Inicio / Psicología y bienestar / ¿Cómo es el calzoncillo ideal y cuántos tipos tiene?

¿Cómo es el calzoncillo ideal y cuántos tipos tiene?

La oferta de calzoncillos en las tiendas es ilimitada y hay infinidad de modelos, pero siempre quedan dudas. ¿Sabemos realmente cuál es su función?, ¿Influye el tipo de calzoncillo en la fertilidad del hombre?, ¿Es importante el tejido? Cuatro expertos nos revelan sus misterios.

¿Cómo es el calzoncillo ideal y cuántos tipos tiene?
Semana de la moda de Ciudad del Cabo/EFE/Nic Bothma

Si hace unas semanas, EFEsalud ofreció un reportaje sobre las claves y secretos de un sujetador saludable, ahora replicamos esta información pero en el caso de los hombres y su prenda más íntima, los calzoncillos.

Colores, formas y toda clase de diseños. Durante los últimos 50 años, los calzoncillos han sido motivo de una revolución en el mundo de la moda, el deporte, el culto al cuerpo y, por supuesto, en la preocupación por nuestra salud. Todo esto le ha llevado a la ropa interior masculina a ocupar un puesto clave en la vida de todo hombre.

EFEsalud ha hablado de este tema con el doctor Fernando Gómez-Sancha, jefe del Servicio de Urología en la Clínica CEMTRO de Madrid; el doctor José Antonio Gallego, jefe del Servicio de Urología del Hospital Quirón Vizcaya; la doctora Carmen Anarte, responsable del laboratorio de Andrología de Quirón Bilbao; y Pilar de Gonzalodirectora de marketing y publicidad de Dim Branded Apparel Intimates España (DBA).

 ¿Cuál es su función?

La función principal que debe desempeñar un calzoncillo es la de proteger la zona íntima del hombre. “Es una prenda muy antigua que sujeta y protegelos testículos“, explica el doctor Gómez-Sancha.

A lo largo de la historia, las funciones de los calzoncillos han ido cambiando. De hecho, en la antigüedad, los tejidos eran muy ásperos y causaban rozaduras. Si nos remontamos a la Edad Media, se trataba de una prenda que los caballeros utilizaban para resguardarse del frío en las campañas, además de protegerse con ella de las pesadas e incómodas armaduras.

“Tener mayor comodidad y no molestar a la zona genital es una de las funciones esenciales de esta prenda”, señala José Antonio Gallego.

Claves y secretos de un calzoncillo saludable
Exposición sobre la historia del calzoncillo desde el siglo XVIII en Madrid/EFE/Bernardo Rodríguez

Calzoncillo perfecto

Es importante saber que la temperatura a la que se encuentran los testículos es inferior a la del cuerpo humano y esa es la razón por la que estos se encuentran aislados del abdomen y, concretamente, en las bolsas escrotales. Es cierto que, en ocasiones, esta prenda puede influir en la fertilidad del hombre, ya que, al ponerse un calzoncillo ajustado, aumenta la temperatura de esta zona y eso no es algo saludable para el aparato reproductor masculino.

Para la correcta producción de espermatozoides es necesario que la temperatura de los testículos sea la adecuada, ya que, si esta es mayor, puede disminuir la calidad seminal. “Los slip son los más ajustados y, con ellos, se puede tener un aumento de la temperatura, algo que hace que no se produzca un desarrollo adecuado de la espermatogénesis”, declara la doctora Anarte.

Puede ser un condicionante para que la calidad del semen sea más baja, pero no significa que todo aquel que utilice calzoncillos ajustados sea estéril.

“Lo que se recomienda es que sean holgados, ya que, si son demasiado apretados, puede haber un riesgo en la aparición de infecciones y en la posibilidad de alteración del esperma. Lo mejor es utilizar una prenda que permita la circulación del aire y que pueda absorber la humedad que se genere”, aclara el doctor Gallego.

En general, esta prenda puede ser de varios tipos:

  1. Slip: este es el más ajustado. El experto de Quirón dice: “El slip hace presión y que la zona testicular sude, por lo que es el menos adecuado”.
  2. Bóxer: es como un pantalón corto, como el que utilizan los boxeadores, de ahí su nombre. Son más holgados que el slip.
  3. Bóxer-slip: una combinación de los dos anteriores. Son como el calzoncillo bóxer, aunque más apretado.
  4. Long John: son los más largos, ya que van desde la cintura hasta los tobillos. Son, además, ajustados a las piernas y similares a las antiguas calzas.
Claves y secretos de un calzoncillo saludable
EFE/Javier Lizón

Es cierto que el calzoncillo ideal dependerá del uso que se le quiera dar, además de la fisonomía de cada persona. En cualquier caso, lo fundamental es llevar la talla correcta para asegurar la mayor comodidad posible.

El tejido es esencial

“La revolución industrial fue la que causó el boom, ya que el tratamiento del algodón desplazó al de la lana y aparecen los calzoncillos elásticos, que fueron los primeros que no requerían tirantes para sujetarse”, apunta Pilar de Gonzalo.

El tipo de tejido es algo a lo que se le requiere una especial atención, pues la mala calidad a veces puede hacer que aparezcan rozaduras o rojeces. “Lo mejor es utilizar fibras naturales, como el algodón, para conseguir el ajuste perfecto”, añade la experta.

Lo ideal es una ropa interior de algodón, ya que le aporta frescura y suavidad a esta parte del cuerpo. Una ropa que se ajuste mucho y que sea sintética no es recomendable porque no transpira y crea una temperatura innecesaria”, aconseja José Antonio Gallego.

¿Y a la hora de hacer deporte?

Lo importante para hacer ejercicio físico es usar el patrón adecuado de esta prenda. Como afirma la responsable de DBA: “En general, los hombres tienen los cuádriceps más desarrollados, por lo que es recomendable el uso del bóxer para evitar rozaduras”. Además, la sujeción en este aspecto es la clave, ya que, al haber más movimiento cuando se practica deporte, el riesgo de traumatismo testicular es mayor.

Claves y secretos de un calzoncillo saludable
EFE/Toni Albir

“Siempre que uno vaya a hacer movimientos bruscos, el hecho de tener la zona íntima del hombre pegada al cuerpo es más seguro. Para el deporte, es preferible usar un calzoncillo más sujeto. De hecho, existen calzoncillos especiales para hacer deporte, que lo que hacen es juntar un poco más esta zona”, subraya Gómez-Sancha.

En muchas ocasiones se utilizan mucho los tejidos sintéticos. La recomendación es, según el especialista en urología de Quirón, “En cuanto se termine de hacer deporte, es mejor que la ropa interior ajustada se quite cuanto antes”.

¿Y en verano? Muchas veces, los bañadores de hombre vienen con una rejilla incorporada. “El principal problema que hay con esta tela es que puede producir eccemas, irritaciones en la piel y sudor”, destaca el urólogo José Antonio Gallego.

En esta época, al haber una temperatura más alta, si le añadimos más cantidad de tela a la zona genital, puede sufrir en mayor medida esta área.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies