Inicio / Mujer e infancia / El diagnóstico precoz, clave para mejorar la calidad de vida de los niños autistas

El diagnóstico precoz, clave para mejorar la calidad de vida de los niños autistas

Un diagnóstico precoz del autismo, antes de los tres años de vida, es fundamental para que los niños que padecen este trastorno en España, uno de cada 150 nacimientos, puedan ser tratados por profesionales cuanto antes y mejorar así su calidad de vida

El diagnóstico precoz, clave para mejorar la calidad de vida de los niños autistas
Terapia para tratar el autismo/EFEMorell

La Federación Autismo de Madrid y la Confederación Autismo de España lo han puesto hoy de manifiesto con el mensaje “Por una sociedad sensibilizada e inclusiva”, en la víspera de la celebración del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo.

Si un bebé con más de un año no sonríe, no mira a los ojos y tarda en hablar puede que padezca autismo, un trastorno generalizado del desarrollo (TGD) de origen neurobiológico, que se manifiesta en grado y manera diferente en cada persona.

Conseguir un diagnóstico precoz -en la actualidad se sitúa en torno a los tres años de edad- para que los niños sean tratados de forma transversal por los diferentes profesionales sanitarios es uno de los nuevos retos a conseguir por parte de las asociaciones, ha subrayado el director de la Federación Autismo Madrid, Christian Loste.

Integración versus exclusión

Loste ha abogado por una educación más “inclusiva” para que los niños autistas “no sean fruto de burlas” en los colegios y que tanto sus compañeros como los profesores comprendan la enfermedad, que para nada impide a los que la padecen ser autónomos en el día a día.

El coste de la enfermedad debe ser compartido por todos los ciudadanos y no sólo por los familiares de los pequeños con autismo; además, se deben aumentar los recursos de ocio y “respiro familiar”, ya que, según ha señalado Loste, el entorno de estos pacientes tiene un estrés similar al que viven los soldados “en primera línea de guerra”.

Mantener la calidad de vida de las personas adultas con autismo es otro de los retos, puesto que presentan mucho más temprano, alrededor de los 40 años, patologías propias de los mayores de sesenta años.

El presidente de la Confederación Autismo de España, que agrupa a 72 asociaciones, Antonio de la Iglesia, ha recordado que un niño de cada 150 nace con autismo, aunque estudios estadounidenses, con menores de ocho años y que aún no están contrastados, muestran que uno de cada 88 lo padecen.

Diferencias entre Comunidades Autónomas

De la Iglesia ha sostenido, en declaraciones a Efe, que otro de los problemas con los que se encuentra este trastorno es la diferencia a la hora de abordarlo entre las diferentes comunidades autónomas.

“Hay comunidades que van muy por delante y otras que se quedan atrás”, ha señalado.

El incremento en los últimos 40 años de las personas que padecen la enfermedad, que no tiene cura, se debe, según han señalado las asociaciones a que antes muchas eran autistas pero no estaban diagnosticadas.

A esto se puede unir, según Cristian Loste, estudios que indican que pueden contribuir “causas ambientales desconocidas”, si bien no hay nada concreto al respecto.

Manifiesto y retos

De la Iglesia ha leído un manifiesto firmado por las asociaciones en el que recogen todos estos retos porque “aún estamos muy lejos” de alcanzar el ejercicio pleno de los derechos de este colectivo y la garantía de disfrutar de la participación social y comunitaria que le corresponde, “como ciudadanos de pleno derecho”.

“Es necesario que la sociedad escuche nuestra voz y que quienes nos observen desde la distancia tengan presentes nuestras necesidades, nuestros derechos, y que al mismo tiempo se acerquen a nosotros sin prejuicios”, señala el texto.

Monumentos de Madrid como la Puerta de Alcalá y el Templo de Debod se iluminarán mañana de azul, dentro de la iniciativa internacional para sensibilizar a la ciudadanía sobre este trastorno.

 

 

(No Ratings Yet)
Cargando…