Inicio / Actualidad / Drogadicción, un problema de salud pública en aumento

Drogadicción, un problema de salud pública en aumento

La drogadicción, un problema de salud pública que no deja de aumentar. Así lo aseguran, tanto la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), como el experto en tratamientos Xavier Fàbregas, en el marco del Día Mundial Contra las Drogas, 26 de junio. Una enfermedad que ha pasado de ser una gran preocupación a camuflarse entre cuestiones cotidianas

drogas
Las primeras señales de prohibición de fumar drogas colocadas en las calles de Amsterdam, Holanda.EFE/Marcel Antonisse

Salir con amigos, tomarse un par de copas y volver a gatas a casa. “Cosas que todos hemos experimentado en algún momento de nuestra vida“, confiesa el doctor Xavier Fàbregas, fundador de Mas Ferriol, centro especializado en el tratamiento de adicciones y salud mental.

Un consumo de drogas legales, dice Fábregas, que se hace con el objetivo de socializar y pasarlo bien.

Sin embargo, cuando este objetivo ya no es pasarlo bien, sino evadirse de los problemas, es entonces cuando saltan las alarmas.

Y es que la frase de ‘ahogar las penas en alcohol’ no se dice porque sí. Según el experto, es por esta misma razón por la que empieza una adicción de este calibre.

Es importante saber que lo que genera la adicción no es tanto la búsqueda del placer, sino la búsqueda del no dolor. Tiene problemas con esas sustancias porque el consumo se hace para parar el pensamiento. Para llegar a ese momento donde uno ya no siente nada“, esclarece el doctor Fàbregas.

Según advierte la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), es uno de los problemas de salud pública más graves al que se enfrenta la sociedad.

Aún presentándose como un problema de primera línea, la preocupación de la población por el consumo de drogas ha pasado de estar en el puesto número 2 al 20, según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El consumo de drogas aumenta en el mundo

Alrededor de 275 millones de personas consumieron alguna droga en el último año, lo que supone un aumento de un 22% desde 2010. Y más de 36 millones de personas tienen problemas graves por su consumo.

Consumo de drogas. Enfermedades mentales
El consumo de drogas puede derivar hasta en psicosis. EFE

Son datos del Informe Mundial sobre Drogas 2021 que la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC) ha publicado con motivo del Día Mundial contra las Drogas.

Para la directora general de la FAD, Beatriz Martín Padura: “Los datos preocupantes que arroja el informe de la ONU nos recuerdan que el consumo de drogas sigue siendo uno de los mayores problemas de salud pública a los que nos enfrentamos y no podemos perder la atención sobre él”.

El consumo ha crecido sobre todo en los países en vías de desarrollo por el aumento de la población, la llegada de una nueva generación de drogas sintéticas más baratas, la expansión del uso de opioides como el tramadol en África y el aumento de la potencia de las sustancias, que ha provocado que aumente su letalidad y las muertes por sobredosis especialmente en estos países.

Por contra, en Europa las muertes por sobredosis se sitúan en torno a las 8.500, muy lejos de las más de 50.000 que se han producido en EEUU por opioides.

La ONU prevé que hasta 2030 aumentará un 11 % el número de personas que consumen drogas, que puede llegar hasta un 40 % en algunos países de África.

Para Martín Padura estos datos “nos deben hacer reflexionar sobre nuestra responsabilidad. En España sufrimos una gran crisis en los años 80 pero con mucho esfuerzo y recursos la situación se ha estabilizado, aunque indudablemente sigue siendo un problema grave de salud”.

“En países más desfavorecidos que no cuentan con los mismos recursos, sobre todo en África, las drogas suponen una epidemia que merma sus posibilidades de desarrollo. Es una responsabilidad global tomar medidas de apoyo conjunto, en especial medidas de prevención,  que frenen esta escalada”, añade.

Según Naciones Unidas, la droga más popular es el cannabis, con alrededor de 200 millones de consumidores, seguido por los opioides con 62 millones, y la cocaína con 20 millones.

Las drogas preocupan menos que antes

Hay otras muchísimas cosas que nos preocupan más oficialmente que el problema de la drogadicción. Para la población en general sigue preocupando el paro, la situación política, la corrupción o el cambio climático. Cuestiones que tienen más interés público que el problema de las drogas“, lamenta el doctor Fàbregas.

Por ello, el especialista en tratamiento de adicciones lanza un mensaje contundente por el Día Mundial contra las Drogas: de las drogas se sale, pero hay que hacerlo con un mensaje totalmente diferente al que se daba hasta ahora, más allá de la abstinencia.

adicción, drogas, tratamiento, Xavier Fàbregas
El doctor Xavier Fàbregas, especialista en tratamientos de drogadicción/EFE/Mas Ferriol

Cuando se habla sobre drogas, muchas personas piensan en cosas como la cocaína, la heroína u otro tipo de “drogas de diseño” por el estilo. Pero, el concepto va más allá.

Las drogas son sustancias que tienen el poder de generar una adicción. Y definiríamos la adicción como el uso de la droga a pesar de las consecuencias negativas que conlleva“.

Por lo tanto, el especialista detalla que, el alcohol, tan asentado en nuestro día a día, también es considerado como un tipo de droga.

No obstante, no se percibe como un factor de riesgo, al igual que pasa cada vez más con drogas como el cannabis, pues la “cultura mediterránea lo ha asentado” en nuestra sociedad.

En el mediterráneo es normal que celebremos todo con alcohol. El bautizo, la comunión, la boda… Lo tenemos asimilado como un consumo normal, pero eso no significa que, para otras personas, eso sea un problema de salud muy grande“.

Al raíz de esta definición, el doctor Fàbregas indica que los medicamentos o, incluso, la comida basura también puede considerarse una droga.

Sabemos que existen un montón de sustancias que se añaden a la comida basura para hacer más adictiva. Es impresionante, pero lo mismo que se hizo con el tabaco. Hay montones de saborizantes y sustancias que tienen como único objetivo hacer más adictiva esa comida“.

drogas, adicción, comida basura, adolescentes
Dos platos de perritos calientes amontonados en una mesa/EFE/Bill Tompkins

Otro elemento dentro de una lista interminable de frentes de batalla que combatir para llegar a una sociedad saludable.

Los medicamentos, por su parte, pueden haber sido recetados, pero, lo que pudo haber empezado por una receta médica, también puede acabar en una adicción, señala.

Un motivo más personal

En palabras del doctor Fàbregas, una adicción se considera como cualquier otra enfermedad, pero con una característica especial: es la única en la que el paciente hace lo posible para ponerse más enfermo.

Tú con una neumonía no te pones en la ventana en invierno para coger más fuerte el constipado. En cambio, en las adicciones hay ese factor contradictorio. Hay que entender que el origen de las adicciones no es lógico“.

Un perfil más joven

Este experto advierte de que el perfil de adictos es cada vez más joven. En la actualidad, encontrarse a chicos de 13 años fumando antes de una clase, explica, ya no es algo que impacte.

Desgraciadamente nos estamos encontrando con gente que empieza a consumir en edades muy precoces“.

En opinión del doctor, el error se halla en el mensaje que se ha lanzado acerca de las drogas, en el que predominan las prohibiciones y limitaciones.

Es muy difícil de aprender con esos mensajes negativos. Hay que hacer entender que precisamente las drogas enganchan por el lado positivo. Porque si la experiencia es muy desagradable, nadie la repetiría“, aclara.

“Creo que caló muy bien ese mensaje que hablaba del adicto como un perdedor. Como un perdedor porque perdía esas cosas importantes de su día a día. Y que lo que teníamos que hacer era recuperarlas nuevo, para que sirvan de compensación para esa renuncia“, concluye.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…