Inicio / Enfermedades / El estigma de la depresión: el 50% de los españoles cree que se puede fingir

El estigma de la depresión: el 50% de los españoles cree que se puede fingir

Aunque es la enfermedad mental más frecuente, la depresión sigue estando estigmatizada. De hecho, casi la mitad de los españoles cree que se puede fingir y uno de cada seis la relaciona con una personalidad inestable, mientras que el 49 % lo achaca a la debilidad de carácter

El estigma de la depresión: el 50% de los españoles cree que se puede fingir
EPA/JULIAN STRATENSCHULTE

Estas son algunas de las conclusiones del estudio “¿Qué saben los españoles de la depresión?”, elaborado por un grupo de expertos en salud mental y presentado durante el seminario Lundbeck “Dale la vuelta a la depresión“, celebrado recientemente en Palma de Mallorca.

El trabajo, realizado por la empresa Ipsos mediante 1.700 encuestas a personas mayores 18 años de todas las comunidades autónomas, entre finales de mayo y principios de junio, revela que aún hay un 14 % de los ciudadanos que cree que no es una enfermedad.

No obstante, dos de cada diez dicen que padecen o han padecido este trastorno y, paradójicamente, un 35 % de éstos se encuentran en el grupo de los que piensan que se puede fingir.

Un dato “preocupante” que constata una visión “frívola” de la depresión, ha señalado el doctor Miquel Roca, coordinador de la unidad de psiquiatría del Hospital Juan March de Mallorca y profesor de la Universidad de las Islas Baleares.

“Tenemos que trabajar para intentar diferenciar el cuadro depresivo de lo que no es una enfermedad. Hablamos de un cuadro grave, pero parte de la población no lo entiende como una patología sino como una respuesta no adaptativa”, ha lamentado este psiquiatra.

¿Realmente la depresión se puede fingir?

Según el doctor Roca, a un clínico experimentado no es tan fácil engañarle, a pesar de que no existen pruebas diagnósticas en esta enfermedad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 2,4 millones de personas padecen depresión en España: mujer, de entre 60 y 64 años, ama de casa y viuda, es el perfil más habitual.

El doctor Guillermo Lahera, profesor de psiquiatría y psicología médica en la Universidad de Alcalá e investigador en el Cibersam, ha reconocido que en esta enfermedad hay un sobrediagnóstico y una sobremedicación, pero al mismo tiempo hay también “muchas personas con depresión que tienen grandes sufrimientos y no reciben un tratamiento eficaz”.

“La banalización del término genera daños”, ha subrayado este psiquiatra, quien ha incidido en que la depresión bien tratada se puede curar.

En ello coinciden el 93,5 % de los encuestados, aunque para el 47 % el profesional más adecuado para tratar a los pacientes es el psicólogo, seguido del psiquiatra (29 %) y del médico de familia (7 %).

Este dato, según el doctor Roca, evidencia que “lo psicológico tiene mejor prensa que lo psiquiátrico”, una percepción que conlleva a que el psiquiatra “invierta mucho tiempo en convencer al paciente para que se tome la medicación, lo que no ocurre en otras especialidades médicas”.

Depresión
EPA/FACUNDO ARRIZABALAGA

En el papel “fundamental” que juega el médico de familia en la promoción y prevención de la depresión ha incidido el doctor Vicente Gasull, coordinador del grupo de salud mental de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

Estos profesionales “ocupan una posición privilegiada” para la detección precoz de síntomas, ya que “conocemos al paciente y a su familia a lo largo de muchos años”, pero también “deben ser un filtro”, ha precisado.

Y es que los trastornos mentales ocupan el 30 % de los problemas de salud atendidos en atención primaria; además, la prevalencia de la depresión como problema de salud mental atendido en los centros de salud se sitúa en torno al 19,5 %.

Apatía (43 %) y tristeza (38 %) son considerados los principales síntomas de la depresión para los encuestados.

Prácticamente ninguno señala de forma espontánea la dificultad de concentración, de atención, de memoria, en la toma de decisiones y planificación de actividades, a pesar de que estos síntomas cognitivos son “nucleares” y son los que más afectan a la vida social y laboral”, ha advertido el doctor Roca.

La relación entre depresión y suicido es estrecha. Tal y como ha explicado Cecilia Borrás, presidenta fundadora de “Después del Suicidio-Asociación de Supervivientes“, es “importante” estar alerta ante cualquier cambio en el estado de ánimo, sobre todo, en personas con depresión, que está detrás de más del 60 % de los suicidios”.

La doctora Borrás ha incidido en que ayudar supone empoderar a la persona en su sufrimiento y empatizar con ella y ha advertido de que hay que evitar palabras de ánimo que pueden suponer más presión para quien sufre ese trastorno.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies