Inicio / Coronavirus / Consejos para las reuniones familiares en navidades: ¿Debo hacerme un test Covid-19?

Consejos para las reuniones familiares en navidades: ¿Debo hacerme un test Covid-19?

Los expertos del blog “Salud y prevención” ofrecen información, pautas y recomendaciones a las puertas de la Navidad, con el objetivo de celebrar las reuniones permitidas con la máxima seguridad posible y eludir contagios de la COVID-19

Little blonde girl receiving a Christmas present from her grandmother, both wearing a protective face mask, maintaining social distancing

Se aproximan las Navidades y con ello el momento en el que por fin tras meses sin poder hacerlo vamos a poder juntarnos con nuestros familiares y allegados.

No obstante, el riesgo de contagio de COVID-19 sigue ahí, España sigue acumulando contagios y muertes por este virus, por lo que debemos ser súper cautelosos y seguir una serie de recomendaciones, incluso días antes de reunirnos con los nuestros.

Con ello, es recomendable extremar las precauciones, sobre todo si se va a estar en contacto con personas de riesgo como serían personas mayores, enfermos crónicos de origen cardíaco, respiratorio, neurodegenerativo, o pacientes oncológicos e  inmunodeprimidos, para asegurarse de no poner en riesgo su salud.

También ruegan no acudir a las reuniones navideñas a quienes presenten síntomas de infección respiratoria.

Así, y para despejar dudas, muchas personas se están planteando si lo conveniente, aparte de seguir a rajatabla las recomendaciones que más abajo explicaremos, es realizarse una prueba para detectar la COVID-19, porque siempre puede darse el caso de que seamos asintomáticos y no lo sepamos.

“En cuanto a las PCR hechas el mismo día de la reunión o a un día, aunque pueden reducir muchísimo el riesgo de contagio, no es garantía absoluta de que no se vaya a producir infección”, advierte el doctor Francisco Mora, especialista en Medicina interna del Hospital Quirónsalud Torrevieja.

Según detalla, la PCR es la técnica de referencia para el diagnóstico del virus SARS-CoV-2 en las primeras fases de la enfermedad, ya que es un sistema muy sensible, pudiendo detectar cantidades muy bajas de virus.

“Sin embargo, no diferencia por sí misma el estadio de la enfermedad en que pudiera encontrarse el paciente: Inicio, fase aguda o fase de recuperación. Si se obtiene un resultado negativo de un paciente con alta sospecha de infección por el virus SARS-CoV-2, se deberá confirmar con una nueva prueba. La toma de muestra es nasofaríngea o en saliva, y no es necesario acudir en ayunas”, aclara.

En estos casos pueden ser útiles los test de antígenos, que se caracterizan por ser más rápidos, pero también por ofrecer una menor sensibilidad.

“En teoría es una buena opción para detectar casos durante la primera semana de síntomas, porque solo sale positivo cuando existe una alta carga viral. El problema es que si la infección es incipiente, es posible que horas más tarde la carga viral aumente y ese individuo que ha dado negativo pueda contagiar. Por lo que no es suficientemente fiable en personas asintomáticas”, explica, a la par que afirma que la PCR sería la prueba más sensible, la que ofrece resultados más fiables y, por tanto, “la prueba más conveniente”, de cara a estas Navidades.

Aquí el doctor recuerda que no se debe tener miedo a la hora de acudir a un centro sanitario para realizarse una prueba COVID-19 puesto que estas instalaciones han diseñado circuitos libres de coronavirus y, en el caso concreto de los hospitales, este y otros de Quirónsalud, cuentan con la certificación Applus+‘Protocolo Seguro frente a la COVID-19’, que acredita su cumplimiento de los estándares más exigentes de desinfección en esta pandemia.

Ante una reunión familiar

Así con todo, entre las medidas preventivas más importantes el especialista en Medicina Interna recomienda evitar los encuentros si alguno de los invitados presenta síntomas, no juntar más de dos grupos convivientes, así como priorizar reuniones al aire libre, mantener la distancia de seguridad en la mesa, limpiar y ventilar las zonas comunes, disponer de gel hidroalcohólico en los lugares claves de la casa, lavarse las manos con frecuencia, quitarse la mascarilla sólo a la hora de comer o beber, y no compartir la comida con otros comensales.

Por su parte, la doctora María José Carpes, especialista del Hospital Quirónsalud Murcia, aconseja evitar siempre el compartir platos, presentar todo de manera individual y procurar no coger alimentos con las manos: “Lo recomendable en estas citas navideñas será prescindir de aquellos aperitivos que se ponen en platos compartidos y se cogen con las manos como patatas fritas, frutos secos, aceitunas, canapés, etc.”.

En cuanto al número de comensales, los especialistas piden atenerse a los permitidos por las autoridades sanitarias y evitar coincidir más de dos núcleos familiares, con el objetivo de evitar la multiplicación de los contagios.

Por último, la experta de Quirónsalud Murcia destaca el caso de los niños, ya que suelen tener infecciones menos graves que los adultos y en su mayoría son asintomáticos, si bien advierte: “Que no muestren síntomas no significa que no puedan presentar una alta carga viral, aunque esto no es sinónimo de una alta infectividad”.

Según remarca Carpes, “la infectividad vendrá determinada por otros factores como la fuerza y la frecuencia de la tos que suele ser de menor intensidad en los niños, así como la proximidad de los contactos, o la ventilación del entorno”.

Por eso, el doctor Mora, especialista de Quirónsalud Torrevieja, ve conveniente que la mascarilla sea empleada en los niños de más de 3 años, siendo obligatorio a partir de los 6.

Pincha aquí para ver todos los post del blog “Salud y Prevención”

 

(No Ratings Yet)
Cargando…