Inicio / Blog Salud y Prevención / Seis cambios en la salud de la mujer en las últimas décadas

Seis cambios en la salud de la mujer en las últimas décadas

La incorporación de la mujer al trabajo, la libertad reproductiva a través de los métodos anticonceptivos o el retraso de la edad de la maternidad son algunos de los grandes cambios que ha experimentado la mujer en los últimos 50 años. Algunos avances sociales que, sin duda, influyen en la salud de la mujer

Seis cambios en la salud de la mujer en las últimas décadas

Estrés, nerviosismo, horarios disparatados, y otros elementos tradicionalmente de los hombres, se han incorporado al día a día de la mujer debido a su nuevo rol. A pesar de todo esto, el cambio les ha permitido mayor acceso a la información y mayor concienciación en cuidarse y preocuparse cada vez más por su salud.

1. Hábitos menos saludables, pero más concienciación

Hoy en día las mujeres son más conscientes de la importancia de un estilo de vida saludable, y sin embargo, han adoptado hábitos tradicionalmente masculinos, como el sedentarismo, la mala alimentación o el tabaquismo, que están provocando un deterioro en su salud, aunque, afortunadamente, la mortalidad por estas causas ha disminuido con los programas de prevención y entre otros, los logros de la medicina preventiva.

La falta de tiempo les ha llevado a una dieta menos saludable, pero han ganado en conocimiento nutricional, saben combinar mejor los alimentos y han aprendido en higiene alimentaria cosas que les salvan, entre otros, de detonantes del cáncer.

Sin embargo, en consumo de tabaco han dado un paso atrás, y el número de mujeres fumadoras ha crecido de forma notable, especialmente entre las más jóvenes. La introducción en el mercado de los cigarrillos light, que les ha hecho creer erróneamente que afectan menos a su salud, es responsable de una relajación en la actitud ante las campañas de concienciación.

Todo ello, sumado a las diferencias fisiológicas con respecto al hombre, incide negativamente, además, en sus huesos y articulaciones.

2. Mujer, trabajadora, madre: una combinación difícil de conciliar

El acceso a la educación superior, la incorporación al mundo laboral y la libertad reproductiva son algunos de los grandes cambios que han experimentado las mujeres. La educación que han recibido y el contexto cultural en el que viven les imponen un papel importante en los roles tradicionales, y exige una duplicidad de papeles difícil de conjugar.

Tanto la comunicación como la gestión del tiempo son claves fundamentales para que sigan avanzando en ese camino hacia la igualdad “sin morir en el intento”. Aún tienen que aprender a darse permiso para no ser perfectas en cada una de las áreas, o por lo menos no exigirse ser impecables en cada una de ellas sino solo en los que son más importantes para ellas.

3. El estrés y sus efectos

Asumir este rol con múltiples responsabilidades tiene consecuencias no siempre beneficiosas, y la aceptación social general de que pueden y deben desarrollarse tanto fuera como dentro de casa, exige un desgaste físico y psicológico, que se traduce en mayor estrés y menor calidad de vida, lo que produce en muchos casos infelicidad. Esta situación mantenida en el tiempo puede crearles frustración y baja motivación, que al final repercute tanto en su trabajo como en su entorno familiar.

La repercusión física es clara, dejan de comer bien y lo hacen de forma rápida, manifestándose con la aparición de anemia, cansancio, dolores de cabeza más frecuentes, dificultad para conciliar el sueño… Exteriormente, su piel acusa una tendencia a las arrugas, ojeras, caída del pelo, palidez… Toda esta sobrecarga de esfuerzo personal también suele manifestarse con contracturas musculares en región cervical y dorsal, agravando aún más el malestar de la situación.

4. Cáncer: menor mortalidad, mayor prevención

La mortalidad por cáncer se ha reducido drásticamente en los últimos años, gracias a la implantación de programas de cribado y a la detección precoz, que hacen que, por ejemplo, una mujer que se detecta un bulto en el pecho acuda al médico. Esto unido a la irrupción de la primera vacuna efectiva contra el cáncer (del papiloma humano), y a los tratamientos de última generación, han conseguido que la mujer con cáncer tenga una mayor calidad de vida e incluso llegue a curarse.

5. Maternidad tardía y sexualidad

Hoy las mujeres son mucho más conscientes de su cuerpo y del de otras mujeres y el pudor que tenían con todo lo relacionado con sus genitales ha desaparecido. Además del cambio en la mentalidad, los métodos anticonceptivos han mejorado la seguridad y salubridad en su vida sexual, a la vez que han provocado un retraso en la edad de la maternidad, en la que no sólo influyen motivos laborales. Para esta realidad, avances en técnicas de reproducción asistida como la vitrificación de ovocitos (congelación de los óvulos) hacen posible el embarazo independientemente de la edad fértil.

La obstetricia también ha experimentado avances que han reducido el riesgo, tanto para la madre como para el feto, en gestaciones de edad avanzada.

6. Siempre jóvenes

La generación actual de mujeres ha ganado en autonomía y tiene mayor conciencia del cuidado personal y del aspecto físico, en favor de su autoestima y de la necesidad de reducir los efectos del paso del tiempo. Y es que el ritmo de vida actual también deja sus efectos en forma de dermatitis seborreicas, rosácea, “piel en la oficina”, etc.,.. Sin embargo, la mayor conciencia de cuidar su aspecto físico y la accesibilidad a los tratamientos estéticos han conseguido que lleguen a la madurez con una piel y un aspecto mejor mantenidos. Recurren cada vez más a la medicina estética para reducir los signos visibles del paso del tiempo, y lo hacen además buscando una mejora en su autoestima y el freno al ciclo biológico (a diferencia de los hombres, movidos por variables del tipo de competitividad laboral). Lipofilling (plasma rico en factores de crecimiento para el rejuvenecimiento facial), ‘botox’, ácido hialurónico… son los procedimientos más demandados por las mujeres, siendo también los que tienen resultados más naturales. Y esa naturalidad también se traslada a la forma de abordar los temas. El paso por el quirófano ya no es un secreto a voces. Es un tema de conversación.

Asimismo, recurren cada vez más a tratamientos mínimamente invasivos que consiguen un objetivo estético óptimo a la vez que reducen drásticamente el impacto en su vida, como el de las varices (ablación térmica con láser o radiofrecuencia, etc.) o el de la cirugía ocular.

El resultado es una mujer más formada, independiente, polivalente y a quien le gusta gustarse a sí misma y gustar a los demás, con más acceso a la información y a la medicina preventiva, lo que ha redundado evidentemente en su mayor esperanza de vida: vive más y con mayor calidad de vida. Sin embargo, este avance necesita aún de un equilibrio en la equiparación de papeles y roles entre hombre y mujer que reduzcan las secuelas que la sobrecarga física, emocional y laboral tienen sobre ellas por la difícil conjugación de su múltiple papel de mujer-trabajadora-madre.

 

Este texto ha sido elaborado a partir de las reflexiones de especialistas de Grupo Hospitalario Quirón en respuesta a dos cuestiones, sobre los principales avances para la mujer en los últimos años y las repercusiones positivas y negativas en la salud de la mujer: Antonio de Dios, Psicología (Quirón Marbella), Dr. Adolfo López Gómez, Ginecología y Obstetricia (Quirón Sagrado Corazón), Dr. Alexander Aslani, Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Quirón Málaga), Dr. Dick Pasker, Neumología (Quirón Torrevieja), Dr. Francisco Montes de Oca, Ginecología (Quirón Tenerife), Dr. Javier Díaz, Reproducción Asistida (Quirón Valencia y Quirón Torrent), Dr. Juan Carlos Rueda Garrido, Medicina del Trabajo (Quirón Murcia), Dr. Koldo Carbonero, Ginecología y Reproducción Asistida (Quirón San Sebastián), Dr. Luis Riera del Moral, Angiología y Cirugía Vascular (Quirón San José y Quirón San Camilo), Dr. Pablo Asensio, Medicina Interna (Quirón A Coruña), Dr. Silvestre Martínez, Dermatología y Venerología (Quirón Málaga), Dra. Alicia Úbeda, Ginecología y Obstetricia (Quirón Dexeus), Dra. Jainoe Zulueta, Ginecología y Unidad de Mama (Quirón Bizkaia), Dra. Lucía González Cortijo, Oncología (Quirón Madrid), Dra. Mª Carmen Gómez Rubín de Célix, Cardiología (Quirón San Camilo), Dra. Margarita Rodríguez de Azero, Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Quirón Tenerife y Quirón Costa Adeje), Dra. Rosa Burgos, Endocrinología (Quirón Barcelona).

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies