Inicio / Sanidad / Contaminación atmosférica: 15.000 muertes prematuras al año

Contaminación atmosférica: 15.000 muertes prematuras al año

La contaminación atmosférica reduce la esperanza de vida de las personas y contribuye a la aparición y aumento de enfermedades cardiovasculares, pulmonares y cáncer. En España hay hasta 15.000 muertes prematuras anuales por contaminación y en toda Europa 430.000

Contaminación atmosférica: 15.000 muertes prematuras al año
EFE/Mario Guzmán.

Con el objetivo de proteger la salud de sus ciudadanos, Madrid ha prohibido hoy, por primera vez en su historia, la circulación de vehículos por la ciudad por alta contaminación de dióxido de nitrógeno (NO2).

El pasado año la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) ya advertía en un informe que  la mayoría de los habitantes de las ciudades europeas estaban expuestos a unos niveles de contaminantes atmosféricos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera peligrosos.

Los contaminantes más problemáticos que afectan a la salud humana son las partículas en suspensión (PM), el ozono troposférico (O3) y el dióxido de nitrógeno (NO2).

De acuerdo con la AEMA, las partículas pueden causar o agravar enfermedades cardiovasculares y pulmonares, infartos de miocardio y arritmias. También pueden provocar cáncer.

Muertes prematuras en España

En España hay hasta 15.000 muertes prematuras anuales por sus consecuencias sobre la salud: problemas respiratorios, cardiovasculares, de piel, psicológicos…, ha recordado hoy  el doctor Alberto García Vñadés, jefe de endocrinología y nutrición del Hospital San Francisco de Asís, desde Top Doctors, la plataforma digital líder en la identificación de doctores y centros médicos de primer nivel.

Según esta fuente, entre los factores que pueden alterar las defensas inmunitarias está la exposición mantenida a un aire contaminado, que altera la capacidad reactiva celular y humoral del organismo.

El medio en el que viven muchos millones de personas se ha ido llenando de sustancias irritantes y alergénicas que nunca antes habían estado en esos niveles.

“La consecuencia es el espectacular incremento en la incidencia del cáncer, alteraciones hormonales, de la infertilidad, patologías neurológicas, procesos alérgicos, enfermedades autoinmunes… y todas estas patologías están relacionadas con factores ambientales”, advierte.

Además la contaminación ambiental, como forma mantenida de situación estresante, disminuye la concentración, aumenta las alteraciones de ansiedad y depresión, vuelve a las personas más irritables o agresivas, produce trastornos del sueño y otros tipos de alteración de la salud mental.

EFE/Juan Carlos Hidalgo

La edad importa

Según los especialistas en endocrinología, la contaminación afecta a todos los seres vivos. Tanto a plantas como a animales, incluyendo al ser humano. La mala calidad del aire respirado puede ocasionar en España hasta 15.000 muertes prematuras cada año.

La edad también importa, porque los niños, adolescentes y los mayores de 60 o 70 años son más sensibles.

En el caso de las enfermedades respiratorias, el asma es mucho más frecuente en niños que viven en ambientes contaminados y en personas mayores aumenta la incidencia de EPOC, enfermedades cardíacas y arteriosclerosis.

Los niños, con un sistema inmunológico en pleno desarrollo son más susceptibles a sufrir alergias respiratorias, igual que las personas de edad avanzada, con otras enfermedades asociadas y los sistemas de defensa más debilitados.

También influye en las mujeres embarazadas. Las expuestas a altos niveles de contaminación ambiental tienen más posibilidades de tener hijos con bajo peso al nacer.

Diversos estudios internacionales concluyen que el número de niños con menos de 2.5 kilos al nacer, es mayor en los lugares más contaminados, lo que incluye consecuencias graves para su salud, con aumento de enfermedades y de mortalidad perinatal.

 

EFE/ ***SOLO USO EDITORIAL***

Lo que dice la OMS

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 72% de las defunciones prematuras relacionadas con la contaminación del aire exterior en 2012 se debieron a cardiopatía isquémica y accidente cerebrovascular, un 14% a neumopatía obstructiva crónica o infección aguda de las vías respiratorias inferiores, y un 14% a cáncer de pulmón.

Una evaluación de 2013 realizada por la Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer de la OMS determinó que la contaminación del aire exterior es carcinógena para el ser humano, y que las partículas del aire contaminado están estrechamente relacionadas con la creciente incidencia del cáncer, especialmente el cáncer de pulmón.

También se ha observado una relación entre la contaminación del aire exterior y el aumento del cáncer de vías urinarias y vejiga.

(No Ratings Yet)
Cargando…