Inicio / Sanidad / Implantan el primer corazón artificial completo de España

Implantan el primer corazón artificial completo de España

Los equipos médicos de la Clínica Universidad de Navarra (CUN) y el Complejo Hospitalario de Navarra han llevado a cabo en Pamplona el primer implante de un corazón artificial completo a un ser humano en España

Otras noticias

La operación, pionera en España, ha consistido en la extracción del corazón natural del paciente y la implantación en su lugar de un corazón artificial completo, ha informado la Clínica en una conferencia de prensa de los médicos que la han realizado.

El enfermo, que padecía una miocardiopatía dilatada severa con fallo biventricular (de la función de los dos ventrículos) que empeoraba progresivamente su estado de salud, continúa ingresado con una evolución satisfactoria y está viviendo su recuperación con “mejor carácter, con ganas de hablar y de vivir”, según ha declarado a la prensa en una videoconferencia el propio paciente.

Tras un mes en la UCI, una semana en la Unidad de Cuidados Intermedios y tres semanas hospitalizado en planta, el paciente podrá volver a su casa en pocos días.

La intervención

Corazón artificial completo implantado por primera vez en España. Imagen cedida por la CUN
Corazón artificial completo implantado por primera vez en España. Imagen cedida por la CUN

Duante la cirugía, que fue realizada el pasado 21 de septiembre y duró más de 8 horas, el corazón fue sustituido por otro “de plástico”, junto a una consola fija que programa las funciones y sirve de motor de bombeo, lo que permitirá mejorar su situación hasta tolerar un trasplante de corazón humano.

El dispositivo sustituye la función completa del corazón generando pulso cardíaco, puede transportarse en una mochila y está alimentado por dos baterías que le confieren una autonomía de tres horas, si bien la conexión durante el tiempo que el paciente permanezca en la cama se realiza a la red eléctrica.

Se trata de una medida temporal puente a un posterior trasplante cardíaco, dada la precariedad del estado de salud del paciente, un navarro de 47 años que llevaba más de un año en lista de espera para encontrar un donante.

El trasplante podrá realizarse cuando esté en condiciones de soportarlo, lo que podría ocurrir en “cuatro o cinco meses”, ha pronosticado Gregorio Rábago, director de Cirugía Cardíaca de la CUN y responsable de la intervención.

Representación del del corazón artificial completo implantado el pasado 21 de septiembre en la Clínica Universidad de Navarra (derecha), en comparación con un corazón sano (izquierda). Imagen cedida por la CUN
Representación del del corazón artificial completo implantado el pasado 21 de septiembre en la Clínica Universidad de Navarra (derecha), en comparación con un corazón sano (izquierda). Imagen cedida por la CUN

Panorama actual

Gregorio Rábago ha explicado que en la actualidad hay cerca de 1.700 implantes realizados en el mundo con este mismo dispositivo con unos resultados “muy buenos” e incluso hay pacientes que llevan cuatro años y medio con él.

La técnica llega ahora a España porque, a juicio de Rábago, aquí existe “un programa de trasplantes único a nivel mundial” y hasta hace poco había “un equilibrio” entre la demanda de donaciones y los corazones donantes, aunque ha reconocido que estas últimas cifras escasean.

De izquierda a derecha, los doctores Juan José Gavira (cardiólogo de la Clínica Universidad de Navarra), Mayte Basurte, Gregorio Rábago y la enfermera Leticia Jimeno (coordinadora cardiología CUN). Imagen cedida por la clínica
De izquierda a derecha, los doctores Juan José Gavira (cardiólogo de la CUN), Mayte Basurte, Gregorio Rábago y la enfermera Leticia Jimeno (coordinadora cardiología CUN). Imagen cedida por la clínica

Si bien es relativamente común en diversos centros sanitarios la colocación de una “asistencia circulatoria” que se acopla al corazón sin extirparlo, este es el primer caso en España en el que se coloca un corazón totalmente artificial, explica Rábago.

El equipo está formado por dos sistemas de impulsión neumáticos que realizan la función de ambos ventrículos, impulsando la sangre que entra por las aurículas hacia los pulmones y al resto del cuerpo. Del mismo modo que en un trasplante cardiaco, los cirujanos deben mantener los grandes vasos (aorta y arteria pulmonar) y las dos aurículas, tal y como han explicado en la rueda de prensa.

El responsable de esta operación ha recordado que no es una “terapia de destino” (solución final), sino una “terapia puente” o paso intermedio para realizar después un trasplante de corazón humano, aunque, afirma, “sin duda y con el avance de la tecnología, llegará un día en el que nos reemplazarán el corazón”.

Según ha informado la doctora Mayte Basurte, jefa de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca del Complejo Hospitalario de Navarra, se han realizado cuatro trasplantes cardíacos en 2014, seis en 2015 y diez en 2016, en los que la media de supervivencia supera el 95% de los pacientes, cifra que asciende al 100% si atendemos a este último año.

Infografía del corazón artificial completo implantado el pasado 21 de septiembre en la Clínica Universidad de Navarra (CUN). Imagen cedida por la CUN
Infografía del corazón artificial completo implantado el pasado 21 de septiembre en la Clínica Universidad de Navarra. Imagen cedida por la CUN

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies