Inicio / Sanidad / Clonación de células madre, avance con cautela

Clonación de células madre, avance con cautela

Este paso cierra una asignatura pendiente de ciencia pero su aplicación como medida terapéutica está muy lejos de hacerse realidad. Las células embrionarias creadas a partir de cualquier célula siguen siendo mejor opción que las clonadas, aunque, por el momento, ninguna de las dos pueden ser injertadas en el hombre, según Damián García Olmo, director de la Unidad de Terapia Celular del Hospital de la Paz.

Clonación de células madre, avance con cautela
EPA/PA/Maurice McDonald

La noticia de la reprogramación de células de piel humana para que actúen como células madre mediante la clonación llevada a cabo por científicos de Oregón ha sido acogida con cautela por la comunidad científica.

“Creo que la noticia ha provocado tanto revuelo porque era una asignatura pendiente que tenía la ciencia pero realmente no hemos avanzado nada”, afirma Damián García Olmo, director de la Unidad de Terapia Celular del Hospital de la Paz.

Desde la oveja Dolly ha habido intentos de clonar al ser humano con la idea de clonación terapéutica, especialmente, para la obtención de células que fueran capaces de curar al ser humano. Es el concepto de clonación terapéutica que se defendió en 2001, 2002, y del que hubo grandes intentos.

“El problema es que en 2004, el coreano Hwang anunció que el ser humano había sido clonado y resultó ser el mayor fraude de la historia de la ciencia. Ocurrió en ciencia lo peor que puede ocurrir que es mentir”, asegura García Olmo.

El nivel de aquellos científicos fraudulentos era muy alto, teóricamente tendrían que haberlo conseguido pero tras ese suceso algunos decidieron abandonar la clonación y otros siguieron por esa misma vía.

“Ahora se ha conseguido el objetivo científico que se planteó en los 90: obtener células madre embrionarias mediante transferencia nuclear, vulgarmente llamado clonación, que consiste en transferir el núcleo a un óvulo”, aclara el cirujano.

IPS

En el año 2006, el japonés Yamanaka, dio un enorme salto en este campo al descubrir las células pluripotenciales inducidas (IPS), hallazgo que le ha valido el Premio Nobel.

“Este avance supone el hecho de poder fabricar una célula embrionaria a partir de cualquier célula, no era necesaria la transferencia nuclear y era mucho más sencillo, sin problemas de tener que hacerlo a través de óvulos de mujeres. Todo era tan rompedor que ha merecido un Nobel y el mundo de decantó por esa vía”, afirma García Olmo.

No obstante, otros científicos siguieron intentando la transferencia nuclear en el ser humano y es lo que han conseguido en la Universidad de Oregón, mejorar la eficacia de las técnicas, conseguir que la transferencia nuclear en el ser humano sea viable.

“Realmente, la terapia celular para obtener células pluripotenciales embrionarias es mucho más sencillo mediante por el camino de Yamanaka, a través de las células pluripotenciales inducidas (IPS). Hoy en día la gran mayoría de los grupos que hacen medicina traslacional, es decir, los que intentan que los avances científicos lleguen al ser humano, utilizan células IPS, sería una vuelta atrás volver a la clonación para obtener células” asegura el doctor.

Problemas: rechazo y cáncer

Cuando se comenzó con la terapia celular, las células que se veían más útiles eran las embrionarias porque a partir de ellas se puede “construir” todo.

“Esa células tenían dos problemas grandes: uno el tema de la incompatibilidad, el rechazo y la segunda es que forman tumores, cánceres” afirma García Olmo.

Se intentó obtener células que no fueran rechazadas y para ello se inició el camino de la clonación, este camino fracasó pero fue Yamanaka, el científico japonés, a quien se le ocurrió una idea rompedora: no clonar y convertir en células embrionarias cualquier tipo de célula desarrolladas e increíblemente aquello funcionó. La idea que le valió el Nobel.

“El camino de la clonación quedó como una vía muerta pero había gente dolida con lo que había pasado y ahora qué pasa con ambas líneas, que seguimos parados en el segundo problema, producen cáncer, con lo cuál no pueden ser utilizadas en clínicas de momento, incluidas las de Yamanaka. Estamos parados en cómo hacer que estas células se injerten en seres humanos sin que provoquen cáncer” aclara el doctor.

La realidad clínica actual es que sólo es posible utilizar células procedentes de individuos desarrollados. “Tenemos en La Paz, en estos momentos, trece ensayos clínicos utilizando células para curar pero células procedentes o de la grasa o de la médula ósea” afirma García Olmo.

Las células madre están siendo útiles en cicatrización, cura de heridas, lesiones corneales, cartilaginosas, mejorando la cicatrización de los huesos, hay más de 2000 ensayos clínicos en el mundo. “Las células madre del cordón umbilical pueden ser muy importantes si el niño tiene leucemia, están salvando muchas vidas” asegura el doctor.

(No Ratings Yet)
Loading...
Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies