Inicio / Nutrición / ¿Cómo afecta la destrucción de la biodiversidad a la alimentación?

¿Cómo afecta la destrucción de la biodiversidad a la alimentación?

La biodiversidad, aunque resulte sorprendente, guarda una estrecha relación con nuestra manera de alimentarnos. Resulta imprescindible para mantener una dieta saludable y variada, por eso es tan importante tomar medidas para conservarla. De ello habla en “El Bisturí” la nutricionista Laura González

¿Cómo afecta la destrucción de la biodiversidad a la alimentación?
Cultivo de palma de aceite en María la Baja (Colombia). EFE/Ricardo Maldonado

Con motivo de la celebración de la Cumbre del Clima, que arrancó el pasado lunes en Madrid y continuará hasta el próximo 13 de diciembre, “El Bisturí” dedicó noviembre en su sección `El abecedario de la nutrición´a descubrir la relación entre alimentación y medio ambiente.

Después de haber tratado el efecto de las emisiones y el cambio climático en la producción de alimentos y sobre un recurso vital como es el agua, Laura González, responsable de nutrición y salud de Nestlé, se centra en la relación alimentación/biodiversidad.

Qué es la biodiversidad y cómo nos afecta su desaparición

La biodiversidad es, en pocas palabras, la variedad de la vida. Abarca la diversidad de especies -tanto plantas como animales y otros microorganismos- que viven en un espacio determinado, así como los ecosistemas en los que se encuentran y las regiones donde se ubican.

Es vital para mantener una alimentación saludable y está en riesgo debido a la actividad humana, por eso es tan importante tomar medidas para mantenerla.

Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la biodiversidad, en la que se sustentan nuestros sistemas alimentarios, está desapareciendo, lo que pone en grave peligro el futuro de nuestros alimentos, nuestra salud y el medio ambiente.

Una biodiversidad amenazada no solo afecta a la variedad de alimentos, también lo hace a la seguridad alimentaria. El director de la FAO advierte de que la biodiversidad es fundamental para salvaguardar la seguridad alimentaria mundial y sostener dietas saludables y nutritivas.

También señala que tenemos que utilizar la biodiversidad de forma sostenible para poder responder mejor a los crecientes desafíos del cambio climático y producir alimentos de una forma que no dañe al medio ambiente.

Si se pierde la biodiversidad, no es posible recuperarla, y una menor biodiversidad significa que las plantas y los animales sean más vulnerables a plagas y otras enfermedades.

Organismos vinculados a la alimentación

Entre todas las especies de la naturaleza, la biodiversidad ligada a la alimentación, incluye las plantas y animales que nos proporcionan alimentos, piensos y fibra.

También incluye los organismos necesarios para la producción de alimentos como por ejemplo insectos, aves, manglares, corales, hongos y bacterias.

Habitan en el suelo y permiten que sea fértil, purifican el agua y el aire, que mantienen sanos a peces y árboles y combaten las plagas y enfermedades de los cultivos y del ganado… es decir, todo lo que comemos y su salubridad depende en buena medida de esta biodiversidad.

Esa pérdida de biodiversidad es la causante también de la desaparición de las especies animales y vegetales, lo que hace depender nuestra alimentación de cada vez un número menor de estas. La variedad del ganado es menor y existe sobre explotación en la pesca. En cuanto a la ganadería, nos alimentamos apenas de 40 especies y una cuarta parte está en peligro de extinción.

Acciones para el cambio

No estamos pensando a largo plazo en las consecuencias que nuestra actividad, que ha estado basada en el crecimiento sin control, puede tener en el futuro del planeta, señala Laura González.

biodiversidad alimentación
EFE/Cézaro De Luca

Ahí están la sobreexplotación de tierras, la incorrecta gestión del agua, la contaminación, el exceso de pesca, la deforestación, el cambio climático, el crecimiento demográfico y la organización. Pero no todo está perdido y hay motivos para el optimismo, menciona la nutricionista.

Me baso en el informe de la FAO que antes he mencionado y que destaca que cada vez existe una mayor sensibilización por este problema y que se están multiplicando los esfuerzos por revertir esta situación.

La ONU ha creado este año una coalición que promueve la restauración y protección de la biodiversidad en los productos y en los procesos vinculados a la producción y distribución de los alimentos.

One Planet Bussines for Biodiversity

Esta coalición se llama One Planet Bussines for Biodiversity y está formada por una veintena de grandes empresas de alimentación, entre las que se encuentra Nestlé.

Los objetivos que se persiguen son:

  1. Ampliar las prácticas de la denominada agricultura regenerativa. Consiste en aplicar prácticas que aprovechen el poder de las plantas para mantener el carbono en el suelo y aumentar la capacidad de estos para retener el agua, mejorar la resistencia de los cultivos y recuperar así la densidad de los nutrientes de los alimentos.
  2. Desarrollar productos para impulsar la biodiversidad para que no dependamos solo de unos pocos tipos de cultivos.
  3. Eliminar la deforestación y mejorar la gestión, restauración y protección de ecosistemas naturales de alto valor. En este sentido, podemos decir que casi el 80 % de nuestra cadena de suministro global para nuestros productos está libre de deforestación y en un año alcanzaremos el 90 %. A eso nos ayudan las nuevas tecnologías como la utilización de Starling, un sistema de imágenes por satélite que controla que no exista deforestación en el 100 % de nuestra cadena de suministro en determinadas materias primas.

Y los consumidores, ¿qué podemos hacer? Optar por productos cultivados de manera sostenible o aquellos que demuestran ser respetuosos con el medio ambiente, tanto por los ingredientes que contienen como por su proceso de elaboración y producción.

(No Ratings Yet)
Cargando…