Inicio / Enfermedades / Dianas para proteger y mantener la salud pulmonar

Dianas para proteger y mantener la salud pulmonar

En el marco del 30 Congreso de la Sociedad Respiratoria Europea, celebrado recientemente, tuvo lugar el simposio “¿Qué dianas hay para proteger y mantener la salud pulmonar?”. En él se trataron el manejo de pacientes con enfermedades pulmonares crónicas y las nuevas evidencias en la investigación sobre la COVID-19. El investigador y epidemiólogo Joan B. Soriano, del Servicio de Neumología del Hospital de La Princesa en Madrid, nos da las claves de este encuentro, en el que ha participado

ejercicio
Radiografía de unos pulmones. EPA/EFE

Como explica a EFEsalud el doctor Soriano, el tema de este Congreso de la Sociedad Respiratoria Europea (ERS) ha sido la promoción de la salud respiratoria antes de que haya enfermedad, aunque, “por las circunstancias actuales, muchas sesiones se han dedicado a la prevención y manejo de pacientes con COVID-19”, apunta.

“Este Congreso debía haberse realizado en Viena, pero finalmente se hizo íntegramente, con sus 450 sesiones y la participación de más de 33.000 delegados, de manera virtual”, añade el epidemiólogo.

En cuanto al simposio en el que ha participado, “¿Qué dianas hay para proteger y mantener la salud pulmonar?, promovido por Zambon, diversos expertos de renombre mundial han hecho balance de algunas enfermedades pulmonares de alto impacto poblacional como la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y la FPI (Fibrosis Pulmonar Idiopática), observando un denominador común entre ambas: el estrés oxidativo, actualmente identificado como un elemento clave para comprender la aparición y cronicidad de diversas patologías.

Dianas salud pulmonar
El doctor Joan B. Soriano Ortiz

También se han abordado las nuevas evidencias surgidas durante el manejo de pacientes COVID-19En este sentido, la pandemia ha reconfirmado la importancia de mantener un sistema de protección eficaz a nivel pulmonar: la agresión viral genera un desequilibrio entre el sistema antioxidante y los radicales libres, que, si se perpetúa, es una de las causas de la fibrosis pulmonar, observada en COVID-19.

Se espera que una restauración temprana de este equilibrio con la terapia antioxidante limite tanto el daño inicial como la perpetuación del daño.

Dianas para proteger la salud pulmonar

Los expertos invitados al simposio compartieron las actualizaciones más significativas en el campo del estrés oxidativo y el daño pulmonar, discutiendo posibles desarrollos futuros en el campo de la investigación clínica.

Es posible prevenir exacerbaciones en algunas enfermedades pulmonares y en particular en la EPOC, gracias al uso de antioxidantes y su acción antiinflamatoria“, ha explicado el Profesor Alberto Papi, de la Clínica de Neumología del Hospital Universitario S. Anna, Universidad de Ferrara, presidente y ponente del Simposio.

Las moléculas antioxidantes como el glutatión pueden bloquear esta cascada de eventos inflamatorios y, por lo tanto, prevenir potencialmente el riesgo de exacerbación.

La oxidación afecta también a la fibrosis pulmonar

El desequilibrio del mecanismo regulador oxidante-antioxidante es uno de los factores que contribuyen a la progresión de la enfermedad incluso en pacientes con fibrosis pulmonar.

La forma más grave de fibrosis pulmonar es la idiopática, que representa aproximadamente el 20 % de los casos. Para su tratamiento se encuentran disponibles dos medicamentos que pueden reducir la progresión de la enfermedad. La NAC, que se está probando actualmente, podría representar una opción terapéutica adicional para estos pacientes”, ha explicado el profesor Luca Richeldi, de la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Roma.

Sin embargo, como comenta, la búsqueda de nuevos medicamentos para tratar la fibrosis pulmonar todavía está abierta y está recibiendo un impulso adicional a la luz de una nueva forma de fibrosis pulmonar que puede seguir a la infección por coronavirus.

La NAC, un gran aliado frente a la oxidación empleado en pacientes COVID

El docto Soriano explica a EFEsalud que la N-acetilcisteína (NAC) es un fármaco muy conocido y utilizado ya en otras patologías, pues tiene efectos trombolíticos en la circulación y es un gran antioxidante, además de fluidificar las secreciones.

Para manejar a los pacientes muy graves o ya en UCI por COVID-19, era fundamental intentar reducir el estrés oxidativo en los pulmones”, afirma.

“Los pacientes con COVID-19 tienen un desequilibrio oxidante-antioxidante y sufren una tormenta de citosinas, y potencialmente podrían beneficiarse extraordinariamente del tratamiento con NAC”, asegura.

“En nuestro Hospital de La Princesa, nuestros neumólogos tenían muchas dificultades para realizar broncoscopias en pacientes con neumonía grave en UCI, pues el moco en bronquios y tejido pulmonar era tan espeso que se parecía a la baba de caracol. Es por ello que, por analogía con lo que hacemos ya en EPOC o fibrosis quística, se experimentó con el uso local de NAC para fluidificar esta baba de caracol“, explica el epidemiólogo.

La NAC nos puede seguir dando sorpresas positivas próximamente“, celebra el doctor Soriano.

Manejo de pacientes COVID-19 en una segunda ola

Con respecto a los efectos que puedan tener los rebrotes de esta “segunda ola”, asegura que ahora estamos más preparados. Se ha hecho acopio de suficientes equipos de protección, de ventilación mecánica; hay nueva experiencia postural en UCI (posición de los pacientes en prono) y se aplican medicamentos más eficaces (anti-inflamatorios, antivirales y antitrombóticos).

Todo esto ha hecho que “en esta segunda ola la tasa de mortalidad por COVID-19 en España sea a nivel mundial la segunda más baja después de Alemania”, señala.

Por último, el doctor Soriano subraya que el balance de este simposio sobre dianas para proteger la salud pulmonar ha sido muy positivo, ya que siempre es bueno discutir los problemas desde una perspectiva internacional.

(No Ratings Yet)
Cargando…