Inicio / Blog / Drogas ilegales: “Ni para ti, ni para mí… son la muerte en vida”

Drogas ilegales: “Ni para ti, ni para mí… son la muerte en vida”

play Drogas ilegales: “Ni para ti, ni para mí… son la muerte en vida”

Según muestran los datos del Estudio de la Carga Mundial de Enfermedades (GBD, por sus siglas en inglés), el consumo de drogas ilegales a nivel mundial se estima que es una cifra realmente escandalosa: solo en 2016 su dictadura psicoactiva sometía a 275 millones de personas, o lo que es mismo, una tasa de prevalencia del 5,6% de la población de un planeta en peligro.

“Y es el cannabis, con 192 millones de usuarios-clientes, la droga más solícita”, señala el doctor Juan B. Soriano Ortiz, médico epidemiólogo del Instituto de Investigación del Hospital de La Princesa (IISP) y profesor asociado de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, quien CONECTA con efesalud.com para destacar, tristemente, que los porros de marihuana han atrapado ya a 13,8 millones de adolescentes y jóvenes.

¿Estamos los humanos abocados a evadirnos de la realidad usando drogas?

“Desde el comienzo de los tiempos, los humanos han explorado y abusado de diferentes drogas. Algunos expertos dicen que, como los lemmings -roedores-, los humanos son una especie que a veces explora la autodestrucción como una forma de control de la población.

Muchas drogas crean adicción e imitan los efectos de recompensa en el sistema límbico del cerebro, donde se encuentran los instintos humanos-; y a veces estos efectos crean sensaciones superiores a la comida, el sexo e incluso la propia supervivencia.

Sabemos mucho sobre lo que se puede hacer (y se debe hacer) para ayudar a reducir la carga del uso de sustancias psicoactivas. Sin embargo, las macrocifras de sus consecuencias son realmente espectaculares:

  • En 2016, se estimó que 275 millones de personas en todo el mundo usaban drogas ilícitas, lo que se traduce en una prevalencia anual de consumo de drogas ilícitas del 5,6%.
  • El cannabis es la droga ilícita más utilizada en todo el mundo, con 192 millones de usuarios. Pero hay otras.
  • Unos 31 millones de personas que usaban drogas padecían trastornos por consumo de drogas.
  • Casi 11 millones de personas se inyectan drogas, de las cuales 1.3 millones viven con VIH, 5,5 millones con hepatitis C y 1 millón con VIH y hepatitis C.
  • El abuso de drogas es particularmente dañino en niños y adolescentes: las estimaciones iniciales sugieren que a nivel mundial, 13,8 millones de jóvenes de 15 a 16 años consumieron cannabis en el último año, lo que equivale a una tasa de 5,6 por ciento.

¿Qué puesto ocupa el consumo ilícito de drogas en la Carga Mundial de Enfermedades?

En nuestro ya famoso estudio GBD, el consumo de drogas ocupa el puesto 12 en la lista mundial de factores de riesgo de morbilidad y mortalidad. De 1990 a 2017, el consumo de drogas aumentó un 28% en términos de AVAD durante este período. En los hombres, ya era la decimotercera causa de morbilidad y mortalidad en el mundo… y con una tendencia a aumentar aún más y más rápido que en las mujeres.

Aproximadamente, 585.000 personas murieron como resultado del uso de drogas en 2017, según el GBD. De esas muertes, 167.750 se asociaron directamente con trastornos por consumo de drogas (principalmente sobredosis). El resto se atribuyó indirectamente al consumo de drogas e incluyó muertes relacionadas con el VIH o la hepatitis C, adquiridas mediante prácticas de inyección inseguras.

Las cifras poblacionales sobre usuarios de drogas han cambiado poco en los últimos años, pero esta estabilidad oculta los sorprendentes cambios en los mercados y rutas de contrabando y distribución de drogas. Drogas como la heroína y la cocaína, que han estado disponibles durante mucho tiempo, coexisten cada vez más con nuevas sustancias psicoactivas, y ha habido un aumento en el uso no médico de medicamentos de receta. La gama de sustancias y combinaciones disponibles para los usuarios nunca ha sido tan amplia.

¿Quiénes son los grandes beneficiados y los grandes perjudicados por este consumo de drogas?

Se han alcanzado niveles récord de producción de drogas a base de plantas: Afganistán es el principal foco de cultivo de opio a nivel mundial. La producción total de opio aumentó un 65% en todo el mundo entre 2016 y 2017: se pasó a las 10.500 toneladas, una estimación altísima jamás registrada.

El mayor productor de cocaína es Colombia. La fabricación mundial de cocaína en 2016 alcanzó su nivel más alto hasta llegar a unas 1.410 toneladas.

El uso no médico de medicamentos de receta se está convirtiendo en una gran amenaza en todo el mundo. Se usan indebidamente diferentes opioides farmacéuticos según las regiones.

En los países del norte de América, el fentanilo de origen ilícito, mezclado con heroína u otras drogas, está impulsando un aumento sin precedentes de muertes por sobredosis. En Europa, el principal opioide de preocupación sigue siendo la heroína, pero aumenta el uso no médico de metadona, buprenorfina y también fentanilo. En países de África occidental y septentrional, y del Cercano y Medio Oriente, el uso no médico de tramadol, un opioide farmacéutico que no está bajo control internacional, está emergiendo como un asunto de Salud Pública preocupante.

Los usuarios perciben el tramadol como una forma de aumentar su energía y mejorar el estado de ánimo.

El uso no médico de opioides farmacéuticos alcanza proporciones epidémicas en los EE.UU. de Norteamérica. En 2015 y 2016, por primera vez en medio siglo, la esperanza de vida disminuyó durante dos años consecutivos. Un factor clave de este fenómeno fue el aumento de autolesiones no intencionadas, que incluyen muertes por sobredosis, mayormente por fentanilo. Nuevas evidencias sugieren que Canadá también se ve afectado por sobredosis por fentanilo.

Muchos países aún no ofrecen tratamiento adecuado de drogas y servicios de salud para reducir el daño causado por las drogas.

El doctor Joan Soriano muestra diferentes tipos de drogas ilícitas: cannabis, medicamentos no recetados, heroína, anfetaminas

¿Y qué grupos humanos podemos destacar como los más vulnerables a las drogas?

El consumo de drogas y el daño asociado son más altos entre los jóvenes. El cannabis es una droga frecuente de iniciación en los jóvenes y una puerta de entrada a otras drogas más duras, con abuso y conductas violentas o de riesgo. Hay dos tipologías extremas en el uso de drogas entre los jóvenes: drogas en clubs nocturnos e inhalantes -pegamentos, etc.- entre niños y niñas de la calle.

El camino de los jóvenes hacia el uso de sustancias nocivas es complejo. El camino desde el inicio hasta el uso entre los jóvenes está influenciado por factores que a menudo están fuera de su control.

Los factores protectores para el uso de sustancias incluyen:

  • Participación y seguimiento del cuidador.
  • Salud y desarrollo neurológico: Habilidades de confrontación y resiliencia. Regulación emocional.
  • Seguridad física e inclusión social.
  • Barrios seguros.
  • Ambiente escolar de calidad.

Los factores de riesgo incluyen:

  • Trauma y adversidad infantil: Abuso y negligencia infantil.
  • Problemas de salud mental.
  • Pobreza.
  • Uso de sustancias por pares (padres, hermanos y amigos) y disponibilidad de drogas.
  • Clima escolar negativo.
  • La búsqueda de sensaciones.

En general, la pobreza y la falta de oportunidades para el avance social y económico pueden llevar a los adolescentes y jóvenes a involucrarse en la cadena de suministro de drogas.

¿Las mujeres se diferencian de los hombres al consumir drogas?

El uso no médico de tranquilizantes y opioides son relativamente comunes. Se observa el fenómeno del “telescoping“, que implica: más hombres que mujeres se inician el consumo de drogas. Pero después del inicio, las mujeres avanzan más rápido que los hombres hacia los trastornos por consumo de drogas.

Las mujeres que han experimentado adversidades en la niñez interiorizan cierto tipo de comportamientos y pueden usar las drogas para automedicarse.

En general, las mujeres tienen un mayor riesgo de enfermedades infecciosas que los hombres. El tratamiento del consumo de drogas y la prevención, el tratamiento y la atención del VIH, deben adaptarse a las necesidades específicas de las mujeres.

Finalmente, los presos -reos en la cárcel-, en particular las mujeres presas, corren un mayor riesgo de contraer enfermedades infecciosas porque están, en muchos casos, mal atendidas desde el punto de vista médico, entre otras causas.

El futuro cercano, ¿más o menos drogadicción?

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus objetivos afirman que “no puede haber desarrollo sostenible sin paz, ni paz sin desarrollo sostenible”. Esto aúna los procesos de la Paz, el Estado de Derecho, los Derechos Humanos, el Desarrollo y la Igualdad para formar un marco integral y con visión de futuro. La lucha contra el problema mundial de las drogas y los esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible son, por lo tanto, complementarios y se refuerzan mutuamente.

La prevención del consumo de drogas y las consecuencias adversas para la salud del consumo de drogas entre los jóvenes requiere una cultura de comprensión, siempre respaldada por la investigación científica.

La coexistencia en el mercado de drogas ilícitas, que deberían ser usadas solo con receta médica solamente, y una creciente oleada de sustancias de origen poco claro que se venden como medicamentos, pero están destinados para uso no médico, junto con el tráfico de polipíldoras y la oscura red del tráfico de estas drogas, está agregando niveles de complejidad sin precedentes al problema de las drogas.

El doctor Joan Soriano
“Piensa en ti mismo, en los tuyos, en los demás y en el planeta Tierra. El cannabis y todas las drogas de uso ilícito son dañinas: a menudo, un primer canuto de marihuana, es la puerta de entrada a drogas más duras y comportamientos de riesgo. Hable con sus hijos y jóvenes. Los medicamentos recetados no son drogas recreativas. Finalmente, la cocaína, la heroína y las anfetaminas son como jugar a la ruleta rusa con su salud. Predique con el ejemplo. La buena información a tiempo es esencial… y recuerde: LA PREVENCIÓN ES VIDA”, concluye el epidemiólogo Joan B. Soriano Ortiz.

Intervención del Dr. Soriano en idioma inglés

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…