Inicio / Actualidad / Los médicos de Emergencias alertan en el Congreso COVID-19: las urgencias de nuevo “al borde de la saturación”

Los médicos de Emergencias alertan en el Congreso COVID-19: las urgencias de nuevo “al borde de la saturación”

“Al borde de la saturación”. Así están ya muchos servicios de urgencias en hospitales, según han alertado especialistas en medicina de Emergencias en el Congreso Nacional COVID-19, que esta semana se celebra de manera telemática

EFE/Nacho Gallego

Profesionales médicos que desarrollan su labor en el ámbito de las Emergencias han asegurado que España se encuentran ya ante “la segunda ola” de la pandemia de la COVID-19 y que los Servicios de Urgencias se encuentran tensionados, ya que “tenemos que atender a todo tipo de pacientes, tanto a los COVID-19 como al resto”.

Así lo ha expuesto el vicepresidente segundo de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), el doctor Pascual Piñera, durante su intervención en el Congreso, en la que también ha concretado que habría que aspirar a configurar todos los Servicios de Urgencias como circuitos COVID dada la amplitud de síntomas que puede presentar un paciente con SARS-CoV-2 y la banalidad que empiezan a presentar muchos.

“No sería descabellado atender a todos los pacientes como si fueran sospechosos de coronavirus”, ha concretado.

En su intervención, titulada ‘Reorganización a futuro de los Servicios de Urgencias’ y enmarcada en la mesa ‘Visión desde Urgencias de la enfermedad por SARS-CoV-2’, Piñera ha insistido en que no se puede volver a tolerar el nivel de contagio a sanitarios registrado en la primera ola de la pandemia, que representó el 25 % del total de los pacientes.

A su juicio, es “necesario solicitar una auditoría externa de forma urgente y un análisis independiente de la gestión de la pandemia”, algo que diversas sociedades científicas nacionales participantes en este Congreso (entre ellas, SEMES), ya han solicitado.

Por su parte, el presidente de SEMES, el doctor Juan Jorge González Armengol, abundó en la organización que debía regir tanto de un Hospital de Emergencia como del Servicio de Urgencias Hospitalario durante la pandemia en cuanto a cuestiones como liderazgo y dirección, recursos y medios, procedimientos, protocolos de humanización, criterios éticos, etc.), debiéndose aplicar una especial atención a los mayores en vista de los numerosos decesos registrados durante la primera ola.

Asimismo, en referencia a la realización de pruebas diagnósticas, González Armengol aseguró que la capacidad de diagnóstico con PCR ante un gran número de casos puede ser limitada dada su exhaustiva logística y protocolos.

Por ello, se inclinó a hacer uso de los test antigénicos, que “pueden dar un buen resultado para el manejo asistencial tanto en Atención Primaria como para los servicios de Urgencias. Se ha constatado que a mayor tasa de contagio, el grado de sensibilidad aumenta de forma considerable”, precisó.

El presidente de la SEMES también defendió valorar el alta y seguimiento ambulatorio controlado de pacientes menores de 60 años, con saturación por encima del 94 % y PCR por debajo de 10mg/dL o PCT normal, sin fallos orgánicos.

“Con los actuales perfiles de pacientes, pueden suponer más del 40 % de potenciales no ingresos que se pueden manejar de forma ambulatoria”, aseguró.

 

congreso COVID-19
Mesa de los especialistas de emergencias y urgencias en el Congreso COVID-19

 

Atención Primaria

Los médicos de Atención Primaria han pedido que se aproveche la COVID-19 para mejorar el modelo de AP y se efectúen cambios que aporten una mayor calidad de la asistencia sanitaria, a una mayor cantidad de pacientes y al menor coste.

Así lo ha señalado la doctora Inmaculada Cervera durante la mesa “La Atención Primaria ante la pandemia: en primera línea”.

En ella, la coordinadora del grupo de trabajo de Gestión Sanitaria y Calidad Asistencial de SEMERGEN indicó: “Debemos proyectar una Atención Primaria más eficaz, más eficiente, y en la que los profesionales sanitarios podamos aportar valor al sistema como se ha demostrado durante el desarrollo de esta pandemia”.

“Tras la llegada de la pandemia, en un primer momento se produjo una gestión errática de los responsables sanitarios que hizo necesario replantear y reorganizar equipos y recursos para dar respuesta a la población. Los profesionales estuvimos en situaciones límites, con una sobrecarga y desbordamiento de la demanda asistencial y el fuerte riesgo de contagio”, sostuvo Cervera.

El doctor Javier Arránz, médico de Medicina Familiar y Comunitaria del Instituto de Investigación de Baleares y la Gerencia de Atención Primaria de Mallorca, abordó en su intervención el manejo y seguimiento de casos y contactos COVID-19, una actividad que tiene dos grandes objetivos: disminuir la transmisión del virus y disminuir las cadenas de transmisión.

Sobre lo primero, comentó que la mejor forma de reducir la transmisión es el aislamiento y cuarentena, pero si se hace de modo correcto.

“Los primeros días son fundamentales, ya que el periodo de incubación dura cinco días, y hay pocos síntomas. Al tercer día ya se puede empezar a contagiar a personas del entorno; al quinto día se puede hacer la prueba PCR, hacer aislamiento y buscar los contactos”, señaló. De ahí la importancia de manejar y recudir los tiempos y de disponer de buenos equipos de rastreo.

El doctor José María Molero, médico del Centro de Salud San Andrés de Madrid y miembro del Grupo de Enfermedades Infecciosas de SemFYC, profundizó en la evaluación y seguimiento de las complicaciones en los pacientes con COVID-19 desde la Atención Primaria.

Molero analizó las diferencias entre la atención y seguimiento a pacientes con infección grave y leve, y afirmó que las secuelas pueden llegar a alargarse en los pacientes que han tenido COVID-19 hasta dos o tres meses, tanto secuelas físicas como psicológicas.

 

Congreso COVID-19
Mesa de Atención Primaria en el Congreso COVID-19
(No Ratings Yet)
Cargando…