Inicio / Actualidad / Las pruebas de la vacuna contra el COVID-19, en pocos meses

Las pruebas de la vacuna contra el COVID-19, en pocos meses

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que las primeras pruebas para la vacuna contra el COVID-19, causante de la enfermedad que afecta a más de 44.000 personas principalmente en China, comenzarán en cuatro o cinco meses, aunque su uso generalizado no llegará hasta dentro de un año o año y medio.

Las pruebas de la vacuna contra el COVID-19, en pocos meses
Infografía sobre los casos de coronavirus en el mundo el 12 de febrero de 2020. EFE

“Hay varias candidatas, y una vacuna o dos de ellas serán escogidas para pruebas en alrededor de cuatro o cinco meses”, destacó la india Soumya Swaminathan, científica jefe de la OMS, al término de dos días de reuniones con 400 expertos de todo el mundo para analizar tratamientos, vacunas y otras medidas contra el coronavirus COVID-19.

En el encuentro también se determinó que algunos de los fármacos que están funcionando mejor en los tratamientos de los pacientes son la combinación de los antirretrovirales Lopinavir y Ritonavir (utilizados habitualmente contra portadores del virus VIH causante del sida) y el nuevo antiviral Remdesivir.

Los expertos subrayaron en la reunión que una de las prioridades en la lucha contra la epidemia es el desarrollo de métodos para el diagnóstico del COVID-19 más rápidos y sencillos, sin necesidad de laboratorios avanzados.

Swaminathan admitió que aún quedan muchos aspectos de la nueva enfermedad por conocer, desde “cómo se originó y transmitió a los humanos a cuáles son las condiciones ambientales que hacen que algunos de los casos sean más graves”, o la efectividad de las cuarentenas y limitaciones a los viajes en la contención del virus.

Además de esta reunión de la OMS, mañana se celebra un encuentro extraordinario de los ministros de Sanidad de la Unión Europea para abordar la situación del coronavirus, en la que tratarán de coordinar su respuesta para evitar la propagación del virus.

Una epidemia que ha provocado ya 1.113 muertes entre los 44.653 casos diagnosticados en todo China, pese a que 4.742 enfermos han sido ya dados de alta.

Se reduce el crecimiento de casos en China

Sin embargo, China comenzó este miércoles a vislumbrar una vía de salida, aunque bastante incierta aún, a la pesadilla que vive a causa del coronavirus, que mantiene al país prácticamente paralizado y a la inmensa mayoría de la población encerrada en sus casas desde hace ya casi tres semanas.

El crecimiento de los nuevos casos de la neumonía causada por el virus – bautizada por la OMS como COVID-19 para evitar designarla con el nombre de una ciudad concreta o un país – lleva siete días reduciéndose desde que el 4 de febrero alcanzó un pico de 3.887 personas.

COVID-19 vacuna
Infografía sobre los casos de coronavirus en China el 12 de febrero de 2020. EFE

Y los últimos datos publicados hoy por la Comisión Nacional de Sanidad, que recogen las 24 horas transcurridas hasta la medianoche del martes, cifran los nuevos contagiados en 2.015, un descenso del 48,2 por ciento respecto al martes de la semana anterior.

Se trata de la mayor caída en el número de nuevos contagiados desde el 30 de enero.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, subrayó este miércoles en Bruselas  que “el número de casos confirmados en China se ha estabilizado en la última semana pero esto debe ser interpretado con extrema cautela”.

También esperanzador es un algoritmo desarrollado por el grupo de investigación de Biología Computacional y Sistemas Complejos de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), que observa que la “epidemia se está controlando y decrecerá en las próximas semanas”.

Los españoles de Wuhan recibirán el alta

El grupo de españoles procedentes de Wuhan (China), epicentro del brote de coronavirus, que cumple la cuarentena en el Hospital Gómez Ulla de Madrid recibirá el alta médica este jueves, según han confirmado fuentes de Moncloa.

Ninguno de los repatriados ha presentado síntomas durante estos 14 días de cuarentena y todos han dado negativo en las sucesivas pruebas que se les han realizado para descartar un contagio por el COVID-19.

El grupo, formado por una veintena de personas, llegó a Madrid el pasado 31 de enero en un avión fletado por Reino Unido y procedente de Wuhan; tras aterrizar en la base militar de Torrejón de Ardoz (Madrid), fue trasladado hasta el Gómez Ulla para pasar los 14 días de cuarentena que marcan los protocolos de seguridad.

Durante estos días han hecho vida normal, recibiendo incluso la visita de familiares y han sido sometidos a controles médicos periódicos que han demostrado la ausencia del virus.

Por otra parte, la mujer y las dos hijas del hombre residente en Mallorca con coronavirus ya han podido regresar a su vivienda esta tarde y han dejado el hospital Son Espases, después de que sus pruebas hayan dado negativo, ha informado el jefe de la Unidad de Infecciosos de Son Espases, Melchor Riera.

Las tres han dejado el hospital después de que los análisis de sus muestras, así como la del niño de 8 años que había tenido contacto con el infectado, que estaban en investigación, hayan dado negativo en coronavirus 2019-nCoV, ha informado la Conselleria balear de Salud y Consumo.

(No Ratings Yet)
Cargando…