Inicio / Estética / Combatir la desinformación sobre la reconstrucción mamaria tras una mastectomía

Combatir la desinformación sobre la reconstrucción mamaria tras una mastectomía

La Asociación Española Contra el Cáncer (aecc) y la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) aúnan esfuerzos para fomentar la claridad de la información disponible acerca de las opciones de reconstrucción mamaria de las pacientes que han sido sometidas a una mastectomía

Combatir la desinformación sobre la reconstrucción mamaria tras una mastectomía
(De izda a dcha: Dra. García Redondo (SECPRE), Patrizia Bressanello (Psicóloga aecc), Isabel Marínez-Noriega (aecc)/Foto facilitada por la aecc

Combatir la desinformación sobre las posibilidades de reconstrucción mamaria es el principal objetivo de esta iniciativa que persigue que las mujeres intervenidas de mastectomía conozcan las opciones disponibles para que, junto con el debido asesoramiento médico, conozcan cuál es la más adecuada.

Este llamamiento a la rigurosidad informativa se sitúa en el contexto del acuerdo de colaboración entre la Asociación Española Contra el Cáncer (aecc) y la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) para la lucha contra el cáncer y la mejora de la calidad de vida de los pacientes oncológicos.

Cada año se diagnostican en España alrededor de 25.000 casos de cáncer de mama y más del 64% acaban en una mastectomía según estimaciones de la SECPRE.

Sólo el 30% de estas mujeres, unas 4.800, son operadas para la reconstrucción mamaria y, de ellas, únicamente el 40% (1.920 mujeres), de forma inmediata, es decir, en la misma intervención en la que se les extirpan las mamas.

Después de la mastectomía

Desde la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética sostienen que la técnica de reconstrucción inmediata es la más adecuada para las mujeres que no presenten complicaciones.

Una mujer espera a que se seque su escayola de yeso con el relieve de sus pechos. Efesalud.com
Obra de la artista holandesa Loes ten Anscher diversos moldes con los pechos de mujeres de entre 20 y 26 años para decorar uno de los muros del Museo Flehite de Amersfoort y sensibilizar a la población sobre el cáncer de mama. EFE/Ilvy Njiokiktjien

La doctora Marta García Redondo, secretaria general de esta Sociedad explica que  “al efectuarse la mastectomía y la reconstrucción en el transcurso de una misma intervención, ésta resulta menos agresiva desde el punto de vista quirúrgico, a lo que se añaden unos beneficios psicológicos y de autoestima evidentes, ya que las pacientes no se ven en ningún momento sin la mama o mamas extirpadas, lo que contribuye a su recuperación y posterior seguimiento”.

No obstante, son varias las opciones disponibles para las mujeres sometidas a una mastectomía:  la no reconstrucción, la reconstrucción diferida y la reconstrucción inmediata; desde las entidades señalan que optar por no reconstruir es habitualmente una decisión de la paciente o una determinación médica si se trata de tumores avanzados o el tratamiento implica algún coadyuvante, como la quimioterapia o la radioterapia.

La reconstrucción mamaria se puede posponer por decisión de la paciente que no quiere más operaciones que la necesaria para el tratamiento de la enfermedad, la necesidad de emplear técnicas complejas de reconstrucción que recomienden retrasarla o la existencia de complicaciones médicas como la obesidad o hipertensión graves.

Existen tres grandes grupos de técnicas de reconstrucción mamaria:

  • Con implantes: Resulta apropiada para mujeres muy delgadas y con poco tejido para reconstruir la nueva mama, las que optan por una operación sencilla y con rápida recuperación postoperatoria, y las que no quieren incrementar el número de cicatrices en su cuerpo.
  • Con tejido autólogo: Esta técnica emplea tejido de la paciente,  es la más extendida recientemente porque sus resultados son muy similares a los de una mama natural. Los tejidos usados proceden, sobre todo, del abdomen, la espalda, los muslos o los glúteos. Ésta no puede ofrecerse siempre a mujeres fumadoras, que padezcan diabetes, enfermedades del tejido conectivo o enfermedades cardiovasculares.
  • Mixtas: una combinación de ambas.

El valor de conocer las posibilidades

Desde la SECPRE asocian el bajo porcentaje de mujeres que se reconstruyen la mama tras una mastectomía en España a que:

  • A pesar de que esta técnica se incluye en los protocolos de actuación de los hospitales para el tratamiento del cáncer de mama, sólo el 60% de las pacientes son informadas sobre esta opción.
  • Las listas de espera desaniman a las pacientes a optar por esta técnica.

La SECPRE trabaja para que se cree una vía clínica de cáncer de mama que unifique los protocolos de actuación en todas las comunidades autónomas. Asimismo, persigue que se dé información veraz acerca de las posibilidades de reconstrucción a todas las pacientes y que se garantice que esta intervención es realizada por un cirujano plástico.

Patrizia Bressanello, psicóloga del servicio Infocáncer de la aecc, afirma: “En cualquier caso, lo más importante es que la mujer diagnosticada de cáncer de mama disponga de información rigurosa sobre los tratamientos más adecuados a su caso, incluidas las opciones para una reconstrucción mamaria, con el fin de que pueda participar activamente en el proceso de tratamiento”.

(No Ratings Yet)
Cargando…