Inicio / Nutrición / Controle las tapas y las cañas en verano, disparan las calorías

Controle las tapas y las cañas en verano, disparan las calorías

Con la subida de las temperaturas, es casi misión imposible controlar los excesos; expertos en nutrición recomiendan no abusar de cañas y tapas debido a su gran cantidad de calorías.

Controle las tapas y las cañas en verano, disparan las calorías
EFE/Juan Herrero

Siete de cada diez personas aseguran querer adelgazar tras las vacaciones estivales. Las comidas fuera de casa, la ingesta de helados, bebidas refrescantes así como las tapas y cervezas son un recurrente en nuestra dieta en este periodo del año pero están repletas de calorías y cuando llega el otoño el cuerpo lo nota y sobran algunos kilos.

El doctor Miguel Ángel Escartí, director médico de la clínica para el tratamiento de la obesidad IntraObes, explica que en verano se interrumpen los hábitos alimentarios sanos pero afirma que “se puede disfrutar de esta época buscando un equilibrio y escogiendo bien los alimentos”.

Para Escartí, la clave está en la elección de productos ricos en proteínas, sin salsas ni aceites o rebozados y además no olvidar la práctica de ejercicio físico, pieza indispensable para llevar una vida saludable.

A la hora de tapear, este experto aconseja el consumo de moluscos como las almejas, navajas o mejillones, cocinados de una forma sana, al vapor o a la plancha “pero sin salsas, con poco aceite, natural y de oliva”, añade.

Otras opciones pueden ser el pulpo cocido, el calamar, la sepia a la plancha o el boquerón en vinagre, o el jamón serrano, además de verduras frescas aderezadas con una salsa ligera de yogur o queso desnatado de untar.

También los pepinillos, rabanitos, cebollitas, banderillas o alcaparras están permitidas, en lugar de las aceitunas.

Los nutricionistas de este centro eligen los arroces y pescados frescos para la comida y como postre la fruta fresca de temporada como el melón o la sandía y en cuanto a los helados, el producto estrella en estas fechas, mejor los caseros y bajos en calorías.

El agua sigue siendo la bebida más recomendable pudiendo combinarla con limón y un edulcorante. Entre otras opciones estarían los refrescos light o zumos naturales tanto de frutas como de hortalizas pero sin añadidos como los azúcares.

(No Ratings Yet)
Loading...