Inicio / Actualidad / El mundo no logra controlar la COVID-19

El mundo no logra controlar la COVID-19

Casi cuatro meses después de que la OMS declarara la pandemia por el coronavirus, el mundo no logra controlar la propagación de la COVID-19. Los casos superan los 11 millones y las muertes se elevan ampliamente por encima del medio millón

contagio sanitarios
Personal de urgencias del Hospital Universitario de Canarias (HUC) atiende a una persona con síntomas por Covid-19. EFE/Ramón de la Rocha

El número de casos confirmados de COVID-19 está por encima de 11,1 millones, mientras que los fallecidos son 528.104, según el último recuento de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El número de infecciones diarias ha roto un nuevo y lamentable récord en las últimas 24 horas, al alcanzar las 203.836.

Los fallecimientos comunicados en la jornada anterior han sido 5.195, una cifra relativamente estable desde hace semanas.

América ha sumado en los dos últimos días casi 300.000 casos adicionales y ahora registra 5,7 millones.

Estados Unidos, el país más afectado del planeta, tiene 2,77 millones de casos confirmados; Brasil, 1,54 millones; Rusia, 881.000; la India, 673.000, y Perú, 295.000.

Estos países no consiguen detener la expansión del coronavirus entre sus poblaciones, mientras que el mundo tiene puesta la esperanza en el desarrollo de una vacuna y de tratamientos eficaces para salvar a los pacientes graves.

Sin embargo, la OMS ha anticipado que una vacuna podría estar lista no antes de principios del próximo año, dependiendo de la capacidad de producción internacional, mientras que las investigaciones sobre tratamientos todavía no dan resultados satisfactorios.

La OMS ha detenido los ensayos clínicos que supervisa en pacientes hospitalizados con hidrocloroquina y con lopinavir/ritonavir , ya que ambos han mostrado que reducen muy poco o en nada la mortalidad en comparación con los tratamientos estándar.

 

coronavirus oms asamblea
Fotografía cedida por la ONU donde aparece el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, mientras habla durante una rueda de prensa virtual desde Ginebra. La decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de interrumpir todas las contribuciones de su país a la Organización Mundial de la Salud (OMS) genera una presión adicional sobre esta entidad, que confía en que otros países que se han mostrado menos generosos hasta ahora puedan cubrir el hueco financiero que se ha creado. EFE/Eskinder Debebe/ONU /SOLO USO EDITORIAL
(No Ratings Yet)
Cargando…