Inicio / Elmo y Ari / Lo que perdemos los adultos al dejar de ser niñ@s

Lo que perdemos los adultos al dejar de ser niñ@s

Si un buen día tu hijo o tu hija te susurrara sin más que tiene “un poder oculto”, pero no quiere decirte cuál es, ¿qué selfi endemoniado podrías enviar a tus amigos? Por lo general, los padres siempre tendemos a pensar en “lo peor” (volar como un pájaro) a pesar de que sean nuestros angelicales pimpollos; o precisamente por eso. Los adultos, tristemente influenciados por la hiperrealidad que nos rodea, a veces elevada a la enésima potencia del impacto informativo, hemos perdido la magia de la ingenuidad casi por completo, somos desconfiados, y nos hemos olvidado del único superpoder que detendría la recurrente autodestrucción humana…

El poder de Elmo

-Mamá -me dice Elmo.
-¿Qué?
-¿Sabes que tengo como un poder que no tiene nadie más que yo?
-Ah, ¿y cuál es ese superpoder?
-No es un superpoder. Es como un poder. Secreto.
-¿Un poder secreto?
-No es un poder -protesta-. Es como un poder.
-¿Y cuál es?
-No te lo puedo decir. Es secreto, y los secretos no se dicen.
-Bueno, pero dame alguna pista. ¿Qué puedes hacer con él?
-Me da placer -dice Elmo con mirada pícara.
-¿Placer? -digo, alarmada-. ¿Y tiene que ver con los demás?
-No -dice, rotundo-. Solo conmigo.
-Ya -digo, no mucho más tranquila-. ¿Me dices qué es, amor?
-No.
-Pues dame más pistas. ¿Tiene que ver con tu cuerpo?
-No, conmigo.
-Pero tu cuerpo también eres tú.
Elmo se toca la cara y los brazos con ambas manos.
-Mi cuerpo, mi mente… Bueno, sí.
-¿Es algo que haces con el cuerpo?
-Mmmmm… sí.
No sé si prefiero saberlo o no saberlo, así que me quedo callada.
-Te lo voy a decir al oído, mamá -me dice Elmo.
Me agacho y, mientras Elmo acerca su boca a mi oreja, me armo de valor.
-La risa -susurra.

El poder de Elmo” es un relato breve de la escritora Isabel Cañelles (Editorial Relee).

Fotografía de archivo datada el 1 de septiembre de 1998 del ex presidente de Rusia Boris Yeltsin junto al ex presidente estadounidense Bill Clinton (izda) en un acto celebrado en el Kremlin, Moscú. Boris Yeltsin falleció el lunes 23 de abril de 2007 a los 76 años de edad.
¿Y si Bill y Boris se hubieran reído aún más? EFE/Sergei Karpukhin

Elmo’s power

“Mom,” says Elmo.
“What?”
“Do you know that I have a power that nobody else has?”
“Oh, and what’s that superpower?”
“It’s not a superpower. It’s like a power. Secret.
“A secret power?”
“It’s not a power,” he objects. “It’s like a power.”
“And what is it?”
“I can’t tell you. It’s a secret and secrets can’t be told.”
“But give me a clue. What can you do with it?”
“It gives me pleasure,” says Elmo with a mischievous look.
“Pleasure?” I say alarmed. “And does it have to do with others?”
“No,” he says emphatically. “Only with me.”
“I see,” I say, not feeling reassured. “Will you tell me what it is, love?”
“No.”
“Well, give me some clues. Does it have to do with your body?”
“No, with me.”
“But your body is also you.”
Elmo touches his face and arms with both hands.
“My body, my mind ? Well, yes.”
“Is it something you do with your body?”
“Mmmmm ? yes.”
I’m not sure I want to know or not know, so I don’t say anything.
“I’ll whisper it in your ear, Mom,” says Elmo.
I lean down and, while Elmo brings his mouth to my ear, I pluck up my courage.
“Laughing,” he whispers.

Traducción: Fionnuala Ni Eigeartaigh.

Isabel Cañelles, escritora, con sus dos hijos, Elmo y Ari, personajes de un libro de relatos-efe
Isabel Cañelles con Elmo y Ari, sus dos comediantes.

TODOS LOS RELATOS: “El día a día de Elmo y Ari”

 

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies