estigmas”, la Feafes quiere desterrar algunos de los mitos que rodean las enfermedades mentales, como la idea de que este tipo de patologías está relacionada con la violencia.

En este sentido, subrayan que sólo el 3 por ciento de las personas con trastorno mental comete actos violentos por culpa de su enfermedad y esto ocurre cuando no reciben el tratamiento adecuado. “Es más probable que estas personas sean víctimas de abusos y malos tratos”, destacan.

“La mayoría de las personas con este tipo de enfermedades pueden llevar una vida plena y normalizada, siempre y cuando cuenten con un tratamiento integral y apoyo social adecuado”, aclaran desde la Feafes.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies