Inicio / Actualidad / Modelos matemáticos prevén que la velocidad de contagio del coronavirus disminuirá en 10 días

Modelos matemáticos prevén que la velocidad de contagio del coronavirus disminuirá en 10 días

El número de casos de infectados por el coronavirus COVID-19 en España seguirá creciendo entre siete y diez días, a partir de los cuales la velocidad de contagio decrecerá progresivamente y disminuirá definitivamente en 20 o 30 días

Niño hace ejercicios de matemáticas en la pizarra. EFE/Michael Reynolds

Así lo ha explicado a Efe el investigador del Grupo de Biología Computacional y Sistemas Complejos de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) Daniel López, quien ha asegurado que la pandemia “se puede detener”.

El profesor de Biofísica de la UPC ha expuesto que el modelo matemático de Gompertz permite hacer estas predicciones a corto plazo tras estudiar distintos indicadores que esperan ampliar con datos diarios para hacer unas previsiones de evolución a largo plazo.

El modelo o curva de Gompertz, que toma el nombre de Benjamin Gompertz (1779-1865), sirve para prever cuál será el comportamiento de la epidemia en los próximos días y semanas, por lo que ante una situación nueva como la de este coronavirus, los modelos matemáticos son válidos para previsiones a corto plazo.

Este modelo descriptivo, que se diseñó originalmente para describir la mortalidad humana y que ahora se aplica también en biología y en demografía, es útil para conocer el desarrollo de crecimiento de la población.

“El modelo de Gompertz confirma que el virus se está comportando correctamente y avanza de la manera esperada en España, y aunque ahora debemos prepararnos para los nuevos casos que surgirán durante los próximos días, la velocidad en la que crecerán los nuevos diagnósticos de coronavirus irá disminuyendo progresivamente”, ha vaticinado el experto.

Por ello, ha afirmado que “debemos tranquilizarnos” ante los nuevos contagios que aparecerán porque “el virus avanza tal y como los expertos esperaban”, ha declarado López.

Como ejemplo, pone el caso de las provincias de China en las que no se inició la epidemia, donde se ha constatado un punto álgido del brote, pero que “en 20 días se ha paralizado la propagación”, por lo que ha asegurado que las medidas de contención han sido “extraordinarias”.

López ha afirmado que el “crecimiento local” del virus se está controlando, ya que en lugares como Corea del Sur, Italia o Irán, donde la incidencia es alta, “el número de casos nuevos por caso detectado irá disminuyendo” y, en su opinión, “realmente se está conteniendo la expansión”.

El físico ha desmentido que el comportamiento de los casos en China haya tenido “un crecimiento exponencial, del mismo modo que tampoco está sucediendo en España”.

“Aunque ahora estamos en fase de incremento, no lo está haciendo de manera exponencial”, ha subrayado el experto en modelos matemáticos.

También ha pronosticado que durante la próxima semana seguirán apareciendo nuevos contagios y, según ha estimado, “si ahora hay 1.024 casos confirmados, en una semana habrán aproximadamente 2.500 infectados por el virus”, que, según él, irán remitiendo progresivamente en 10 días “si el trabajo de contención y vigilancia se hacen correctamente”.

Aún así, el experto ha remarcado que “el hecho de que crezcan los casos no debe ser algo preocupante”, ya que el virus está siguiendo “el ciclo natural matemático” y, además, es un brote que “está vigilado”.

En este sentido, López confía en los protocolos y las medidas adoptadas por el sistema de salud pública y ha expresado que “como ciudadanos debemos ser pacientes y cooperativos”.

Pese a ello, ha asegurado que los expertos no pueden calcular si el brote se iniciará en otros países, ya que solo puede predecir la evolución de la epidemia en “lugares donde se disponen de datos acumulados durante dos semanas”, por lo que “hay que estar atentos” a lo que suceda en el futuro.

“El coronavirus recuerda que tenemos que prestar más atención a otras enfermedades más contagiosas que esta” y que, en cambio, “olvidamos”, ha advertido López, quien ha remarcado que en Cataluña se detectan 1.200 casos de tuberculosis al año y que el sarampión causó más de 140.000 muertes en el mundo en 2018.

Además, el profesor ha señalado que “la cooperación internacional es clave para proteger la seguridad de todos”.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…