Inicio / Actualidad / Darias insiste en pedir prudencia en la desescalada: “No podemos bajar la guardia”

Darias insiste en pedir prudencia en la desescalada: “No podemos bajar la guardia”

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha insistido este jueves en pedir a las comunidades autónomas “prudencia” en el proceso de desescalada y mantenimiento de las medidas restrictivas una vez que la tendencia de contagios de coronavirus es descendente. “No podemos bajar la guardia”, ha advertido en el Congreso a la vez que ha asegurado que el proceso de vacunación avanza a buen ritmo y será mayor en el segundo trimestre del año

Darias desescalada
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, se prepara para comparecer ante la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados este jueves. EFE/Chema Moya POOL

En su comparecencia a petición propia en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, Darias ha asegurado que ahora se está avanzando “en el camino adecuado” en la lucha contra la pandemia y que, ante los planes de desescalada de las comunidades autónomas, ha destacado que las medidas restrictivas funcionan “y sabemos cuáles de ellas tienen un impacto directamente proporcional con la subida y con la bajada de casos”.

La titular de Sanidad ha señalado que la velocidad de descenso varía entre unas comunidades autónomas y otras y que ha sido más rápida en las que han implantado “medidas más restrictivas y drásticas” ya que la reducción de la movilidad y de los contactos funciona.

“Es muy difícil bajar y muy fácil subir”, ha dicho la ministra quien ha recalcado que la transmisión del virus sigue siendo alta y existe el riesgo de las mutaciones del SARS-CoV-2 que, en el caso de la británica, es más contagiosa y posiblemente más virulenta con 613 casos confirmados en España y con la estimación de que suponga el 20% de los contagios.

Variantes contra las que, ha asegurado tras las quejas de algunos grupos de la oposición, el Gobierno ha actuado “desde el minuto cero” blindando el país, restringiendo vuelos y exigiendo pruebas diagnósticas.

Darias ha recordado que España está doblegando la curva de contagios pero todavía tiene una incidencia acumulada media a 14 días de 349 casos por 100.000 habitantes, una cifra muy alta, por encima de los 250 casos que marca el límite de riesgo extremo, y ha reiterado que el objetivo es bajar hasta los 50 casos por cada 100.000 habitantes.

Pero, además, este inicio de la desescalada en algunas regiones se produce con una ocupación de camas UCI media del 36%, más de diez puntos por encima del 25% de alto riesgo, y con siete comunidades autónomas por encima de ese porcentaje medio.

Es cierto que la ocupación de camas hospitalarias y de UCI ha descendido en las dos últimas semanas, ya que en algunas comunidades se superó el 50% de ocupación, pero lo hace más lentamente.

De hecho, en esta tercera ola de la pandemia en España se ha alcanzado mayor ocupación hospitalaria y de críticos que en las olas anteriores debido a que comenzó sin que la segunda ola hubiese completado su descenso y, por tanto, sin que se hubiese liberado la capacidad hospitalaria y con incidencias superiores a las de la segunda ola.

“Los indicadores epidemiológicos nos dicen que, aunque vamos reduciendo la transmisión seguimos con niveles de ocupación de UCI muy altos que nos deben seguir preocupando y ocupando. Debemos ser muy prudentes, el camino debe ser progresivo, sin descensos bruscos”, ha resumido.

La vacunación incrementará su ritmo en el segundo semestre

La ministra se ha mostrado satisfecha con el ritmo de vacunación, más de un millón personas ya inmunizadas, y ha asegurado que en el segundo trimestres se acelerará al recibir mayor número de dosis de las vacunas ya autorizadas y una vez que en febrero y marzo se recibirán 4 millones de Pfizer, 4,3 millones de AstraZeneca y 1 millón de Moderna.

Además, está previsto que la Agencia Europea del Medicamento de luz verde en marzo a la vacuna de Janssen que tiene una sola dosis frente a las dos de sus antecesoras, y condiciones de conservación entre 2 y 8 grados, lo que contribuirá a agilizar el proceso de vacunación, y posteriormente se autorizarán las vacunas de Novavax y Curevax.

La ministra ha insistido en que la prioridad de vacunación es por grupos de edad y dijo que el objetivo es que a finales de marzo ya estén vacunados los mayores de 80 años. Los siguientes grupos serán los de 70 a 70 años; los de 60 a 69; los enfermos de alto riesgo de menos de 60 y el grupo de 45 a 55 años con el preparado de AstraZeneca.

Hasta el momento, ha explicado la ministra, no se ha producido ninguna reacción adversa desconocida y se han registrado 1.555 casos con fiebre, dolor general cefaleas o trastornos estomacales y solo un “número muy reducido” de la población española ha rechazado la vacuna.

(No Ratings Yet)
Cargando…