Inicio / Cómo se cuida / Edurne Pasabán

Edurne Pasabán

Edurne Pasabán
"Dormir es tan importante como la alimentación"

Edurne Pasabán  (Tolosa, 1973)  es la primera mujer en la historia capaz de conquistar las cimas de las 14 montañas más altas del planeta, los ochomiles del Himalaya.

Su primera de estas metas fue el Everest, el techo del mundo, en mayo de 2001, y la última el Shisha Pangma, también en un mes de mayo, en 2010.

Actualmente se ha alejado de las expediciones, pero pronto se volverá a lanzar a la aventura para escalar montañas inéditas de 6.000 ó 7.000 metros.

Hace unas semanas presentó su libro “Objetivo confianza”, escrito junto a Angélica de Carpio, “una historia de aprendizaje que trata de sacar la parte positiva de los errores”.

La vida sana y el aire libre han marcado la vida de la alpinista vasca. Edurne nos cuenta como cuida su salud.

  •  ¿Cómo se cuida ahora, sin la referencia de las grandes expediciones?

Intento mantenerme en forma y para ello me entreno casi todos los días; ahora llevo una vida más ajetreada y tengo que comer muchos días fuera de casa y atender compromisos. Es fundamental cuidar mucho la alimentación.

  •  ¿Sigue alguna dieta especial?

No, pero cumplo como puedo los horarios de las comidas y evito los extras, porque si comiera en todos los sitios donde voy no pararía y la forma se me iría de las manos. El deporte me ha enseñado a elegir los alimentos adecuados y equilibrados. Trato de seleccionar lo más sano, y los pescados y carnes siempre a la plancha.

  • ¿Le preocupa el peso?

Es un factor importante y lo vigilo de forma periódica. No tengo tendencia a engordar con facilidad, pero procuro estar en mi límite, 70 kilos. En las comidas elimino el vino y el pan.

  •  ¿Qué deportes practica habitualmente?

Me encanta la carrera a pie y la bicicleta; en el salón de mi casa tengo una bicicleta estática y cuando hace mal tiempo la utilizo. El invierno me gusta practicar el esquí de montaña.

  • ¿Otras claves para cuidar la salud?

Para mi es imprescindible dormir bien, entre ocho y diez horas diarias, de lo contrario no me encuentro en mis mejores condiciones. Es tan importante como comer. De pequeña apenas comía, pero dormía mucho. La doctora le dijo a mi madre que dormir compensaba la comida.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies