Inicio / Enfermedades / La diabetes tipo 2 también es mala: síntomas y complicaciones

La diabetes tipo 2 también es mala: síntomas y complicaciones

Hay que cambiar el discurso, porque la diabetes tipo 2 no es la buena, también es mala. Se trata de una enfermedad crónica, progresiva y grave, que va en aumento porque está muy ligada a dos factores de riesgo que crecen: la edad avanzada de la población y la obesidad, motivo por el cual ya la padecen también niños y jóvenes

diabetes tipo 2
Bomba de insulina. FOTONacho Gallego

Los síntomas pueden ser menos marcados que otras diabetes, de ahí que puedan pasar años sin que el paciente se entere y dar paso a una situación de hiperglucemia crónica que eleva el riesgo de padecer complicaciones en los ojos, riñones, nervios o el corazón.

Así lo han puesto de manifiesto médicos especialistas en una jornada virtual organizada por la Federación Española de Diabetes (FEDE), en la que se ha hablado además del uso de las nuevas tecnologías para la atención de estos pacientes con vistas a mejorar su calidad de vida.

En España se estima que la prevalencia de esta patología ronda el 14%, lo que supone hablar de más de cinco millones de personas.

La necesidad de llevar un buen control de esta enfermedad, que con la pandemia se ha visto alterado cuando no interrumpido, así como la urgencia de educar al personal de enfermería y al propio paciente sobre como manejar este tipo de diabetes han sido defendidos en este evento.

Algunos de sus participantes, como  Juan Francisco Perán, presidente de FEDE; Antonio Pérez, presidente de la Sociedad Española de Diabetes (SED), y Javier Escalada, presidente de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), han profundizado en las 10 medidas para mejorar la calidad de vida de estos pacientes, especialmente de los  insulinizados.

Se trata de un decálogo publicado recientemente por FEDE con el apoyo de las citadas sociedades médicas y  el Consejo General de Enfermería (CGE), que incide en la educación, la formación, la telemedicina, la innovación y el tratamiento individualizado, entre otros.

diabetes tipo 2
Infografía sobre la diabetes/EFE

Diabetes tipo 2, también es mala

De acuerdo con la FEDE,  La tipo 2 es la más común de diabetes mellitus, siendo hasta 10 veces más frecuente que la tipo 1.

La característica principal de esta enfermedad crónica es la presencia de unos niveles de glucosa en sangre elevados debido a la resistencia del organismo ante la insulina, lo que hace que aunque esta hormona esté presente en la circulación, las células no puedan utilizarla adecuadamente para introducir el azúcar en su interior.

Las principales causas de la resistencia a la insulina son la falta de actividad física y la acumulación de tejido adiposo, por lo que el exceso de peso y el sedentarismo parecen ser los principales factores de riesgo para el desarrollo de esta enfermedad.

El 80 % de las personas con diabetes tipo 2 tiene sobrepeso en el momento del diagnóstico.

En la mayoría de los casos diagnosticados, el tratamiento consiste en un cambio de estilo de vida, controlando la alimentación para reducir la ingesta de alimentos hipercalóricos y en concreto azúcares libres, así como incrementando el nivel de actividad física.

En algunos casos, los pacientes pueden llegar a requerir inyecciones de insulina.

Diabetes tipo 2: síntomas

Cansancio

Es el síntoma más característico de las personas con diabetes tipo 2, debido a que las células del organismo no pueden obtener la suficiente glucosa para convertirse en energía. Esto conduce también a fatiga e irritabilidad.

Infecciones frecuentes

También pueden contraer infecciones de repetición, sobre todo de la zona genitourinaria o de los aparatos respiratorio y urinario o en las encías o la piel.

Hormigueo o entumecimiento en manos y pies

La mala circulación repercute en los nervios causando una neuropatía y se puede notar una pérdida de sensibilidad o entumecimiento en pies o manos.

Visión borrosa

Los altos niveles de glucosa en sangre modifican el líquido intraocular causando una inflamación de la retina que provoca dificultades para ver de forma nítida.

Cortes y hematomas

Los cortes y las heridas pueden tardar más en curarse como consecuencia de los niveles altos de glucosa en la sangre.

Otros síntomas que pueden aparecer, según la FEDE, son la necesidad de orinar de forma frecuente; sed extrema o polidipsia y hambre extrema.
diabetes tipo 2 síntomas
Archivo EFE/Alex Cruz

Diabetes tipo 2: complicaciones

La misma fuente apunta las siguientes:

Hipoglucemias 
Las hipoglucemias se caracterizan por las bajadas de azúcar en sangre. Es uno de los principales riesgos del tratamiento con insulina.

Los niveles bajos de azúcar, por debajo de 70 mg/dl, suelen provocar síntomas de debilidad, palidez, ansiedad, mareos y vértigos, temblores, y en ocasiones, hasta palpitaciones y convulsiones, llegando a la pérdida de conocimiento en los casos graves.

Entre las causas de las hipoglucemias en diabetes tipo 2 se encuentran haber eludido alguna comida, haber reducido de forma excesiva la ingesta de hidratos de carbono, haber practicado ejercicio físico muy intenso o, en caso de ser un paciente tratado con insulina, haber administrado dosis no adecuadas.

Hiperglucemias 

La persona con diabetes tipo 2 deberá controlar bien su alimentación y cumplir con el tratamiento estipulado por el médico para evitar la subida de los niveles de azúcar o hiperglucemias.

En estas situaciones los niveles elevados superan los 250 mg/dl, aunque depende de cada persona.

Entre sus causas se encuentran la ingesta excesiva de hidratos de carbono en una comida, una insuficiente administración de insulina, infecciones o baja actividad física.

Si los niveles de glucosa son muy altos se pueden producir cetonas, con síntomas como náuseas, vómitos, cansancio, aumento de las ganas de orinar, sed y hambre extrema, dolor abdominal o visión borrosa.

Si el paciente nota somnolencia, respiración profunda y latido rápido, debe acudir lo más rápido posible a urgencias, ya que podría producirse una cetoacidosis, que puede derivar en coma diabético.

Prevención de complicaciones vasculares

Revisar los pies a diario

Una de las complicaciones de la diabetes tipo 2 es el denominado pie diabético, consecuencia de la afectación de los nervios derivada de los niveles altos de glucosa.

Esto dificulta la circulación sanguínea y la llegada de sangre a los pies.

Estas lesiones pueden complicarse de no ponerse remedio, produciéndose úlceras con el consiguiente riesgo de necrosis y amputación.

Controlar niveles de glucosa, colesterol y presión arterial

Si no se descontrolan y se evita su incremento, los riesgos de complicaciones de la diabetes tipo 2 se reducen.

Así, habrá menos posibilidades de sufrir un accidente cardíaco o cerebral.

Acudir a revisiones periódicas de la vista

La retinopatía diabética es una complicación ocular grave derivada de esta patología 2 que puede no ocasionar síntomas en los pacientes.

Por ello, es importante revisar la vista de forma anual de manera que se evite detectar la enfermedad en estado avanzado y se pueda poner tratamiento a tiempo.

Controlar el consumo de grasas y evitar el alcohol

Las grasas y el alcohol pueden alterar los niveles de colesterol y glucosa y la presión arterial, por lo que es importante reducir su consumo.

Mantenerse activo

Evitar el sedentarismo es uno de los consejos primordiales para estos pacientes, ya que les permitirá activar la circulación de la sangre y que esta fluya hasta los pies.

Hacerse controles de orina

Es importante cuidar los riñones para evitar la nefropatía diabética y la insuficiencia renal.

Realizarse controles de orina de forma periódica ayudará a medir la función renal del paciente y evitar complicaciones.

(No Ratings Yet)
Cargando…