Inicio / Actualidad / OMS pide que se hagan pruebas hasta a los casos leves de coronavirus

OMS pide que se hagan pruebas hasta a los casos leves de coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pide que todos los casos sospechosos de coronavirus, incluidos aquellos que presentan síntomas leves, se hagan las pruebas de diagnóstico para que aquellos que den positivo sean aislados y romper así la cadena de contagio

coronavirus Wuhan
El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha dirigido la reunión/EFE/EPA/Jean-Christophe Bott

“Hemos visto la aplicación de medidas como el distanciamiento social, con el cierre de escuelas y la cancelación de eventos y reuniones, pero no hemos visto un aumento urgente en las pruebas, el aislamiento y el rastreo de contactos”, dijo en rueda de prensa el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El distanciamiento social se refiere a mantenerse a entre uno y dos metros de cualquier persona, así como evitar dar la mano, abrazos o besos a los demás.

“Las medidas de distanciamiento social pueden ayudar a reducir la transmisión y a que los sistemas de salud aguanten, y lavarse las manos o toser en el brazo reduce el riesgo para uno y para los demás, pero por si solas no son suficientes para extinguir esta epidemia”, sostuvo Tedros.

Explicó que es la combinación de todas esas medidas lo que puede hacer la diferencia y que solo rompiendo la cadena de contagios es como se vencerá esta pandemia, y para ello hay que hacer las pruebas de diagnóstico y aislar cada caso.

Para ello hay que saber exactamente quiénes están contaminados y son susceptibles de transmitir el coronavirus, lo que puede conseguirse encontrando a todas las personas que tuvieron un contacto cercano con el caso positivo hasta dos días antes de presentar síntomas.

Esas personas también deben ser sometidas a la prueba y, de dar positivo, quedar aisladas preferiblemente en un hospital, según la recomendación de la OMS.

No obstante, en todos los países, incluso en los más desarrollados, la capacidad de camas en el sistema hospitalario es limitada, por lo que hay que dar prioridad a los ancianos y personas con enfermedades crónicas.

Tedros recordó que una opción que han elegido algunos países es enviar a los casos menos graves a estadios o gimnasios acondicionados para recibirlos.

Los que se quedan para pasar la enfermedad en sus casas “ponen en riesgo” a otros miembros de su familia, por lo que la OMS dijo que se deben seguir atentamente sus recomendaciones sobre cómo y por quién deben ser cuidados.

En todos los casos deben ser personas con buena salud, que deben lavarse cuidadosamente las manos tras entrar en contacto con el paciente y ambos deben usar mascarillas.

La persona con coronavirus debe dormir en un cuarto separado del resto y, preferiblemente, usar un baño distinto. Cualquier visita debe evitarse.

En una conferencia de prensa para informar de la evolución de la pandemia, sostuvo que ahora existe evidencia científica que indica que los infectados con COVID-19 pueden contagiar a otras personas tras recuperarse, por lo que su aislamiento debe continuar al menos quince días desde el momento en que dejan de tener síntomas.

Por su parte, la jefa de la unidad de enfermedades emergentes de la OMS, María Van Kerkhove, se refirió al caso de los niños, sobre los que existe la idea extendida de que son inmunes al coronavirus o que si enferman, solo lo hacen ligeramente.

La científica enfatizó que, aunque hay una tendencia a que no desarrollen una infección grave, hay niños que han muerto por coronavirus, así que “no podemos decir que universalmente esta enfermedad es leve en niños”.

En los últimos días ha llamado la atención la actitud de algunos responsables políticos en Latinoamérica, en particular de los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro; México, André Manuel López Obrador, y Nicaragua, Daniel Ortega, quienes convocaron o participaron en eventos masivos con presencia de sus simpatizantes, a pesar de que la OMS lleva semanas pidiendo que se eviten todo tipo de reuniones masivas en las que está comprobado que el virus se transmite con facilidad.

Preguntado en particular por el caso del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, Van Kerkhove recordó que cesar todos las concentraciones de gente es una de las maneras de reducir la transmisión del virus.

“Es importante que la gente, por sí misma, no acuda a encuentros masivos”, recalcó.

Aunque evitó lanzar una crítica directa, Tedros sostuvo que “el compromiso político al más alto nivel es fundamental” para contener esta pandemia, en cuya lucha “todos debemos estar implicados”.

Más de 165.000 casos, más de 6.000 muertos

El número de casos positivos globales por el coronavirus causante de COVID-19 alcanza los 167.511, después de que se informara de 13.903 nuevas infecciones, mientras que las muertes se elevan a 6.606, de las que 862 se registraron en las últimas 24 horas, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por primera vez, el número de casos fuera de China (86.434, con 13.874 nuevos) superó al de las infecciones en ese país origen de la pandemia, con 81.077 contagios (sólo 29 detectados en las últimas 24 horas), por lo que la OMS anunció que dejará de contar los casos en territorio chino por separado de los del resto del planeta.

También el número de fallecidos fuera de China (3.388, de los que 848 fueron reportados hoy) ha superado por primera vez a las muertes en ese país (3.218, 14 de ellas en las últimas 24 horas).

El número de países y territorios afectados se elevó hoy a 151, después de informarse de los primeros casos en Uruguay, Uzbekistán, Ruanda y las islas Seychelles.

Tras China, el segundo país más afectado es Italia, con 23.073 (2.470 más que en la jornada anterior), seguido de Irán, con 14.991 casos (1.053 más) y España, que superó los contagios de Corea del Sur y registró 8.744, rondando el millar de nuevos infectados diarios, según los datos de la OMS. En Italia, los fallecidos son más de 2.000.

(No Ratings Yet)
Cargando…