Inicio / Psicología y bienestar / Consejos para acertar regalando

Consejos para acertar regalando

Dar y recibir regalos forma parte de la tradición navideña, pero no siempre es fácil elegir un obsequio para otra persona. Una psicóloga ofrece algunas recomendaciones y pautas para tener éxito con familiares y amigos en esta faceta tan intensa de las fiestas

Otras noticias

Consejos para acertar regalando
EFE/Gustavo Grillo

Rasgar el papel de colores brillantes y descubrir qué esconde es uno de los momentos más esperados de la Navidad para los niños, pero también para muchos adultos. Saber que el presente ha hecho feliz a quien lo recibe supone una gran satisfacción para el que regala.

Sin embargo, dar en el clavo no es sencillo. Por ello, es necesario detenerse a reflexionar antes de adquirir los obsequios para nuestros familiares y amigos.

En este sentido, Amalia Ortega García, psicóloga, logopeda y pedagoga, subraya que hay que ser responsables.

“Debemos ajustar la elección del regalo al presupuesto personal o familiar. Los presentes no tienen por qué ser caros. Pensar ‘cuanto más caro, mejor’ o creer que ‘cuanto más valga el regalo, más me va a querer el receptor’ esconde un deseo de aprobación y, quizás, una baja autoestima”, apunta.

nIÑOS RECIBIENDO REGALOS DE NAVIDAD
EFE/GARY WILLIAMS

“Es preciso tener sentido crítico, pues para agradar a otras personas no necesitamos dejarnos arrastrar por el consumismo y la publicidad”, añade la directora del Centro Óptima, una clínica de psicología, pedagogía, logopedia y sexología, ubicada en Torre del Mar (Málaga).

Asimismo, la especialista hace hincapié en la empatía. “Con toda la información que tenemos de esa persona querida y de sus aficiones, hemos de ponernos en su lugar, detectar sus necesidades o indagar a través de otro familiar que esté más próximo”, indica.

Ortega explica que hacer un obsequio es una de las cinco formas de expresar el amor que sentimos. Por este motivo, recomienda “que el proceso de adquirir un regalo sea un acontecimiento sincero, lleno de amor y deseos de felicidad hacia la persona que lo va a recibir”.

Cuando se trata de regalar a los niños, además de seguir los criterios anteriores, la psicóloga aconseja fijar un máximo de tres regalos.

“Recomiendo que el primero sea incondicional y de uso individual. El segundo para compartir, que facilite la socialización. El tercero, en caso de que quiera hacerse, un reconocimiento al esfuerzo por haber conseguido alguna meta personal, como el hábito de estudio o el orden”, apunta.

Asimismo, expresa que demasiados regalos hacen que los pequeños los valoren menos. “Les crean la convicción de que se les deben y, si no los reciben, no se sienten amados”, comenta.

“Si nos hemos decantado por los juguetes, es preferible que sean educativos. Han de estar adaptados a la edad del niño, no deben ser sexistas y deben fomentar el desarrollo de la inteligencia cognitiva, emocional, artística y estar en consonancia con los valores que nos proponemos inculcarles, como pueden ser el respeto, la salud o el trabajo en equipo, entre otros”, señala.

Además, sostiene que los juguetes deben proporcionar placer a corto y largo plazo. En este sentido, la Fundación Crecer Jugando subraya que “el juego y el juguete, como herramienta fundamental del juego, permiten al niño desarrollar su inteligencia, creatividad, sociabilidad, afectividad, habilidad manual, lenguaje, motricidad y aprendizaje de las reglas de convivencia”.

Regalar dinero, ¿sí o no?

Una de las dudas recurrentes durante esta época del año es si regalar dinero en efectivo puede ser una elección apropiada. En este sentido, Ortega comenta que esto depende de las características del receptor.

una mujer en un centro comercial con decoración navideña
EFE/Sergei Chirikov

“El dinero puede ser un regalo acertado si tenemos constancia de que esa persona está en un momento vital con verdaderas carencias materiales o si tiene ilusión por un proyecto, viaje o curso muy costoso. En ese caso, varios familiares pueden aunar esfuerzos y regalarle dinero para facilitar que sienta su ilusión realizada”, precisa.

Asimismo indica que el efectivo también puede ser apropiado si tenemos mucha confianza con la persona a quien se lo vamos a regalar y se trata de alguien muy exigente.

No obstante, “es importante recordar que el regalo va asociado al mensaje de ‘tú eres importante para mí, he pensado en ti y creo que este obsequio te gustará’. Es decir, podemos elegir un presente y acompañarlo del ticket regalo para facilitarle un posible cambio”, aconseja.

Ponerse en el lugar de la otra persona, es uno de los consejos que da la psicóloga a la hora de elegir qué obsequiar. Sin embargo, en ocasiones tendemos a elegir algo que nos gusta sin tener en cuenta si es lo que el destinatario desearía recibir.

“Con frecuencia caemos en el error de proyectar nuestros gustos, aficiones o necesidades en la otra persona. Pensamos que, si a mí me gusta, a ella también le gustará y nos olvidamos de que somos distintos”, detalla la psicóloga.

Del mismo modo, afirma que los mejores presentes “son los que se eligen pensando en las características y necesidades del receptor, sus gustos, aficiones e ilusiones”.

La especialista expone que, para que un regalo sea un éxito “debe ir cargado de cariño. Para ello, es importante poner la mirada en la otra persona y escucharla con atención en los momentos que compartimos con ella y así deducir qué puede necesitar o anhelar”, comenta.

Ortega matiza que regalar “es solo una forma de materializar nuestros sentimientos de agradecimiento, reconocimiento o amor. Es decir, los regalos no son imprescindibles”.

La especialista concluye que hay otros gestos con los que demostrar nuestro cariño por los demás “como acompañarnos emocionalmente, sonreírnos, ayudarnos y compartir juegos”.

(No Ratings Yet)
Cargando…