Inicio / Psicología y bienestar / Dale otra oportunidad al yoga y activa tu bienestar

Dale otra oportunidad al yoga y activa tu bienestar

Incorporarlo a la rutina diaria es todo un reto para las personas con inactividad física. Pero esta disciplina milenaria tiene una gran ventaja, ya que solo con practicar el yoga dos veces a la semana se obtienen resultados visibles en un mes. La recompensa no tardará en llegar

Otras noticias

Dale otra oportunidad al yoga y activa tu bienestar
Evento de Free Yoga 2016 en Madrid/Fotografía cedida por los organizadores.

Hace unos días, los madrileños pusieron de nuevo en la esterilla el tema del yoga. Más de 3.000 personas acudieron a la Plaza Mayor para relajarse gracias al Free Yoga by Oysho, un evento multitudinario que cumple su cuarto año de convocatoria en Madrid, y que prevé la asistencia de 6.000 ‘yoguis’ en la quinta versión en Barcelona.

Sin embargo, aún hay muchos que no se han medido al desafío yóguico. La poca constancia en hacer ejercicio, los compromisos laborales y sociales, y la pereza, son algunas de las razones por las que muchos encuentran difícil introducir el yoga a sus hábitos diarios.

Ante esta realidad, la alternativa que propone la profesora Mercedes de la Rosa, es darle una segunda oportunidad a la práctica milenaria hindú, como método para lograr el tan anhelado estado de bienestar físico y mental.

“Encuentra el nivel adecuado de acuerdo con la intensidad, que te siente bien, y busca un profesor que tenga la habilidad de transmitir sus conocimientos”, aconseja De la Rosa para la correcta iniciación en el yoga.

Yoga plaza mayor
Fotografía cedida por los organizadores del Free Yoga.

Las organizadoras del evento Free Yoga, Mercedes de la Rosa, y Xuan-Lan y Mónica Ponce, coinciden en afirmar que los beneficios se experimentan después de cuatro semanas de ejercicio constante.

A nivel físico, se percibe un incremento en la fuerza, la flexibilidad, la adopción de una postura corporal correcta, el incremento en la concentración y el equilibrio.

Y en el aspecto mental, el yoga “ayuda a vivir el presente, y la consecuencia directa es la reducción en los niveles de estrés en los que vivimos, bajar la ansiedad, y con ello, la desaparición de muchos síntomas que van ligados a esta” agrega De la Rosa. Se refiere a las dolencias psicosomáticas -como el dolor de estómago o de cabeza-, el decaimiento y la tristeza.

Asímismo, otra de las ventajas que aporta esta disciplina, sobre todo a los deportistas, es la prevención de las lesiones, al mejorar la tonificación de las fibras musculares. Para De la Rosa, aunque algunos hombres aún miran con recelo al yoga, se ha comprobado que para ellos se plantea como una alternativa complementaria a las rutinas deportivas, al lograr aumentar la fuerza y la resistencia.

Identifique los dolores “buenos” y los “malos” durante el ejercicio

El grupo de Free Yoga Masterclass recomienda prestar especial atención a las sensaciones de dolor que puedan percibirse durante y después de realizar las diferentes posturas del Yoga, pues pueden estar relacionadas con efectos negativos para la salud.

“Básicamente hay que diferenciar entre el dolor bueno y el dolor malo. El dolor “bueno” es aquel en el que notas que el músculo se va estirando y que a través de la respiración se siente cómo ese músculo se relaja, se centra más en la postura, y al poco tiempo desaparece”, explica De la Rosa.

En contraste, el dolor “malo” en vez de aliviar, deja una sensación de molestia posterior a los estiramientos, que permanece “instalada” más tiempo y anuncia que “hay algo que no deberías estar haciendo”, agrega la instructora.

Las precauciones también abarcan otras técnicas, cada vez más comunes -como el Hot Yoga o Bikram Yoga-, en las que se realizan rutinas de 90 minutos en una sala ambientada a 40 grados, debido a que “el músculo se alarga más, y la respiración a tantos grados se dificulta”. Estos factores pueden influir en la estabilidad de las personas excesivamente flexibles al poner en peligro sus articulaciones.

Prepárate para empezar “bien”con estos consejos

Varias mujeres practican yoga en Madrid
Free Yoga Madrid 2016. Fotografía cedida por los organizadores

Las facilidades en cuanto al vestuario y los costos de practicar yoga son uno de los mayores atractivos a la hora de decidirse por esta actividad. Para asistir a una clase no se requiere un vestuario especial, sólo ropa cómoda que permita el movimiento en la ejecución de las posturas -conocidas como asanas-.  Es preferible que se evite el uso de zapatos o calcetines, para evitar resbalarse.

Solo se necesita una yoga mat o esterilla para conseguir la comodidad necesaria y lograr un mejor apoyo en los pies que evite posibles las caídas. El lugar donde se realice la actividad, también hace del yoga un ejercicio más accesible para la mayoría de las personas, siendo la casa, un parque, o un centro especializado los más comunes.

“El lugar no importa, incluso en la actividad que realizamos en la Plaza Mayor, en un espacio tan grande, hubo mucha concentración y silencio”, indicó de la Rosa.

Con respecto a la alimentación, se recomienda no comer una o dos horas antes, debido a la ejecución de las posturas invertidas que se desarrollan para fortalecer la columna vertebral. Es importante mantenerse bien hidratado, pero solo beber pequeñas cantidades de agua antes de empezar el ejercicio, según las indicaciones de la maestra.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies