Inicio / Estética / Cuida los pies, especialmente en verano

Cuida los pies, especialmente en verano

Aguantan de todo: tacones altos, pisotones en el metro, noches enteras bailando, que corras por la arena hirviendo hasta llegar al mar y tú, ¿cuánto los consientes? La piel de tus pies es muy importante, conoce las principales afecciones que pueden sufrir y cómo prevenirlas para que luzcan preciosos y estén sanos

Cuida los pies, especialmente en verano
Las plantas de los pies deben lucir sin manchas, descamaciones o enrojecimientos. EFE/ Julian Stratenschulte

Llegó el momento de que a tus pies les de un poco de sol y sientan la brisa veraniega entre sus deditos pero, ¡cuidado! es en verano cuando más propensos estamos a contagiarnos de hongos e infecciones tras visitar piscinas, playas o gimnasios y, de acuerdo con el dermatólogo, Antonio Harto, estos se pueden volver un problema difícil de tratar.

Usar calzado adecuado… ¡fundamental!

Auténticas epidemias. Así es como describe el médico a las verrugas, que podemos pescar durante un día de playa o nadando con los amigos. También conocidas como papilomas, son altamente contagiosas y muy dolorosas, al grado de poder impedir que se de un paso sin molestias.

“Las verrugas son muy comunes. La gente se contagia por malas costumbres en lugares públicos y no utilizar el calzado adecuado. Ya sean chanclas o zapatillas, en el caso del gimnasio”, detalla el médico.

Usar siempre chanclas en las piscinas y las duchas de los gimnasios te puede salvar de un contagio. EFE/ Nic Bothma

Para éstas, existen tres tratamientos que funcionan muy bien y eliminan el problema de raíz: la crioterapia o nitrógeno líquido, el láser o una más reciente llamada terapia fotodinámica.

“Consiste en la utilización de una crema fotosensibilizante que está en contacto con ese papiloma durante dos o tres horas. Luego se pone esa zona bajo una luz roja que la elimina. Ese es un tratamiento novedoso que funciona muy bien”, explica el dermatólogo.

El médico recomienda no entrar a las duchas de gimnasio sin chanclas y, en la medida de posible, usar calzado especial en las piscinas y hasta en el mar, en donde se pueden prevenir picaduras de distintos animales.

Otros que dan muchos problemas, de acuerdo con Harto, son los hongos. Estos se dan principalmente por el calor, la humedad o las bacterias y se presentan como grietas entre los dedos muy dolorosas y enrojecimiento.

“La zona que más afecta de los cinco espacios es la cuarta porque es donde más pegados tenemos un dedo junto al otro”.

Ir con un podólogo nos garantiza el correcto recorte de las uñas. EFE/EPA/ Dennis Sabangan

Las uñas también sufren

Descamación, cambio de color y hasta desprendimiento de la uña son síntomas de la onicomicosis, una infección muy común en las uñas y también muy molesta, pues el tratamiento puede ser muy largo y, si no se detecta a tiempo, puede llegar hasta destruir toda la placa.

El dermatólogo subraya: “También hay que insistir en que se hagan una correcta pedicura, siempre, en centros sanitariamente adecuados”.

El sudor, molesto y hasta peligroso

La hiperhidrosis en los pies es todo un problema, no sólo por la incomodidad, si no también porque causa mal olor al descomponerse junto con las bacterias y, por si fuera poco, puede provocar caídas si se combina con zapatos altos e inadecuados.

“Hay personas que sudan tanto que se resbalan caminando, lo que ha terminado en graves accidentes que pudieron prevenirse de haberse tratado”.

Para resolver el exceso de sudoración, hay varias opciones y cada una se emplea dependiendo de su gravedad.

Este problema se puede tratar con productos a base de sales de aluminio. Para casos más intensos, está la iontoforosis, con la que se producen corrientes eléctricas en la piel causando que el sudor desaparezca por dos meses y la inyección de la toxina butolínica (bótox), con la que también se inhibe la transpiración.

Se ven bien, están bien

Piénsalo un momento. ¿Hoy te miraste los pies y los revisaste antes de salir de casa?, probablemente no. Ese es un error que cometemos todos y que podría evitar muchos problemas.

Lo principal es que no presenten endurecimientos, descamación en la planta, manchas, lesiones y que la piel esté hidratada, justo como en el resto de nuestro cuerpo. Revisa entre los dedos y, claro, no olvides las uñas.

El especialista concluye: “Debemos ver los pies igual que una buena dentadura, si aprendemos a cuidarlos desde niños, lo vamos a gradecer toda la vida”.

Te puede interesar:

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies