Inicio / Coronavirus / Cirugía plástica y pandemia, ¿cambio en las consultas?

Cirugía plástica y pandemia, ¿cambio en las consultas?

“Una consecuencia inesperada para muchos es el aumento, al menos en los primeros meses tras el confinamiento, de afluencia a las consultas de cirugía plástica en la pandemia”. Así comienza el artículo para EFEsalud de la doctora Carmen Iglesias, jefa de sección de Cirugía Plástica en el Hospital La Paz de Madrid sobre los efectos de esta crisis sanitaria en la medicina estética y reparadora

cirugía estética
La doctora Carmen Iglesias/EFE/Víctor Lerena

La jefa de sección de Cirugía Plástica del Hospital La Paz es especialista en microcirugía reconstructiva.

Cirugía plástica y pandemia, ¿cambio en las consultas?

Por la doctora Carmen Iglesias

“Una consecuencia inesperada para muchos es el aumento, al menos en los primeros meses tras el confinamiento, de afluencia a las consultas de cirugía plástica en la pandemia.

En España, durante el periodo de confinamiento todas las clínicas de cirugía plástica y medicina estética estuvieron cerradas.

Sin embargo eso no fue así en otros países. Muchos centros de Estados Unidos, Australia,  Japón o Corea del Sur se mantuvieron abiertos con unas medidas sanitarias estrictas tanto para las clínicas como para el personal y los usuarios.

El confinamiento y el distanciamiento social fueron las causas que impulsaron a muchos a realizarse procedimientos tanto médicos como quirúrgicos porque la cuarentena y el teletrabajo permitían una recuperación más tranquila. Además el uso generalizado de la mascarilla permite ocultar el postoperatorio inmediato de las cirugías de la cara.

Más cercanos a nuestro entorno, vivimos un momento en el que el cuidado del cuerpo es para muchos una prioridad o, al menos, una parte importante para conseguir el equilibrio que todos buscamos.

Las limitaciones en la movilidad y de muchas actividades de ocio que la actual situación sanitaria nos obliga, permite a muchos destinar el tiempo y el dinero a la realización de estos procedimientos.

En España las principales preocupaciones que nos llevan a consultar con los cirujanos son:

  1. Tratamientos relativos al contorno corporal,  para eliminar grasa acumulada, mejorar la calidad de la piel, eliminar flacidez y estrías o eliminar los excesos cutáneos secundarios a la pérdida o los cambios hormonales ponderan.
  2. La mejoría facial, para embellecer el contorno de labios o para tratar las secuelas del envejecimiento mediante botox, rellenos, técnicas de láser o radiofrecuencia, o bien la cirugía plástica.
  3. Corrección de las deformidades de orejas o nariz.
  4. Mejoría estética en torno a la mama, tanto en mujeres como varones.

Pero, sin duda, una de las consecuencias más evidentes del periodo de confinamiento, han sido el desarrollo de las nuevas tecnologías para visitar al médico.

cirugia estetica masculina
Operación estética de párpados, blefaroplastia, a un hombre. EFE/Juan Carlos Quintero

Durante estos meses, hemos incorporado esas herramientas telemáticas para estar con familiares y amigos; también para tener una consulta cercana con el médico.

Atrás han quedado consultas repetidas e innecesarias que hacían difícil la conciliación con el trabajo y la vida familiar, sin con ello perder ese contacto directo y cercano entre médico y paciente tan importante.

Hasta ahora, la telemedicina era un recurso poco aprovechado. Lo que antaño muchos cirujanos dejábamos sólo para el cuidado postoperatorio de los pacientes, ahora es una forma de tener el primer contacto. No debe plantearse como una herramienta única de comunicación, sino complementaria al tradicional trato personal. No debemos olvidar que se trata de una consulta médica en la que manejamos información clínica y que, por tanto, debe mantenerse en un entorno seguro de protección de datos. Las nuevas plataformas nos lo permiten.

La última de las novedades son las redes sociales. En estos meses, todos hemos aprendido a manejar redes sociales y estas también han acercado la medicina a los pacientes. Si bien la cirugía y la medicina las utilizaron como una herramienta para hacer publicidad, ahora son también una manera de acercarnos, de dar y recibir información.  Se puede transmitir información, hacer reuniones con pacientes o mantener mensajes directos entre los profesionales sanitarios y los usuarios.

Los nuevos métodos de comunicación llegaron y se quedarán con nosotros.

La última de las recomendaciones que debemos reseñar es el cuidado que se debe mantener en las consultas y  los hospitales. La higiene de manos, el uso de la mascarilla, el uso de pruebas PCR antes de cualquier tipo de cirugía…., son medidas de obligado cumplimiento si queremos mantenernos en un entorno seguro para el paciente, los profesionales sanitarios y nuestros allegados. El COVID-19 sigue estando en nuestro entorno”.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…