Inicio / Enfermedades / Del hambre, la guerra y la peste, ¡líbranos Señor!

Del hambre, la guerra y la peste, ¡líbranos Señor!

Esta célebre invocación al Altísimo tan recurrente en la Edad Media daba cuenta de la dificultad de añadirle años a la vida por culpa del hambre, la guerra o la peste, especialmente si se trataba de la temida peste negra, una enfermedad que se ha cobrado tres vidas en EEUU de un total de 11 casos reportados en seis estados desde el pasado mes de abril

Otras noticias

Del hambre, la guerra y la peste, ¡líbranos Señor!

Conocida también como peste bubónica y considerada la pandemia más devastadora de la historia -diezmó dramáticamente la población europea en el siglo XIV- , esta enfermedad pervive en la actualidad, por increíble que parezca, en África, Asia y América.

Pero es en América y más concretamente en EEUU, donde recientemente se ha vuelto a informar de un nuevo caso registrado en Oregón.

Las autoridades de este Estado situado en la costa oeste informaron hace quince días que una joven tuvo que ser ingresada en una unidad de cuidados intensivos tras haber contraído lo que parece ser peste bubónica.

Al parecer, la joven contrajo la enfermedad a raíz de la picadura de una pulga durante una expedición de caza cerca de la localidad de Heppner, en el condado de Morrow, el pasado 16 de octubre.

“Mucha gente cree que la plaga es una enfermedad del pasado pero está todavía muy presente en nuestro medioambiente, sobre todo entre la vida salvaje”, destacó en un comunicado Emilio DebEss, veterinario estatal.

DebEss recomendó evitar cualquier contacto con roedores salvajes y pidió a los que salgan de excursión al aire libre que no alimenten a las ardillas u otros roedores y nunca toquen la piel de roedores muertos o enfermos.

El veterinario hizo hincapié en proteger a los animales domésticos de las pulgas y evitar su contacto con los animales salvajes.

Yersinia Pestis

Máscara de la peste/EFE/Federico Gambardini

El Catedrático de Microbiología y Parasitología de la Universidad de Granada y Académico de número de la Real Academia Nacional de Medicina, Gonzalo Piédrola, ha explicado a EFEsalud que la bacteria de nombre “Yarsinia Pestis” es la causante de esta enfermedad que llegó a Europa procedente de Asia, concretamente por la ruta de Crimea, y en el pasado se asoció a Florencia más que a ninguna otra ciudad de Europa.

La razón, el relato que de esta dolencia y sus consecuencias mortales incluyó Giovanni Bocaccio en la introducción de su erótico Decameron:

“Cuantos valerosos hombres, cuantas hermosas mujeres, cuantos jóvenes gallardos a quienes no otros que Galeno, Hipócrates o Esculapio hubiesen juzgado sanísimos, desayunaron con sus parientes, compañeros y amigos, y llegada la tarde cenaron con sus antepasados en el otro mundo”

Y cenaron con sus antepasados por culpa precisamente de la citada Yersinia Pestis, bacilo que portan los roedores salvajes y que se transmite a los humanos a través de las pulgas.

Entre los roedores salvajes del mundo selvático, el agente causante ha conseguido convivir, convirtiéndose en un reservorio contra el que no hay forma de luchar. Pero Gonzalo Piédrola considera, no obstante, que la posibilidad de que la peste regrese a Europa Occidental es mínima.

Lo que dice la OMS

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2013 se declararon 783 casos en todo el mundo, incluidas 126 defunciones.La peste es endémica en muchos países de África, la antigua Unión Soviética, América y Asia.

La distribución de la peste coincide con la distribución geográfica de los roedores a los que infecta, y que se encuentran en todos los continentes excepto Australia, en un ancho cinturón que abarca climas tropicales, subtropicales y templados.

Ha habido epidemias de peste en África, Asia y América del Sur, pero desde el decenio de 1990, la mayoría de los casos en seres humanos se han concentrado en África.

Los tres países más endémicos son Madagascar, la República Democrática del Congo y Perú.

Las personas infectadas suelen presentar síntomas similares a los de la gripe, tras un periodo de incubación de tres a siete días.

Hoy en día se puede tratar con antibióticos si se llega a tiempo.

Tres formas

La peste en el ser humano se presenta de tres formas diferentes:

Peste Bubónica; conocida en la Europa medieval como “peste negra”. El bacilo de la peste entra en el organismo por medio de una picadura y se desplaza por el sistema linfático hasta el ganglio linfático más cercano, donde se multiplica.

El ganglio linfático se inflama, y da lugar a una tensión dolorosa del tejido, denominada “bubón”.

En las fases avanzadas de la enfermedad, los ganglios linfáticos inflamados pueden convertirse en llagas abiertas supurantes. Según la web de la Asociación de Médicos de Sanidad Exterior tiene una tasa de letalidad sin tratamiento del 50-60 por ciento.

Septicemia:se produce cuando la infección se propaga directamente por medio del torrente sanguíneo sin formar bubones. Puede sobrevenir como consecuencia de la picadura de una pulga o por contacto directo con materiales infecciosos que infectan al ser humano a través de grietas en la piel.

Poco frecuente, tiene una tasa de letalidad de aproximadamente el 50 por ciento, incluso con tratamiento.

– La peste neumónica o pulmonar es la menos común, pero la más letal de todas las formas en las que se presenta esta enfermedad.

Puede ser una complicación de la peste septicémica o resultar de la inhalación de gotitas respiratorias expelidas por un animal o un ser humano enfermo de peste neumónica.

Se presenta como una neumonía severa, con fiebre alta, disnea y hemoptisis. Los pacientes que no reciben tratamiento en las primeras 24 horas generalmente mueren.

De acuerdo con el artículo publicado en la citada web, y actualizado en mayo de 2013, desde mediados del siglo XX, gracias a los antibióticos y a las mejoras en las condiciones higiénicas, las epidemias devastadoras de peste parecen cosa del pasado, pero no obstante, la enfermedad está lejos de su erradicación, aunque la mayoría de los casos se da en zonas rurales, donde el contacto con roedores salvajes infectados es más común.

 

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies