Inicio / Nutrición / Comer de táper: un amplio abanico de posibilidades si sabemos elegir

Comer de táper: un amplio abanico de posibilidades si sabemos elegir

Con la vuelta al trabajo y a las clases son muchas las personas que comen fuera y utilizan el táper en su día a día; una opción sabrosa, saludable y económica. Esta semana, en el Abecedario de la Nutrición de El Bisturí, Laura González nos da todas las claves para planificar los menús y optimizar la conservación de los alimentos en la fiambrera

comer de táper
EFESALUD/ASE

La fiambrera es una alternativa que ofrece un sinfín de posibilidades y nos permite elegir lo que comemos y prepararlo a nuestro gusto. Sin embargo, debemos tener en cuenta algunos aspectos como la selección del recipiente y la planificación de los menús para disminuir el consumo de alimentos poco saludables a la hora de comer de táper.

Lo primero que tenemos que hacer es conseguir que los táperes que hagamos sean variados.

“Tener siempre el mismo menú puede ser aburrido y monótono, especialmente en el caso de los niños, que pueden acabar por comer menos”, advierte la nutricionista.

Las opciones, como apunta Laura González, responsable de Salud y Nutrición de Nestlé, son muy diversas, y siempre debemos pensar en nuestros gustos y preferencias.

Como explica, incluir esporádicamente algún bocadillo puede ser una alternativa si no tenemos mucho tiempo, aunque debemos evitar que sea la elección de preferencia, ya que esto hace que no consumamos otros alimentos y que nuestra dieta sea más monótona y desequilibrada.

Consejos para comer de táper de forma saludable:

La regla general, la composición de un táper o fiambrera es la misma que se aplica para los platos. Laura González explica las claves para preparar un táper saludable:

  1. Alternar los grupos de alimentos sin olvidar legumbres y hortalizas.
  2. Seleccionar pescados y huevos antes que carnes y, si las elegimos, optar por las más magras.
  3. Preferir pan, pasta y arroz en su variedad integral.
  4. Incluir pequeñas cantidades de frutos secos en combinación, por ejemplo, con ensaladas o cremas de verduras.
  5. Elegir lácteos bajos en grasa y quesos frescos o tiernos.
  6. No abusar de las salsas.
  7. Usar poca sal y siempre yodada.
  8. Elegir aceite de oliva virgen extra para cocinar y aliñar.
  9. Beber agua.
  10. Variar la fruta de postre, eligiendo siempre la de temporada  y proximidad.

Espirales con pollo salteado, espárragos trigueros con zanahoria y salsa de yogur, arroz con verduras, garbanzos con espinacas y huevo hervido… son muchas las opciones que tenemos a nuestro alcance si queremos comer de táper.

¿Hay que llevar las ensaladas aliñadas de casa?

Laura González asegura que una ensalada aliñada se debe consumir de inmediato, porque si no se estropea. Y es que el aliño potencia el deterioro de las verduras, especialmente en el caso de contener sal, lo que hace que verduras como la lechuga pierdan agua y se resequen.

“Lo recomendable es transportar el aliño en un recipiente de vidrio”, apunta.

Cómo calcular la cantidad de comida de mi táper

Es importante que sepamos que la cantidad de un táper es superior a la de un plato, unas tres o cuatro veces más.

Una solución sencilla que propone la especialista para no pasarnos en el momento de calcular la comida es ponerlo primero en un plato para comprobar la cantidad que vamos a consumir.

Cómo mantener una buena conservación del táper

La clave para mantener una fiambrera segura es, en primer lugar, usar aquellas de uso alimentario que permitan congelarse y calentarse.

“También se debe considerar cómo se va a mantener el táper y, en caso de calentarlo, saber con qué método lo vamos a hacer y asegurarnos que sea apto para ello”, destaca Laura González.

Otra clave es esmerarnos en la limpieza de superficies y utensilios durante el cocinado y la manipulación de alimentos y, cómo no, el mantenimiento: debemos tener la comida en refrigeración hasta que se vaya a consumir.

(No Ratings Yet)
Cargando…