Inicio / Blog Salud y Prevención / Es hora de dejar de fumar

Es hora de dejar de fumar

Dejar de fumar hoy es la cosa más importante que puedes hacer por tu salud en toda tu vida. Si te cuidas para estar más sano, ¿por qué fumas?

Es hora de dejar de fumar

A lo mejor nunca antes te habías planteado dejar de fumar pero, si lo piensas, hay muchos motivos para dejarlo, desde tu salud a tu bolsillo. Puedes pensar que nunca es el momento adecuado para intentarlo, sin embargo hoy es un buen día para cambiar tu vida y ganar en salud.

La adicción

De todos los componentes del cigarrillo, la nicotina es la sustancia que específicamente crea adicción. Después de una inhalación, la nicotina pasa al torrente circulatorio a través de los pulmones y alcanza el cerebro en 7-9 segundos, donde libera una serie de mediadores neuroquímicos que aportan la aparente sensación placentera del fumador. Y esa sensación agradable que provoca el fumar hace que nuestra memoria aprenda a asociar lugares y situaciones con el efecto de esta droga. Así, el fumador recurre al tabaco en momentos en que su estado emocional tiende a bajar y remonta mediante la nicotina, o bien emplea el tabaco para serenarse si está demasiado tenso. Sin embargo, a pesar que los fumadores creen que fumar relaja, se ha demostrado que la nicotina puede provocar angustia, depresión y estado de ansiedad.

Fertilidad y embarazo

Las parejas fumadoras tienen menos probabilidades de gestar, tanto de forma natural como con técnicas de reproducción asistida. El consumo de tabaco produce una menor concentración de antioxidantes en la sangre, produciendo un efecto antiestrogénico con niveles alterados de las hormonas esteroideas y sus metabolitos que regulan todo el proceso de la reproducción

  • ¿Cómo afecta a la mujer? El consumo de tabaco provoca el adelanto de la menopausia de 4 años. Además, de tardar más tiempo en concebir y tener una mayor tasa de infertilidad.
  • ¿Cómo afecta al hombre? El consumo de tabaco disminuye la fertilidad masculina porque acrecienta la fragmentación del ADN de los espermatozoides.
  • ¿Cómo afecta a la mujer embarazada? El tabaquismo materno afecta directamente al crecimiento fetal, viéndose en estos niños una reducción de peso y talla y tasa de malformaciones tipo labio leporino y alteraciones de las extremidades, y mayor tasa de problemas respiratorios nenonatales. También se ha demostrado que el tabaquismo materno origina un aumento de los abortos espontáneos y embarazos ectópicos y aumenta el riesgo de padecer placenta previa, hemorragias y rotura prematura de membranas. Y, finalmente las madres fumadoras son más propensas a la depresión post-parto. El riesgo es mayor en las primeras semanas de embarazo y no existe un umbral: el tabaquismo es malo en todas las etapas de la gestación.

Efectos en la salud del fumador

  • PULMÓN. La relación entre consumo de tabaco y cáncer es directa y mortal (en el caso del cáncer de pulmón, el riesgo es 20 veces mayor en un fumador que en un no fumador, y más del 90% de los casos detectados se dan en fumadores). Dicho de otra forma, si el tabaco desapareciera, el cáncer de pulmón pasaría de ser el tumor más frecuente del mundo a ser una enfermedad rara. Pero el cáncer no es el único daño que causa el tabaco en el pulmón. El enfisema – que destruye el pulmón de forma progresiva e irreversible – y la EPOC – que se caracteriza por una dificultad del paso de aire por los bronquios – son dos procesos irreversibles directamente relacionados con el tabaco.
  • CARDIOVASCULAR. Entre los efectos del tabaquismo figura el aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial. El tabaco también actúa como factor de riesgo en la llamada “enfermedad del escaparate”, una enfermedad obstructiva a nivel de las arterias de las extremidades inferiores, que afecta a 1 de cada 5 mayores de 65 años.
  • SUEÑO. El consumo de tabaco incide en la calidad del sueño, debido a la privación de la nicotina durante la noche y de la mayor predisposición a problemas obstructivos de las vías aéreas que tienen los fumadores. Además, como excitante que se suma a otros como café o alcohol, el tabaco tiene efectos negativos en la conciliación del sueño. Todo ello conduce a un estado de cansancio y malestar diurnos que en el fumador produce una mayor tendencia a la ansiedad y, por tanto, a la necesidad de fumar.

Efectos estéticos en el fumador

El tabaco puede provocar desde pequeños problemas estéticos hasta graves enfermedades.

La cavidad bucal es la primera en ser atacada por el humo y a partir de ahí va a todo el organismo. Aunque parezca sorprendente, las consecuencias más graves y agresivas del consumo del tabaco son los distintos tipos de cáncer de labios y de la cavidad oral, cuyas posibilidades aumentan si se asocia el tabaco con el alcohol. Y, si bien no tan grave, sí mucho más frecuente es la enfermedad periodontal, problema crónico para el que el tabaco supone una aceleración notable de su progresión. Otras consecuencias a tener en cuenta son la pérdida de eficacia en sentidos tan importantes como el olfato y el gusto.

Cada bocanada de humo produce unos dos millones de radicales libres (moléculas responsables de la oxidación y envejecimiento de todas las células de nuestro cuerpo) y provoca una peor circulación de los tejidos, una especie de isquemia crónica. El tabaco también disminuye los niveles de vitamina A, produce cambios en la calidad y cantidad de colágeno y elastina, atrofia cutánea, disminución de los fibroblastos, acortamiento de los capilares y agregación plaquetaria. Todo ello, además dificulta la cicatrización de las heridas.

Afortunadamente estos efectos son reversibles: la condición es abandonar el hábito del tabaco. Una vez logrado, la piel es el primer órgano en beneficiarse: desde las primeras horas podemos observar una mejoría notable en su calidad.

Los fumadores pasivos

La inhalación de humo por el fumador pasivo puede acarrear daños en la salud equiparables al fumador activo: incrementa el riesgo de presentar infarto de miocardio, infartos cerebrales, y ciertos tumores, como pulmón, mama o riñón.

El tabaquismo de ‘segunda mano’, o el tabaquismo pasivo, sigue siendo un problema social que convierte a niños y adolescentes en víctimas. El modelo de padres fumadores no sólo incrementa el riesgo del inicio precoz en el tabaquismo por parte de sus hijos, sino también una mayor incidencia de patología respiratoria, al exponerse al humo del tabaco directa o indirectamente mediante ropas y tapicerías en las que los productos del tabaco quedan impregnados, especialmente es espacios reducidos, como el coche. El tabaco es uno de los factores de riesgo más determinantes de las enfermedades respiratorias infantiles.

¿Cómo se deja de fumar?

Para responder a esta pregunta y entender la respuesta debemos irnos al paso anterior y preguntarnos ¿Por qué se fuma? O mejor ¿Por qué de la dificultad de dejar de fumar? Y haciendo un breve resumen se fuma por: a/ unos hábitos de comportamiento y b/ la adición, debida a la nicotina, que es la responsable de la dependencia física. La nicotina es causante del síndrome de abstinencia (que aparece tras el cese del fumar), la ausencia de nicotina determina un cuadro psicofísico que conlleva: ansiedad, aumento de apetito, depresión, dificultad de concentración, disminución de la frecuencia cardíaca, inquietud, insomnio, irritabilidad. De aquí viene principalmente, la dificultad del tema que nos ocupa.

Ahora con esta breve información podemos responder a la pregunta en cuestión; para dejar de fumar y lograr el objetivo se necesita: entender la magnitud del problema en todos sus ángulos, unas enormes ganas de conseguirlo, seguir una pauta pre establecida, mejor con tratamiento y es muy recomendable, un profesional con experiencia en el tema, que nos guíe.

Si lo has pensado muchas veces y no lo has conseguido, tienes una buena oportunidad para que podamos ayudarte a dejar de fumar de una forma definitiva.

¡Por una vida sin tabaco!

 

Este texto ha sido elaborado a partir de las reflexiones de especialistas de Grupo Hospitalario Quirón sobre las repercusiones del tabaco:

Dr. Alejandro Moro (Angiología y Cirugía Vascular Quirón A Coruña), Dr. Dick Pasker (Neumología Quirón Torrevieja), Dr. Felipe Coll-Klein (Neumología Quirón Dexeus – Barcelona), Dr. Guillermo López Vivanco (Jefe de Oncología Quirón Bizkaia), Dr. Hernando Pérez Díaz (Neurología y Trastornos de la vigilia y del Sueño Quirón Sagrado Corazón – IENSA), Dr. José Antonio Gil Sánchez (Neumología y Alergia Pediátrica Quirón Palmaplanas), Dr. José María Ignacio (Neumología Quirón Marbella), Dr. Juan Carlos Rueda (Unidad de Deshabituación Tabáquica Quirón Murcia), Dra. Lucía Rodríguez (Pediatría Hospital Universitario Quirón Madrid), Dra. Mª Carmen Gómez Rubín de Célix (Cardiología Quirón San Camilo – Madrid), Mª José Agustí García Navarro (Unidad de Tabaquismo Quirón Barcelona), Dra. Margarita Escudero Bayle (Ginecología Quirón San José – Madrid), Dr. Miguel Ángel Vincenti (Reproducción Asistida Quirón Dexeus Murcia), Dr. Miguel Beltrán (Odontología y Ortodoncia Quirón Valencia), Dra. Miren Mandiola (Reproducción Asistida Quirón Donostia), Dra. Paula Bergua (Dermatología Quirón Zaragoza), Dr. Rafael Rosell (Jefe Instituto Oncológico Rosell – Hospital Universitari Quirón Dexeus y Jefe del Servicio del Institut Català d’Oncología. Fundador/Presidente del Grupo Español de cáncer de pulmón).

Lea también: “Si el tabaco desapareciera, el cáncer de pulmón pasaría de ser el tumor más frecuente a ser una enfermedad rara”

La finalidad de este blog es proporcionar información de salud que, en ningún caso, sustituye la consulta con su médico. Este blog está sujeto a moderación, de manera que se excluyen de él los comentarios ofensivos, publicitarios, o que no se consideren oportunos en relación con el tema que trata cada uno de los artículos.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies