Inicio / Profesionales / El doctor Carlos López Otín, Premio de Investigación Oncológica

El doctor Carlos López Otín, Premio de Investigación Oncológica

El doctor Carlos López Otín ha sido distinguido en la tercera edición del prestigioso Premio Internacional de Investigación Oncológica Científica y Técnica-Fundación la Rosaleda, dotado con 15.000 euros, en reconocimiento a su valía personal y a sus avances científicos.

El doctor Carlos López Otín, Premio de Investigación Oncológica
El empresario Ramiro Carregal (c), entrega al doctor Carlos López Otín (d) el tercer Premio Internacional de Investigación Oncológica en presencia del presidente de la Xuntal Alberto Nuñez Feijóo (i). EFE/Lavandeira jr

Este premio, la tercera edición tras los otorgados a los doctores Mariano Barbacid (2012) y José Baselga (2013), reconoce el trabajo de personas que afrontan el desafío de uno de los males más graves de la humanidad, encontrar soluciones al cáncer.

Según el fallo del jurado, Otín ha resultado premiado “por sus numerosas publicaciones de alto impacto que han favorecido la difusión de los avances logrados y han permitido la adopción de nuevas perspectivas en el diagnóstico del cáncer”.

Así, como por su valía personal, su ejemplar actitud y personalidad que lo han convertido en un ejemplo para el resto de la comunidad científica”.

El encargado de entregar el premio ha sido el presidente de honor del jurado Ramiro Carregal que, además de la retribución en metálico, le hizo concesión de una pieza de Artesanía de Galicia tallada en piedra emperador con emblemas esculpidos y placa acreditativa.

Carregal ha instado a la conciencia de la humanidad para poder seguir investigando en este ámbito y así poder “salvar más vidas”; y ha animado a todos los dolientes de esta enfermedad a que tengan “fe” como él, que ha padecido dos cánceres y ahora está totalmente recuperado.

El doctor López Otín ha destacado que era “un día muy feliz en su vida personal y profesional”, y “un honor” recibir tanta generosidad del empresario Carregal, “un referente para la sociedad gallega, y los empresarios, y, por lo poco que hablé con él, un auténtico personaje”, ha apostillado.

El premiado ha señalado que una de cada tres personas desarrollará, en un futuro, un tumor maligno a lo largo de la vida, pero hay que transmitir esperanza, “al igual que el poeta Vallejo”, ya que, afortunadamente, la búsqueda de soluciones amplia y diversa, llevada a cabo desde hace años, permite ahora curar más de la mitad de los tumores, aunque hay otros que aún no tienen “respuestas precisas y adecuadas”.

Un trabajo alrededor de la secuenciación del genoma humano

Carlos López Otín nació en Sabiñánigo, Huesca, en el año 1958, donde vivió hasta empezar la carrera de Químicas en la Universidad de Zaragoza.

Desde 1987 reside en Oviedo, y desde hace años es Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en la facultad de Medicina de la universidad ovetense, recibiendo toda clase de reconocimientos, como el premio de investigación oncológica Ramiro Carregal de hoy o el Premio Nacional de Investigación Ramón y Cajal.

En la actualidad, es responsable, junto a Elías Campo, del proyecto español para la secuenciación del genoma de la leucemia linfática crónica, inscrito dentro del Proyecto Internacional de los Genomas del Cáncer.

Su trabajo ha sido esencial para la secuenciación del genoma humano y de los genomas del ratón, la rata, el chimpancé y el ornitorrinco; y, su presencia en investigaciones de este calibre, demuestra su importancia a nivel mundial, al igual que el alto número de publicaciones en revistas internacionales y su “factor h” -uno de los indicadores que miden la productividad científica-.

Esta iniciativa constituye un hito fundamental en la investigación oncológica, ya que pretende descifrar el genoma completo de quinientos pacientes con cada uno de los tipos de cáncer más frecuentes que existen hoy en día.

El galardonado presentó hoy en Santiago, en la entrega del premio, los resultados más recientes de este proyecto que le va a permitir disponer de una información fundamental acerca del paisaje genómico del cáncer y diseñar “una nueva generación de fármacos más selectivos” que los disponibles en la actualidad, lo que supondrá, ha recalcado, “un paso decisivo hacia la instauración de tratamientos individualizados”.

Otín ha señalado que los 20 años de estudio de su laboratorio no han sido suficientes para desmenuzar todos los secretos que están detrás del proceso, pero sí ha permitido identificar más de 60 genes humanos, desconocidos para la ciencia, y que “descontrolados” pueden ser los provocadores de la metástasis.

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies