Inicio / Portada España / Crimea-Congo: Cumpliendo los protocolos el riesgo sanitario sería mínimo

Crimea-Congo: Cumpliendo los protocolos el riesgo sanitario sería mínimo

Paz Sánchez-Seco es responsable de laboratorio del Centro Nacional de Microbiología que analiza las muestras del virus de Crimea-Congo y que, en 2014, también examinó las del ébola. Ante un nuevo caso de Crimea-Congo en España, la experta considera que, siguiendo los protocolos establecidos en los hospitales españoles, el riesgo de contagio sanitario en la mayoría de los casos puede ser “mínimo”.

Crimea-Congo: Cumpliendo los protocolos el riesgo sanitario sería mínimo
La investigadora Paz Sánchez-Seco en uno de los laboratorios del Centro Nacional de Microbiología donde se han estudiado muestras del virus del Ébola y Crimea-Congo. EFE/Ballesteros

El crimea-congo ha causado la muerte en Ávila de un hombre de 74 años tras ser picado por una garrapata que le transmitió este virus que, a su vez, le provocó una fiebre hemorrágica.

Un centenar de personas que estuvieron en contacto con el fallecido, sobre todo familiares y personal sanitario, está en observación por si presenta síntomas, como fiebre.

Si apareciera alguna sintomatología los servicios de salud pública evaluarían el caso y si lo consideran sospechoso, “se tomarían las medidas de aislamiento oportunas y se analizarían las muestras del paciente para descartar o confirmar el contagio”, explica a EFEsalud.

Un procedimiento similar al utilizado con el ébola cuando se trató en 2014 a quienes estuvieron en contacto con dos misioneros españoles contagiados en África y con la auxiliar de enfermería Teresa Romero, infectada por uno de los religiosos en el Hospital La Paz-Carlos III de Madrid.

La responsable del Laboratorio de Arbovirus y Enfermedades Víricas Importadas del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III considera: “Podemos esperar que ninguno de los contactos haya sido infectado”.

Y se basa en el ejemplo del primer caso de Crimea-Congo detectado en España, en 2016, que también falleció, y que contagió a una enfermera “que realizó un procedimiento de alto riesgo”, y que posteriormente superó esta infección al ser detectada y tratada a tiempo.

“Ese paciente estuvo en dos hospitales y no se sospechó porque nunca antes se había descrito un caso humano en nuestro país e, incluso, se le practicó una autopsia. Todo ello siguiendo los protocolos estándares disponibles en los hospitales del país”, argumenta.

crimea-congo
Garrapata. EPA/PATRICK PLEUL

Un estudio con otros contactos con Crimea-Congo

La experta detalla a EFEsalud que existe un estudio reciente realizado con los contactos de la persona fallecida en 2016 por el crimea-congo para determinar si alguno podía haber estado infectado por el virus de forma leve sin que hubiese manifestaciones clínicas.

“Para ello buscamos anticuerpos frente al virus que no se encontraron en ninguno de los sujetos analizados”, desvela.

“Esto indica -recalca- que el seguir las medidas de prevención disponibles en los hospitales puede ser suficiente para evitar el contagio, por lo que en el caso actual podemos esperar que ninguno de los contactos haya sido infectado”.

Sánchez-Seco precisa que, por el momento, no han llegado muestras a su laboratorio de los contactos del hombre fallecido en Ávila.

Este laboratorio también fue el encargado de analizar las muestras de los pacientes contagiados y sospechosos de ébola.

El nivel de riesgo biológico de los dos virus de fiebres hemorrágicas es 4, el máximo, y se deben manejar en laboratorio de forma similar, aunque los métodos diagnósticos son diferentes para cada uno de ellos.

Mientras el ébola, un virus exótico en nuestro medio, solo se evalúa a través de las muestras de los pacientes, el crimea-congo, aunque es de origen africano ya es autóctono en España, se analiza la presencia del mismo tanto en las garrapatas que lo transmiten, como en las muestras humanas.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…