Inicio / Enfermedades / El asma, la primera causa de ingreso hospitalario de los niños

El asma, la primera causa de ingreso hospitalario de los niños

Entre un 5 y un 10 por ciento de los niños menores de 6 años padece asma, una enfermedad que en las últimas cuatro décadas ha triplicado su incidencia y se ha convertido en la primera causa de ingreso hospitalario de los pequeños, además de ser el principal motivo de absentismo escolar por enfermedad crónica

El asma, la primera causa de ingreso hospitalario de los niños
EPA

Con motivo del Día Mundial del Asma que se celebra hoy, desde la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) han alertado de que la prevalencia de esta enfermedad la convierte en la patología crónica más frecuente de la infancia y adolescencia.

En un comunicado, el coordinador del Grupo de Vías Respiratorias de la AEPap, Manuel Praena, ha subrayado que la asistencia a niños con problemas respiratorios es más frecuente que cualquier otro problema de salud crónico.

El asma es una enfermedad crónica respiratoria que cursa con episodios de tos, falta de aire y ruidos respiratorios provocados por obstrucción bronquial.

Para la AEPap, tanto la mala calidad del aire en interiores como del exterior contribuye a la carga del asma y otros problemas respiratorios en los niños, cuyos pulmones y vías respiratorias son inmaduros y por tanto “especialmente susceptibles a la agresión de la contaminación”.

En este sentido, el doctor Praena destaca que, “entre las principales sustancias perjudiciales para el sistema respiratorio en desarrollo destacan los contaminantes de interiores, como el humo de tabaco ambiental, los productos de combustión, compuestos orgánicos volátiles, compuestos biológicos y alérgenos”.

“Sin embargo, existen además otros contaminantes del aire exterior presentes en el medio ambiente en niveles preocupantes. Entre ellos se incluyen contaminantes atmosféricos de materia particulada, ozono troposférico, dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y otras sustancias tóxicas”, explica.

De origen alérgico

Por su parte, desde la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic) han subrayado que 8 de cada 10 casos de asma infantil son de origen alérgico y han advertido de que más de la mitad de los pacientes “no alcanzan el control de su enfermedad”, lo que interfiere en su vida tanto profesional como de ocio.

Para el presidente del Comité de Asma de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic), Julio Delgado, para conseguir un control de la enfermedad, es preciso realizar un diagnóstico correcto de la causa que origina el asma.

Ser alérgico es el factor de riesgo más importante para el desarrollo de asma. Los alérgenos más relacionados con el asma son los pólenes, ácaros del polvo doméstico, hongos del ambiente y los epitelios de animales como perro, gato, caballo y roedores, aunque la importancia de cada uno de ellos es variable geográficamente”, explica Delgado.

Por ello, en todo paciente asmático debe realizarse un estudio alergológico que determine si la alergia es el origen de sus síntomas. “Un diagnóstico precoz facilita el control posterior del asma y mejora su pronóstico a largo plazo”, recuerda.

El gasto que supone el asma mal controlada

En España se destina un 2 % de los recursos de la sanidad pública al asma, o lo que es lo mismo, 1.480 millones de euros, y un 70 % de esta factura se deriva del mal control de la enfermedad.

Según el estudio “Asmacost” realizado por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), y difundido hoy con motivo de la celebración del día mundial de esta patología respiratoria, el asma representa un coste medio por paciente de 1.726 euros por año.

Esta cifra varía en función de la gravedad de la dolencia en una horquilla que va de los 959 euros para el asma leve a los 2.635 para la grave. Por otra parte, el coste hospitalario de una crisis es de 1.555 euros.

En España se puede estimar que existen unos tres millones de personas con asma, de las cuales menos del 50 % se encuentran bien tratadas. “Actualmente solo 1 de cada 4 asmáticos está controlado”, ha confesado Carlos Melero, neumólogo y miembro de SEPAR.

El asma afecta a entre el 5 % y el 8 % de la población adulta, y a entre el 8 % y el 12 % de los niños, según la investigación, que muestra que un 16,1 % del gasto derivado de ella corresponde a recursos no sanitarios -absentismo laboral y escolar, incapacidades, jubilaciones anticipadas y muertes prematuras- mientras que el 83,9 % se debe a los costes sanitarios.

(No Ratings Yet)
Cargando…