Inicio / Actualidad / Los médicos presentan 10 líneas estratégicas de acción contra la COVID-19

Los médicos presentan 10 líneas estratégicas de acción contra la COVID-19

El presidente del Consejo General de Colegios Médicos, Serafín Romero, presenta en su conferencia “Ante la COVID-19: El CGCOM comprometido con la sociedad y con el médico. 100 años de vida”, la estrategia de esta organización contra el coronavirus a través de 10 líneas de acción y expresa el compromiso de la corporación médica con la sociedad

coronavirus médicos estrategia
El presidente de los colegios médicos, Serafín Romero, habla con los Reyes por videoconferencia el pasado 12 de mayo/EFE/EPA

Estos son los puntos centrales de su mensaje:

  • La Salud Pública, la Atención Primaria y el sector Sociosanitario, básicos para reorientar el SNS
  • Urge una profunda revisión de las grandes leyes sanitarias
  • Las políticas de Salud Pública deben encuadrarse en un Ministerio de Sanidad, Salud Pública y Política Social
  • La actuación del gobierno clínico para adaptar en tiempo récord las estructuras sanitarias evidencia la necesidad de despolitizar la gestión de lo sanitario
  • La transparencia y el consenso en los indicadores son esenciales para avanzar hacia la esperada normalidad

51.000 sanitarios contagiados y 80 fallecidos

El doctor Romero ha recordado en el inicio de esta conferencia, en el Club Siglo XXI, cuya presentación ha corrido a cargo de la ex ministra de Sanidad Ana Pastor, a los 51.000 sanitarios contagiados en la lucha contra la epidemia y a los 80 fallecidos, 55 de ellos médicos y médicas.

El presidente de los médicos ha comenzado lanzando tres mensajes respecto a la pandemia.

  • “Se ha abusado de nuestro compromiso con el paciente. Una vez más se nos ha exigido sacrificio apelando a nuestra vocación”, para preguntarse, ¿hasta cuándo?”.
  • “Toca afrontar el presente y el futuro desde la responsabilidad, pero también desde la toma de medidas valientes. Y la pregunta es ¿cuándo?”.
  • El papel de los Colegios de Médicos en esta crisis que ha oscilado “desde la prudencia con firmeza, al compromiso con responsabilidad, desde la esperanza al abatimiento, desde la resignación a la indignación”.

Y a continuación, se ha preguntado, “¿qué están esperando los poderes públicos para reconocer, de una vez por todas y sin interpretaciones, el valor que la defensa del profesionalismo médico, que representan los Colegios de Médicos, tiene para nuestra sociedad?” Y “¿para cuándo nuestra participación real en la toma de decisiones?”.

sanitarios infectados COVID-19
Concentración de sanitarios en Galdakao (Vizcaya) tras la muerte por coronavirus de una compañera enfermera. EFE/Miguel Toña

Ha recordado las campañas realizadas estas 10 semanas para denunciar la “situación insostenible” de desprotección de los profesionales como #NiUnDíaMás y NiUnTestDeMenos en relación con las carencias de material de protección y a la ausencia de las necesarias pruebas diagnósticas o la llevada a cabo anti-estigmas #AquíViveUnHéroe.

También la presencia activa en redes sociales y la numerosa participación en medios de comunicación, así como las acciones jurídicas para solicitar que la profesión médica sea considerada de riesgo y que la situación de los profesionales afectados por la COVID-19 por el ejercicio de su trabajo, sea considerada enfermedad profesional, entre otras actuaciones.

Estrategia COVID: 10 líneas principales de acción

“Nos encontramos ante una situación de gran complejidad, que genera gran incertidumbre. Tenemos aún mucha ignorancia. Nos enfrentamos a un virus que tiene gran facilidad de expansión y una alta capacidad de producir infecciones graves, que ocasiona múltiples patologías y tiene un armamento genético que genera una catástrofe terrible”, ha evaluado.

No conocemos “ni su variabilidad, ni cuánto puede persistir en los próximos meses; ni cuales son los mecanismos por lo que se produce un rápido empeoramiento brusco del paciente. No sabemos cuál es el tratamiento adecuado. Ni cual es la vacuna, si la tendremos y en qué tiempo. Tampoco cual es la respuesta inmunológica del individuo”.

Desde el CGCOM, ha propuesto, “seguir moviéndonos bajo los parámetros de prudencia, ética de la opinión experta y cumplimiento de los deberes cívicos, que deben prevalecer sobre otros intereses por muy legítimos que sean” y ha añadido que “es esencial la transparencia y el consenso en los indicadores que nos hagan avanzar hacia la esperada normalidad”.

El  presente, ha dicho Romero, “nos genera a todos una gran preocupación por la angustiosa situación producida por la saturación de los recursos asistenciales, la desprotección de los sanitarios y cuidadores, la falta de medios diagnósticos y humanos para la vigilancia y el control epidemiológico, y el propio daño económico y social del confinamiento”.

Imagen del doctor Serafín Romero, presidente del Consejo General de Colegios de Médicos de España. EFE/Raquel Manzanares

“El regreso a la normalidad va a ser presumiblemente un camino complejo, con altibajos, con idas y venidas. Sin un desarrollo efectivo de políticas de recursos humanos en Sanidad que refuercen e instrumentalicen formas de reconocimiento, promoción y mejora de las condiciones de ejercicio profesional y laboral, no es posible pretender un sistema sanitario moderno, eficaz y humanista”, por lo que ha abogado por una nueva “oleada reformista que facilite cambios institucionales y organizativos, y también para prepararnos para futuras amenazas”.

Las estrategias en las que trabaja la CGCOM pasan por 10 líneas principales de acción; estrategias para la transición y desescalada; preparación para amenazas de salud pública; Atención Primaria; Espacios Sociosanitarios; Atención Hospitalaria; Urgencias y Cuidados Críticos; Sistemas de Salud Pública y Vigilancia Epidemiológica; Retos del conocimiento. Investigación. Innovación y Formación en tiempos de pandemia; Contrato Social y políticas de los recursos humanos, y Organización y Gobierno del SNS y de los Servicios de Salud de las CCAA.

En su discurso, Serafín Romero ha destacado el trabajo llevado a cabo contra el virus tanto por el sector público como por el privado en una causa común.

Autogestión clínica y atención primaria

La falta de un plan específico -ha continuado- ha obligado a “respuestas improvisadas, pero valiosas” y ha roto “las reticencias, inercias y barreras procedimentales habituales, permitiendo cambiar en días la organización de los centros, las líneas de servicio, las distribución de recursos y la utilización de métodos de atención y tecnologías”, lo que ha demostrado que el llamado “gobierno clínico” y la “autogestión” han sido capaces de “adaptar en tiempo récord las estructuras sanitarias para poder afrontar la avalancha asistencial”.

atención primaria
Sanitarios de Atención Primaria en un Centro de Salud practican un test de detección del COVID-19. EFE/Cati Cladera

Por ello, ha defendido “fortalecer la confianza en los profesionales sanitarios, en su compromiso y en su capacidad de autogestión, desde el profesionalismo y la asunción de responsabilidades”.

“Es hora de despolitizar la gestión de lo sanitario”, ha remarcado.

Ha destacado el “papel esencial” que ha estado y está llevando a cabo la Atención Primaria durante la pandemia y ha dicho que, en el momento actual, en el que se han asignado a la AP responsabilizarse de la detección, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de nuevos casos, así como, en coordinación con recursos de salud pública, de los contactos, “parece evidente la necesidad de asignarle, a muy corto plazo, nuevos recursos humanos y tecnológicos para poder cumplir adecuadamente estos objetivos”.

 

(No Ratings Yet)
Cargando…