Inicio / Nutrición / El aceite de oliva español se abre paso en China con la salud como bandera

El aceite de oliva español se abre paso en China con la salud como bandera

Hace una década el aceite de oliva español era exótico y desconocido para los chinos, pero en los últimos años los aceites españoles dominan el mercado y han superado a los italianos

El aceite de oliva español se abre paso en China con la salud como bandera
EFE/Javier Echezarreta

El aceite de oliva español está abriéndose paso a un ritmo vertiginoso en el deseado mercado chino con sus beneficiosas propiedades como principal atractivo para los consumidores chinos, cada vez más concienciados de la necesidad de una dieta sana.

Según cifras del Consejo Oleícola Internacional anunciadas la pasada semana, España tiene el 60 por ciento de la cuota de mercado de China, que es ya su sexto principal destino (tras la propia Italia, Francia, Portugal, Reino Unido y EEUU) y el de mayor crecimiento de ventas (un 66 por ciento la pasada temporada).

Aunque en China es todavía el aceite vegetal menos consumido, por su alto precio, su menor tradición y su menor presencia en el mercado (los chinos aún prefieren mayoritariamente el de colza, soja o cacahuete), se trata del que más rápido está creciendo en ventas.

Esto se debe, según estudios de mercado de la Oficina Económica y Comercial de España en Shanghái, a una creciente preocupación por la salud y por una dieta equilibrada en el país asiático, a medida que aumenta la obesidad en las ciudades.

Seguridad alimentaria

También aumenta la sensibilidad hacia la seguridad alimentaria, en un país donde los escándalos por productos adulterados se han hecho tristemente frecuentes (también en el sector de los aceites, como recientes noticias sobre el llamado “aceite de alcantarilla”, procedente del ya usado en restaurantes).

En este contexto llegan con gran acogida iniciativas como la de esta semana en el Instituto Cervantes de Pekín, donde se ha ofrecido un curso de cata de aceites y promoción de sus beneficios para la salud entre importadores del producto, restauradores y periodistas chinos.

El curso, parte de una gira por los Cervantes de todo el mundo con el fin de elevar este producto mediterráneo a un nivel cultural -ahora que la dieta mediterránea es Patrimonio Intangible de la Humanidad- fue ofrecido por los expertos Pablo Pérez-Martínez y Wenceslao Moreda, que presentaron las bondades del olivo y su jugo.

“Es un aceite que se adapta a todo tipo de comida, y que posiblemente iría muy bien a la gastronomía china”, destacó Moreda a los asistentes al curso, a través de los cuales se espera también llegar indirectamente a lectores, consumidores y minoristas.

Pérez-Martínez recordó que el de oliva es el único aceite que además de aumentar el “colesterol bueno” (HDL) reduce el “malo” (LDL), algo que no consiguen otras bases de guisos (la mantequilla, por ejemplo, sube los dos, y el de girasol los baja).

Los asistentes cataron aceites de oliva arbequina, picual y hojiblanca, descubrieron que el color nunca influye en la calidad, y aunque algunos reconocieron que identifican este producto sobre todo con Italia, los expertos aseguraron que el de mejor calidad se encuentra en España.

“Los italianos saben tanto de aceite que compran el español”, bromeó Moreda.

 

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies